jueves, 2 de febrero de 2012

FELIZ IDEA


Hay noticias que  casi pasan inadvertidas en los telediarios, se diluyen en ese maremagnum de tragedias a las que nos tienen acostumbrados, pero una de ellas quiero resaltarla hoy porque creo merece que la consideremos, precisamente en esta época de crisis y hambre que afecta ya a tantas personas:

En Europa se tira una media de 179 kilos de comida por persona al año

¿No es sorprendente?

Los que hemos vivido en nuestra infancia la posguerra, guardamos aún el recuerdo de cómo nuestros padres nos enseñaron a aprovechar todo lo que llegaba a nuestro plato, comíamos de todo lo que había, sin remilgos, sin aspavientos, aunque de vez en cuando te encontrases entre las legumbres algun inquilino no deseado que las agujereaba, a pesar de las horas que el ama de casa y su ayudante habían pasado en la cocina espurgándolas. Todo lo comías hasta aquel pan de centeno amarillento donde podías dejarte algun dientecito con mucha facilidad. 
Hoy las cosas han cambiado demasiado, hoy cada europeo, España es Europa, tiramos a la basura la comida sin contemplaciones ¡ 179 kilos al año!

Por eso es muy loable que haya algunas mentes privilegiadas que hayan inventado algo tan extraordinario como los Bancos de Alimentos.  Desde mi blog quiero agradecer esta magnífica iniciativa que sin duda está ayudando, desde hace tiempo, en esa labor ingente de paliar el hambre en el Mundo.

BANCO DE ALIMENTOS



En España existen 52 bancos de Alimentos, agrupados en una federación sin ánimo de lucro llamada Fesbal.  El de Madrid es el tercero de España, despues  de Barcelona y Alicante y está funcionando desde 1994,  contribuyendo a su fundación un ingeniero aereonáutico, Espinosa, que desde su jubilación está al frente del mismo. Asegura Espinosa que  en estos tres últimos años ha aumentado terriblemente el número de pobres, pero también el de donantes , algo que es de agradecer, pues en estos años han recibido más de 77 millones de kilos. La mayoría del trabajo lo realizan voluntarios.
Hemos de reconocer que toda crisis es intrísicamente mala, pero en ella surgen a menudo iniciativas y comportamientos en verdad admirables. Reacciones como ésta abre puertas a la esperanza. Decía Einsten:
"En los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento."
Pues yo me siento muy agradecida a la imaginación de los que tuvieron esta feliz idea de contribuir, con la creación de esta empresa solidaria, a paliar lo más cruel de esta crisis, estimulando a su vez a empresas y personas a la donación de alimentos. En la actualidad son cerca de 280 empresas las que colaboran, incluso algunas ya incluyen en su producción partidas extras de productos  destinados a esta finalidad.
Más de un millón de personas come en España, gracias a estos bancos, asegura Espinosa que más del doble que antes de la crisis y no se siente satisfecho porque día a día crecen las necesidades en nuestro país. Todos los alimentos son aptos para el consumo, no están caducados ni en mal estado, la mayoría son excedentes de la industria y de particulares. El reparto de alimentos se hace a través de  Instituciones religiosas  y ONG.

Por  todo ello me ha parecido oportuno publicarlo en el blog, aunque seguro ya teníais conocimiento de su existencia, yo lo he conocido en profundidad por el Suplemento de ABC del pasado 4 de febrero de 2012. 

 Animo a todo el que pueda,  a incorporarse de alguna forma a esta gran labor humanitaria de acuciante necesidad por el momento que estamos viviendo, al menos, debemos tenerlo en consideración para cuando se nos brinde la oportunidad de contribuir, en la medida que esté a nuestro alcance, ya que necesitan   más voluntarios, almacenes, donantes...

EPÍLOGO
Y que Dios inspire muchas iniciativas como ésta, sobre todo en la creación de trabajo. En épocas como la que estamos viviendo, los que cuentan con medios suficientes y sobrantes no es de recibo que tengan miedo o precaución a perderlo y se dediquen a  evadirlo a lugares más seguros que su propio país, su obligación es invertir PARA EL BIEN COMÚN, aún a riesgo de no obtener los beneficios exaustivos que lograron en tiempos de
VACAS GORDAS  

12 comentarios:

silencio en la oracion dijo...

Estimada hermana, gracias por la noticia tiene usted mucha razón, que Dios nos permita también descubrir lo positivo quetiene la vida, Dios sea con usted.

