domingo, 14 de septiembre de 2008

DÍA DE LA SANTA CRUZ


Desde Alicante en este día en que la Iglesia celebra, celebramos, el día de la Santa Cruz, quiero publicar estas palabras que acabo de leer para que las meditems juntos, antes de irme a la playa. ¡Vaya "morro" el mío!.

El mal es como un billete falso que va pasando de mano en mano, hasta que al final alguien decide quedarse con él. Esa es la única posibilidad de que ese falso billete deje de causar problemas: que alguien asuma la pérdida. En el avance del mal en el mundo, con todas las desgracias que deja a su paso y el dolor y el sufrimiento que ocasiona, nosotros también tenemos la tendencia a desentendernos de aquello que nos perjudica o hace daño. Jesucristo, sin embargo, nos presenta otro camino. Elige el sufrimiento, el más ignominioso, para vencer el mal en su propio terreno. En la Cruz derrota a la muerte pagando por nuestros pecados. Pero no sólo satisface, sino que pone un freno al mal.
Hemos sido redimidos, pero también capacitados para aprovechar todas las ocsiones de dolor y contrariedad para asociarnos a la Pasión de Cristo. En nuestro tiempo ha recordado esta doctrina con su propia vida San Pio de Pietrelcina. Dice:
"Casi todos vienen a mí para que les alivie de la Cruz; son muy pocos los que se acercan para que les enseñe a llevarla".
Este santo vivió abrazado a la Cruz de Jesús, quien permitió que llevara los estigmas de su Pasión pero también que compartiera con El la incomprensión y calumnias de muchos.
Aunque parezca paradógico, sólo logramos mantenernos serenos en las dificultades si permanecemos abrazados a la Cruz. Ésta aparece íntimamente unida a la Eucaristía. Como señalaba el mismo padre Pio a una feligresa suya:
"Hija mía durante la Misa no estoy de pie; estoy suspendido con Jesús en la Cruz".
Por la Cruz somos salvados, y en ella aprendemos a vivir la salvación en nuestra vida diaria.
David Amado Fernández

4 comentarios:

ANAROSKI dijo...

Querida Militos:

El otro día hablaba con mi amiga Elena Baeza, amiga en común con Luisa, de la cruz y de su importancia, la cruz la debemos llevar siempre, es lo que nos hace ser cristianos, ¿te imaginas la vida sin cruz? La cruz, es como y perdona esa macetita que le dan a los niños de las guardes, para que las lleven a casa quince días, y la cuiden, la rieguen la pongan al sol, que cuando la devuelves la echas de menos, por eso, la cruz nos modela, nos ayuda a ser mejores personas, porque de todo lo malo, agarrandonos a la cruz salimos reconfortados.

Un beso muy grande guapa.

ARCENDO dijo...

Ante esta meditación que hoy nos propones, se me vienen a la memoria las palabras del padre:
"Encontrar la Cruz es encontrar a Cristo. Jesús, que tu Sangre de Dios penetre en mis venas, para hacerme vivir, en cada instante, la generosidad de la Cruz."
Off topic. sigo liado, por eso no te contesto, hoy toca la preparación del inicio del cole de mañana y anda la casa un poco revolucionada.Pero que sepas que no te olvido. Besiños.

Militos dijo...

Anaroski y Arcendo: gracias por vuestra estupenda ampliación del post,muy acertados.
Seguro que sabéis que en todos los centros del O.D., en el oratorio hay una cruz de madera, donde se ganan indulgencias al besarla. Cuando alguien le preguntó al padre que porqué se ponía sin Cristo crucificado, él dijo que porque esperaba que el crucificado lo pusiera cada hijo suyo con su propia vida.
Besos a los dos.

Arcendo: no te preocupes por la falta de tiempo con ese video tengo para unos días, pero sólo para unos. ¿Vale?. Besiños

ARCENDO dijo...

Gracias por tu comprensión, Besiños.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...