domingo, 17 de julio de 2011

MORIR ASÍ






Hay formas de morir envidiables y lo digo sin ninguna reserva, sobre todo porque sabes a ciencia cierta que nunca  la tuya será semejante a ellas. Lo de la"ciencia cierta" viene al caso por motivos obvios. Me estoy refiriendo a lo sucedido el pasado sábado, 16 de julio  festividad de Nuestra Señora del Carmen, hecho éste que debió de ser determinante para que Monseñor cesare Mazzolari, obispo de Rumbek (Sudán del Sur) abandonara este mundo celebrando la Santa Misa, precisamente en la Consagración. Con el Cuerpo del Señor entre las manos se desvaneció y aunque fue llevado con urgencia al hospital no consiguieron revivirlo.
Esta noticia leída en // religionenlibertad.com/ que seguro ya se conoce, me ha emocionado y conmocionado de manera especial. Sin duda Mons. Mazzorali de 74 años de edad e italiano de nacimiento, es un auténtico privilegiado del Amor de Dios. No voy a pedir que descanse en paz, no puede haber paz mejor y más grande que su forma de dejar este mundo. Lo que voy a hacer es encomendarme a él, además de a San José -años llevo haciéndolo - para que cuide de mi muerte, sea como sea, donde sea y cuando sea. Momento final e inicio de otro mucho mejor, que nos ha de llegar a todos con certeza científica y confianza en la Providencia Divina.
Este sacerdote de Cristo, Misionero Camboniano, no sólo por las circunstancias de su muerte, sino por su entrega absoluta a los designios de Dios, cumpliendo su vocación misionera en Africa, de manera ejemplar, tan ejemplar que se dice de él que era un misionero a "la antigua," es una muestra más de que la Iglesia está viva, como dice Benedicto XVI


Os dejo un fragmento de una entrevista que le realizó Lorenzo Fazzini, cuyo libro ha sido publicado en italia:



Misiones, ONG,
Primero, la naturaleza del misionero: "Nuestro sustrato auténtico es la fe... La gente sabe que cogemos la malaria como ellos, y que sin embargo nos quedamos aquí. Creo que el hecho de permanecer con ellos y de intentar ayudarles, aunque sea de manera limitada, significa algo muy concreto para los africanos: ´¡También vosotros sois importantes!´... A los misioneros no nos gusta hacernos las víctimas. Todo procede de una vocación que no nos hemos dado a nosotros mismos y que ni siquiera se mantiene por nuestra inclinación o nuestra buena voluntad. Es algo que Dios nos ha dado. Y que no vale de una vez para siempre, hay que pedir cada día la perseverancia. No es la rutina la que te impulsa a seguir, sino la gracia del Señor".



Segundo, su diferencia con las ONG: "Gente que hace el bien hay mucha. Algunos incluso nos pasan por las narices lo que hacen cuando llegan con muchos medios. Pero esos ´benefactores´ que vienen aquí no garantizan la continuidad. Vuelven a casa y escriben un gran libro sobre lo que han hecho... pero la gente de aquí no mejora. Lo que buscamos los misioneros no son sólo obras externas, porque no es eso sólo lo que representa la promoción humana ni lo que constituye un auténtico desarrollo. Lo que cambia las cosas es el sacrificio de la persona que viene aquí, se olvida un poco de sí misma y se dedica a los demás... Por eso muchos donantes nos confían sus obras, porque saben que la Iglesia se queda, permanece, lo desafía todo, está con la gente de a pie".



5 comentarios:

ARCENDO dijo...

Precioso post, con este y con tu blog, tú también eres de esa "gente que hace el bien".. al menos, a mí, y mucho.
Off topic: Querida Mili, gracias por la preocupación. No me pasa nada, no posteé ayer, ni actualicé porque no tuve tiempo, solo eso.

Besiños NACIONALES.

La Gata Coqueta dijo...


Es saludable dejarse llevar perdiéndose en el propio "yo" interior, para que el instinto del intelecto se deje conducir donde el corazón disponga... Y así sentirse más gusto con uno mismo y con los que nos rodean.

Un placer leer tus textos que llenan e inspiran los sentimientos...

Te entrego un brazo de estelas de colores donde reposa todo el cariño que en este momento tengo reservado para ti.

María del Carmen

PD/No hay mejor forma de ser llamado al lado del Señor, que ejerciendo la enseñanza dejada.

Angelo dijo...

¡Morir con el Señor! Ya me impresiona con leerlo. Se me pasó el artículo . Gracias a tí por desarrollarlo. Un abrazo

LAH dijo...

Vaya entrada bonita que nos traes!
Cuando pienso en cómo me moriré sólo me viene estar de la mano de mi Señor para irme con Paz, como he visto a algunos que ya se nos fueron, es tan importante eso...gracias Militos un abrazo

Gran Visigoda dijo...

¡Que hermosa manera de morir!
A mi me gustaría morirme con el nombre de Jesús en mis labios...
Gracias por esta precisa entrada.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...