martes, 30 de octubre de 2007

TENGO UNA DUDA


Hoy me ha ocurrido algo curioso. No quiero frivolizar sobre ello pero como me produjo cierta inquietud, voy a contarlo por si alguna persona puede sacarme de esta duda.

Leía la Carta a los Romanos de San Pablo y en el capítulo 1,24,32 creí entender que estaba definiendo a los miembros de un partido actual, cuyo nombre ahora mismo tengo en la punta de la lengua pero no me viene a la cabeza. Claro que no debe referirse a toda la base sino a quien o quienes ahora lo dirigen ( a la vista o en la sombra). Pero mejor escuchar a S. Pablo y luego que algún alma caritativa despeje, por favor, esta duda mía.


"Por esto los entregó Dios a los deseos de su corazón, a la impureza con que deshonran sus propios cuerpos, pues trocaron la verdad de Dios por la mentira y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Criador, que es bendito por los siglos, amén. Por lo cual les entregó Dios a las pasiones vergonzosas, pues las mujeres mudaron el uso natural en uso contra naturaleza; e igualmente los varones, dejando el uso natural de la mujer, se abrazaron en la concupiscencia de unos por otros, los varones de los varones, cometiendo torpezas y recibiendo en sí mismos el pago a su extravío. Y como no procuraron conocer a Dios, Dios los entregó a su réprobo sentir, que los lleva a cometer torpezas y a llenarse de toda injusticia, malicia, avaricia, maldad; llenos de envidia, dados al homicidio, a contiendas, a engaños, a malignidad; chismosos o calumniadores; abominadores de Dios, ultrajadores, orgullosos, fanfarrones, inventores de maldades, rebeldes a los padres, insensatos, desleales, desamorados, despiadados; los cuales conociendo la sentencia de Dios, que quienes tales cosas hacen son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que aplauden a quienes las hacen".


¿Demasiado fuerte?. Casi estoy arrepentida de lo que he copiado. Hoy no se puede hablar con esa claridad. Si alguién se ofende, pido perdón de antemano. No estoy juzgando a nadie sólo repito estas duras generalidades de San Pablo.

4 comentarios:

Asperilla dijo...

Unas líneas de Vd. a un escrito mío me ha impulsado a picar en su nombre.
No sólo me ha chocado que sea Vd. casi tan mayor como Matusalem, sino el hecho de que una economista lea a San Pablo.
He dado un vistazo sobre la epístola y me parece que no se refiere a los políticos que tiene Vd. en la punta de la lengua, aunque a mí también me han venido a la mente algunos, pero no recuerdo su filiación.
Por cierto, tengo una hija economista, profesora de universidad y católica practicante, así que no sé por qué digo que me extraña lo de Vd.
Otra cosa, en un escrito de Vd. veo que de joven tenía compañeros canarios en San Bernardo. Sería casualidad que alguno de clase con mi hija.
Un cordial saludo.

Hispanicus dijo...

Todo lo que escribió San Pablo, bien escrito está y no seré yo quien le lleve la contraria, ni puedo ni quiero, de San Pablo solo puedo aprender y seguir sus pasos lo mejor que pueda y en esta carta como en todas las demas no dice más que la pura VERDAD, aunque sea politicamente incorrecta a mi me da igual pues Dios es lo primero y no me averguenzo de seguirle, aunque se rian, me insulten o menosprecien por pensar como San Pablo.

Me ha encantado el texto que has seleccionado, hoy mas que nunca perfectamente aplicable no solo a los politicos, si no a todo el mundo pues parece que tenemos mucha tecnologia pero seguimos estancados en lo que se refiere a Dios, lo tenemos bastante olvidado, algunos más que otros, y esa es la causa de nuestros males.

Un saludo

Militos dijo...

Qué razón tienes Hispánicus!.La epístola de S. Pablo es un fiel retrato de estos tiempos, no sólo de los políticos. Aunque también existen muchas personas que intentan luchar contra esos desmanes,lo que ocurre es que hacemos poco ruído.
Reconforta encontrarte siempre tan firme en tus principios.
Saludos

Militos dijo...

Asperilla: Me alegra que reconozca la compatibilidad de la Economía con la religión Católica. Y la felicito por tener ese ejemplo en su propia familia.
Es cierto que hubo bastantes canarios estudiando Económicas en la Universidad Central, antes de ser transladada a Somosoguas, pasando primero, eventualmente, por la Ciudad Universitaria de Madrid. Varios de ellos fueron alumnos de mi padre.
La vida está llena de casualidades, desde Matusalen hasta nuestros días.
Me alegra mucho haberla conocido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...