domingo, 27 de marzo de 2011

UN SONETO



Como todavía ando un tanto descentrada, más que nada por las idas y venidas del hogar de mi nieta al mío, lo que sin duda repercute en el blog, hoy sólo os dejo un pequeño y precioso soneto, si es que un soneto puede ser alguna vez pequeño.
Dedicado especialmente a una persona que desde siempre ha admirado y querido al autor del mismo y que es el NUMBER ONE de los comentaristas de este blog.
Seguro que os gusta:

Ahora que estamos solos, Cristo,
te diré la verdad: Señor, no creo
¿Cómo puedo creerme lo que veo
si la fe es creer lo que no he visto?

Si oigo tu voz en mi ¿Cómo resisto?
¿Cómo puedo buscar, si te poseo,
si te mastico, si te saboreo?
Esta es mi fe: comulgo, luego existo.

No tendré que saltar sobre el vacío
para llegar al borde de tus manos
o poner en tu pecho mi cabeza.

Más dentro estás de mí que lo más mío.
Conozco más tu voz que a mis hermanos.
Que es más cierta tu fe que la certeza.
José Luís Martín Descalzo

¿Te ha gustado Arcendo?

7 comentarios:

ARCENDO dijo...

¿Como no me van a gustar tus gestos de cariño? Inmerecido para mí, pero muy agradecido por todo. BESIÑOS EMOCIONADOS.
off top. Ya sabes que Martín Descalzo es de mis favoritos, por eso, además, lo agradezco el cuatriple.
Yo, también... después de la mani y con medio catarro (¿me lo habrás pegado?) ando algo descolocado. Posiblemente hasta mañana no postee nada.
Mas besiños.

Maria del Rayo dijo...

Esta muy bonito el soneto Mili.
Que el Señor sea nuestra fuerza.
Sld2

Ramón en http://nocheoscuradelalma.wordpress.com/ dijo...

Y a mi me ha gustado. Que Dios les otorgue una bella semana, yo me reincorporo al trabajo, que sea lo que Dios quiera y me proteja, que no me vayan a despedir por haberme puesto malo. Rezad por mi.

La Gata Coqueta dijo...


Comienza la semana

y el canto de la brisa
de las encinas invitan

a visitar
las dolientes hojas

que yacen enmohecidas
por la tornasolada melancolía
que el invierno les ha dejado

para que se pose sobre ellas
una emoliente caricia engalanada
por el arco iris de la primavera...

Un beso y mil rosas trepadoras
te dejo, para que te guíen la alegría
los siete días de la semana

es el deseo de esta
que te visita con la primera
aurora de la madrugada...

María del Carmen

Gran Visigoda dijo...

Precioso el soneto..."Más dentro estás de mí que lo más mío"... que bien se siente una sintiendo así de cerca a Jesús.
Un abrazo.

LAH dijo...

Precioso el soneto, me alegro que estes tanto disfrutando de tu nieta, un abrazo

Sebastián Escobar dijo...

oo un gran poema es muy bonito tu apego a cristo espero sigas asi

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...