sábado, 9 de julio de 2011

DESDE EL SAUCE


ENTRADA BUCÓLICa




He decidido luchar contra los elementos, virtuales y reales, es decir, contra la lentitud de internet y contra las moscas. Este año hay una auténtica plaga en mi campo, ignoro si en otros ocurre lo mismo, pero no existe insecticida alguno que acabe con ellas, ni eléctrico ni de frus, frus.... Estoy a punto de buscar aquellas tiras pegamoscas de la posguerra, repugnantes sí, pero eficaces al cien por cien.
Mi afan de lucha bloguera se debe al gozo que me invade y que deseo compartir con vosotros porque espero que os produzca una minúscula partecica de la alegría que me ha llegado hoy y que no quiero demorar más en contarla.
Entre la frondosidad del sauce, donde apoyo mis lamentaciones y también mi oración, he descubierto muy de mañana un nuevo hogar familiar; hacía unos días que obsevaba cómo una paloma, no de las abundantes, sino torcaz, buceaba entre las ramas, algo que me parecía lógico, pues con gusto yo misma buscaría ese cobijo, cuando no me encuentro en el líquido elemento, para resguardo del sol de justicia que nos calienta este verano. Sin embargo, la intención de la paloma era muy distinta y lo explico: cuando desperté esta mañana me pareció escuchar un piar muy diferente a los que abren mis ojos cada alborada. Con sigilo y delicadeza enredé entre las lágrimas del árbol y sé que puede parecer exagerado, sobre todo después de las infinitas emociones que ya he vivido a lo largo de mi vida, pero la realidad es que mi corazón latía como de amor cuando descubrí lo que acabo de inmortalizar con la cámara:





¡¡LO ENCONTRÉ!!


Nido firme, elaborado, hogar seguro para estas dos cabecitas de pichones que curiosos asoman explorando el mundo que les rodea. Paloma torcaz, te felicito de todo corazón, por el amor con que los engendraste, el amor con que los diste a luz y el amor con que los cuidas.

Cualquier nacimiento en el Universo, sea en reino animal, entre las plantas o las estrellas, es un canto de alabanza al Creador y cuando es un niño el que nace a la vida, venga de quien venga, sea de la raza o el color que sea es, como decía Tagore, noticia de Dios, de que aún confía en el hombre.
Quiera Él que nunca tenga que arrepentirse de este don maravilloso que concedió al hombre y a la mujer.

12 comentarios:

Terly dijo...

Una manifestación más del "SÍ A LA VIDA" que la naturaleza regala. Imagino tu sensación al ver esas dos cabecitas pipionas reclamando al sus padres el desayuno.
Hubo una época que me dio por criar canarios y no te puedes imaginar la belleza del proceso, desde que se aparean, pasando por los procesos de construcción del nido, puesta de huevos, nacimiento de los polluelos, alimentación y cuidados (limpieza del nido) etc. etc. Es engorroso, trabajosa y delicada esta afición, pero lo recomiendo a los padres con niños porque es una tremenda enseñada, yo la practiqué con mi niñas.
Un beso.

LAH dijo...

Me gustan mucho los sauces, que bonito lo que cuentas, desde la casa de campo que tenemos en la sierra me gusta observar los animales, un lince se paseaba a sus anchas por las veredas un verano, precioso animal, y una mañana me topé con un jabato ya crecidito...y al amanecer veia siempre a un par de conejos entre el pasto...sigue disfrutando Militos, y espero que esas moscas se vayan con algun producto! un abrazo.

Maria del Rayo dijo...

Sí a la vida.
Muy hermosa tu reflexión.
¡Dios que nos ama tanto!
Cuándo podremos corresponderle a su amor.
Gracias Mili.

Militos dijo...

ACLARACIÓN:
Para que comprobéis que no me quejo de vicio, entre párrafo y párrafo y no digamos a la espera de la subida de las fotos, he tenido tiempo de hacer mis labores domésticas:
1_ Limpiar el polvo
2_Poner en marcha una lavadora.
3_ Escuchar al marido, de momento estamos los dos solos..
4_ Tender la ropa.
5_ Preparar la comida
Y alguna cosa más que no recuerdo.
Hasta después de almorzar no pude dar el post por terminado y publicado.
No sé ni como salió.

Militos dijo...

Terly: me encanta lo que me cuentas, nosotros siempre tuvimos canarios, pero sin dedicarnos a la cría, hasta hace tres o cuatro años que un gato vagabundo se comió el último que tuvimos que cantaba como los ángeles.
Un beso, terly

Militos dijo...

Lah: por aquí también ha asomado alguna vez algun jabalí porque esta zona era un coto de caza, pero son bastante más feos que los linces, me parecen preciosos.
Espero que tu niño aproveche bien el tiempo y comprenda lo que supone para vosotros pasar elverano sin la sierra.
ya sé que los padres lo hacemos gustosos por ellos, pero...

Un beso muy grande

Militos dijo...

Querida María ¿Corresponder? sólo Jesús pudo hacerlo por nosotros. Pero seremos fieles a sus designios.
Muchos besitos, niña guapa

Angelo dijo...

Hay una cosa que llevo comprobando hace tiempo en tu blog y que me atrae cada vez más y es tu forma de escribir. Noto una cercanía mayor, un abrir el corazón de forma amistosa y de par en par. Noto unos sentimientos que me causan ternura y la entrada de hoy ilustra mis palabras. Por ello te doy las gracias. Un fuerte abrazo

MOMENTOS dijo...

Preciosa entrada y su manera de describirla. Saludos.

martha bernal dijo...

Que ternura lo que platicas. Como nos da ejemplos Dios para enseñarnos lo que es la vida y la responsabilidad que el mundo a olvidado. Olvidate de las moscas y goza todo ese ambiente. Abrazos Martha.

ARCENDO dijo...

Ultimamente siempre llego tarde. Pero que sepas que no te olvido, que rezo por tí y por los tuyos A DIARIO y que cuando no estás en mi blog, te echo MUCHO de menos.
BESIÑOS y gracias por tu comprensión.

Miriam dijo...

Es precioso descubrir la alabanza a Dios en la naturaleza, en los animales, en las personas
Y el Amor de Dios en cada nacimiento
gracias¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...