martes, 9 de abril de 2013

DE LO DIVINO Y LO HUMANO

 

 
 
DE LO DIVINO
 
Hoy tuve un día espléndido y falta que me hacía porque andaba yo algo alicaída. ¿Que os lo cuente? Vale, pero sólo para los amigos.
 
Por la mañana Retiro Espiritual, en un oratorio pequeño, recogido, pero donde no falta nada:
Un Sagrario cuidado  con todo el amor del mundo, como se merece el Rey de Reyes que mora en él. 
En alto una Virgen Madre, escultura que habla, con el niño en brazos que parece ofrecerlo de nuevo a todos. 
A la derecha del Altar un relicario que guarda la reliquia de un  gran santo muy querido y muy rezado.
A la izquierda, una puertecita que da paso al confesionario, donde se limpia el alma con toda intimidad.
Al fondo del oratorio y a la izquierda de la puerta de entrada, una cruz de madera negra montada sobre mármol que tiene concedidas algunas indulgencias cuando se besa y se dice alguna jaculatoria.
 
Hago un inciso para contar una anécdota de San Josemaría:
 
 Cuando alguien le preguntó: ¿Por qué esas cruces no tenían al Crucificado? ¿Qué pensáis que respondió? Dijo que era para que cada uno con su vida se colocara  en ellas.
 
¿Nada más que contar? Sí, el contenido de una de las dos meditaciones a cargo del sacerdote que al final celebraría la Santa Misa, fue sobre el Papa y lo mucho que debíamos rezar por él.
Que nadie se conforme con lo mucho que rezó antes y durante el Cónclave. Ahora rezar más, ahora tiene que tomar decisiones importantes en el gobierno de la Iglesia y necesita nuestra oración tanto o más que antes de su elección.
 
Recordó las tres veces que Jesús resucitado delante del resto de  los Apóstoles que conocían sus negaciones, preguntó a Pedro:
¿Me amas más que  estos? y cómo, hasta que no brotó de él aquella   respuesta: "Señor, Tú lo sabes todo, Tú sabes que te amo,. Hasta que no mostró su humildad en aquella  tercera respuesta,  con la que Pedro reconocía que el Maestro estaba enterado  también  de sus negaciones, Jesucristo no le entregó las llaves del Reino.
 
Estoy convencida que la súplica general en la Santa Misa, fue por el nuevo Pedro, por su santidad, el Papa Francisco.
 
 
DE LO HUMANO
 
El colofón de este día precioso, 9 de abril de 2013, fue la tarde con  mi nieta Paula.
 
Por cierto, hace mucho tiempo que no hablo de ella, está maravillosa,  cumplió los dos años y charla sin parar.
Cuando algo no la gusta dice: ¡Fatal, abuela, fatal!
 

 
 
Ya es tan mayor que no me llama Abala, sino Abuela.
 
 
 
¡Que pena!

6 comentarios:

martha bernal dijo...

Que bonito describiste tu retiro, se siente paz, y verte gozar a tu nieta es lo máximo, mi primer nieta cuando me veía llegar tosía, que VERGUENZA, pero así me identificaba por mi vicio del cigarro. Un beso.

Militos dijo...

Gracias Martha.
Que graciosa tu nieta, mira que son listas las niñas de ahora,jajaja.
Un beso muy grande, amiga querida

Rosa dijo...

Muy bonito lo que describes y muy necesario lo que dices. ¡Qué rica tu nieta!, todavía puedes disfrutar mucho con ella, esa edad es preciosa, preciosa. Lo de fatal es muy simpático.

Me alegro mucho de que estés mejor, los niños son una bendición.

Un beso muy fuerte, querida Militos.

jose luis Samper dijo...

Tu celo me consume , amo el decoro de tu casa. Como cargamos las pilas en esos momentos de oratorio,como al besar la cruz al entrar o salir , dejamos nuestra corazon en la cruz " corazon, corazon en la cruz,corazon en la cruz".

Un saludo entrañable

Boss dijo...

Hace poco un sacerdote a la misma pregunta de por qué a la cruz se le debe veneración (como sacramental que es) me dijo que casi casi casi ... adoración, porque la cruz y Jesús es uno solo, Jesús se hizo cruz para abrazar a todo el mundo. Era una respuesta dentro de la mística, por supuesto, no es ni dogma, ni doctrina de la Iglesia, era una opinión suya muy particular.

Mi querido D. Caremelo, a ver si me lo traigo mañana a casa a comer y a que me bendiga la casa, que vamos por ahí bendiciendo la de los demás y me dejo la mía atrás.

Un saludo Mili, preciso lo que cuentas, grande San Josemaría, hoy vengo del retiro mensual de la Obra, y grande y preciosa tu sobrina.

Un abrazo!

PEPE LASALA dijo...

Hola Militos, ya estoy de vuelta tras la Semana Santa y vengo a saludarte. de lo divino, me quedo con todo, pero especialmente con la primera respuesta. De lo humano... tu nieta es una preciosidad, no hay cosa más bonita como una familia unida. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...