ARCENDO dijo...

A grandes males, grandes IDEAS. Es de agradecer a quienes piensan en ayudar a los demás a pasar este doloroso Rubicón.
Cáritas, como siempre está a la cabeza, de todas esas iniciativas. Mi reconocimiento también para esa ONG católica.
BESIÑÓS SOLIDARIOS.

Militos dijo...

Muchas gracias, Silencio, lo que importa es estar abiertos a toda inspiración buena que siempre viene de Dios.
Un beso

Militos dijo...

Querido Arcendo:
Tienes toda la razón, sabemos que Cáritas está a la cabeza de todos para socorrer las necesidades, no sólo el hambre, sino también la posibilidad de acoger a los que no tienen donde meterse. Estas empresas de bancos de alimentos no socorren directamente a los necesitados, sino que las asociaciones, ONG e Instituciones Religiosas, Cáritas entre ellas, son las que acuden a proveerse de alimentos a los Bancos, para repartir a todo el que lo necesite.

Agradezco mucho, que estés como casi siempre aquí, sabes cuanto necesito tu presencia.

BESIÑOS, hermano y compañero de este mundo de blogs desde mis comienzos.

Gran Visigoda dijo...

Es una gran iniciativa. Aqui en Sevilla el BANCO DE ALIMENTOS hace una gran labor desde hace ya algunos años, ahora estan desbordados.
Un abrazo.

Teresa dijo...

Así es, Militos, la labor del Banco de Alimentos es magnífica. Es bueno que estas noticias salgan a la luz para que la gente tome conciencia...especialmente los más jóvenes que se han acostumbrado a comer "a la carta" y con remilgos. Mis padres vivieron la guerra de niños, pasaron verdadera hambre, así que en mi casa nos inculcaron desde bien pequeños que "se come todo y no se tira nada". No recuerdo haber tirado jamás a la basura restos de comida. Por eso, me escandaliza pensar que en Europa se tiran a la basura una media de 179 kilos al año por persona. ¡Qué horror!.

Gracias, Militos por movernos a la reflexión. Un abrazo y ¡feliz fin de semana!

gosspi dijo...

Pues no sabes lo que me alegra la idea...siempre me hace daño el que se tire tanta comida y esten pasando hambre tantas familias......
Me encanta todo lo que pones en tu entrada Militos....un abrazo

Mª Teresa Alejandra dijo...

Mi Militos, interesante entrada; no sabía de estos Bancos de Alimentación, menos mal que quedan personas para dar y dar, sin ser egoístas, y escudarse en la crisis.

un abrazo inmenso.

maite

Maria del Rayo dijo...

Me alegran mucho estas noticias.
Gracias Mili.
DTB!!

Allek dijo...

interesante entrada..
te dejo un abrazo!

Aprendiz dijo...

La verdad que no estaría nada mal que nos empecemos a concienciar con la comida, hoy en día hay muchos jóvenes de más de 20 años que no saben comer (entre los que me incluyo), solo lo que les gusta y en la cantidad que les apetezca, lo que sobra a la basura.

En mi defensa siempre he dicho que porque yo me coma todo el plato no le voy a quitar el hambre a un pobre, pero lo cierto es que siendo caprichosos con la comida se le quita valor a ésta, y no nos damos cuenta de que hoy en día todavía son muchas las personas que mueren de hambre.

Pasamos a entender la comida más que como una necesidad como un placer, y por eso se desaprovechan tantos kilos de comida, no solo en las casas particulares, sino en los supermercados donde tanta comida "caducada" se tira habiendo gente que pasa hambre.

Bruce dijo...

Pues siento fastidiaros el buen rollito pero Cáritas ESTÁ EN CONTRA de la política de funcionamiento del Banco de Alimentos. Por varios motivos, el principal es que la función del banco de alimentos no es ayudar, eso es una idea que surgió despúes, sin duda mejor que tirar los alimentos, eso no lo ponde nadie en duda, sino porque el banco de alimentos se creó para manipular los precios de determinados productos,sacando del mercado los excedentes para que no caiga su precio y viceversa. Política económica pura y dura.
Otro de los inconvenientes es que dan muy poca variedad de alimentos, siempre suelen ser los mismos, arroz, pasta...carne jamás. Es decir que en Cáritas se las ven y se las desean para abastecer de determinados productos a las familias necesitadas, mientras otros alimentos los aborrecen ya de comerlos a diario.

En fin, otro caso de mal menor.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...