jueves, 15 de marzo de 2012

UN DIOS MUY HUMANO









Por motivos personales estoy más ocupada de lo normal, pero no quiero alejarme del todo del blog, es por eso que deseo compartir, con quien tenga a bien acercarse por aquí, un fragmento corto del Deuteronomio cuya lectura  me ha llegado hoy más a lo hondo que otras veces:

"El Señor, tu Dios, te eligió para que fueras, entre todos los pueblos de la tierra, el pueblo de su propiedad. Por puro amor vuestro,  por mantener el juramento que había hecho a vuestros padres, os sacó de Egipto con mano fuerte y os rescató de la esclavitud, del dominio del Faraón, rey de Egipto, Así sabrás que el Señor, tu Dios,  es Dios; el Dios fiel  que mantiene su alianza y su favor con los que lo aman y guardan sus preceptos, por mil generaciones.
Deuteronomio, 7, 6,8-9

Y a este Dios que es Dios, el unico y verdadero, a este Dios fiel, es al que amamos y seguimos, con la mano en el arado y sin mirar lo que dejamos atrás. Este Dios que, como decía Razinger antes de ser elegido Papa:
 "Es un Dios muy humano, bueno y poderoso."

Y como tal está en todo lo que nos ocurre a sus hijos, así nos lo enseña  Jesucristo, tanto  para sacarles de Egipto como para librarnos de  males concretos que entorpezcan nuestra unión con Él. Por eso la Religión Católica, que cada año  aumenta en número de fieles de manera considerable, pese a lo vaticinado por las encuestas, es también una religión muy humana, no para las élites, sino para la gente sencilla, la que sabe acercar a Dios sin titubear, peticiones de ayuda en todos aquellos casos que el hombre por sí solo no puede resolver. En ocasiones oímos cosas tan absurdas como que a Dios no hay que molestarle por pequeñeces ¿Cómo todo un Dios va a ocuparse de un mísero hombre perdido en el Universo? Esta actitud de suficiencia no es la que Dios tiene con nosotros. Por su Hijo Jesucristo le conocimos como Padre nuestro; si un Padre no actuase sobre lo que nos ocurre en la vida diaria no podríamos llamarle PADRE. Sólo hay un camino, acercarse a su vera, sin complejos, con la sencillez de un niño que lo mismo pide a su papá un caramelo que un trocito de Luna.

Vuelve a decir el Cardenal, que más tarde sería Benedicto XVI:
"Si Dios no actua, si no tiene poder sobre los acontecimientos concretos de nuestra vida ¿Cómo sigue siendo Dios? Y si Dios es amor ¿no encontrará el Amor  una posibilidad de responder a la esperanza del que lo ama? Si Dios es amor, si no pudiera ayudarnos en nuestra vida concreta, el amor no sería el último poder del mundo"

Vaya, al final creo que me he liado demasiado y ni siquiera sé si he dejado algo claro entre el Deuteronomio y  el Papa.
Espero sepáis perdonarme, pues no tengo la cabeza muy lúcida esta noche.

6 comentarios:

Claudio dijo...

«Sólo hay un camino, acercarse a su vera, sin complejos, con la sencillez de un niño que lo mismo pide a su papá un caramelo que un trocito de Luna.»
Me gustó
Un enorme beso

Angelo dijo...

No sé porque, pero cada vez que alguien publica un texto de la Biblia, me invita a entrar en un momento de reflexión, de profundizar en lo que se quiere decir y me asombro de que a través de los siglos,la Palabra de Dios sea tan actual y novedosa.
Un fuerte abrazo

ARCENDO dijo...

Gracias por todo, por este post también. Un besiño grande y agradecido por tanto.

La Gata Coqueta dijo...



Te deseo un intenso y placido fin de semana acunado por la armonía del descanso.

Me he paseado por el jardín del olvido y he reunido las flores más bellas que se han abierto a la luz de la esperanza para ti...

Un abrazo de azucenas
Un beso de azaleas
Esporas de amistad
Aromas de sentimientos

Cuidalas con esmero

María del Carmen



ALEJANDRA dijo...

Tú dirás que te has liado, pero la menda ahora mismo tiene los ojos llenos de lágrimas...
Dios es, según creo yo, por encima de todas las cosas,para nosotros, padre.¿Habrá algo mejor?...
Un abrazo, querida Militos!.J.M.

ARCENDO dijo...

Espero que esteis bien, te echo de menos. BESIÑOS.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...