lunes, 19 de noviembre de 2012

EL PAPA HABLA AL PERSONAL SANITARIO





 
Me he dado cuenta de que hace tiempo que no hablo del Papa y nada mejor para subsanar este descuido que dejar en De Dentro sus palabras dirigidas a los Agentes Sanitarios.
 
Uno de los grandes retos de la sociedad actual es el trato a los enfermos. En hospitales y clínicas, siendo primordial la curación de la salud de los enfermos,  no hay que olvidar otros aspectos que para cualquier sanitario son importantes hacia los que tienen a su cuidado. Ese momento de dolor y padecimiento requiere una dedicación especial y si enfermeros, cuidadores y médicos son católicos de manera más exigente, pues es en su profesión donde mejor se puede aplicar el mandamiento del amor al prójimo, sin olvidar que los cuerpos a su cuidado tienen un alma que debe ser, como dice Benedicto XVI sujeto de Evangelización
 

PALABRAS DE BENEDICTO XVI

Papa Benedicto XVI
VATICANO, 17 Nov. 12 / 10:36 am (ACI/EWTN Noticias).- En sus palabras dirigidas a los participantes del encuentro promovido por el Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios (Pastoral de la Salud), realizado del 15 al 17 de noviembre, el Papa Benedicto XVI señaló que los hospitales “deben ser considerados como un lugar privilegiado para la evangelización”.
El Santo Padre señaló que en los hospitales la Iglesia trabaja como un “vehículo de la presencia de Dios, al mismo tiempo que se convierte en un instrumento de la verdadera humanización del hombre y del mundo”.

El Papa indicó que “la Iglesia se dirige con el mismo espíritu de comunión fraterna a los que viven la experiencia del dolor, animada por el Espíritu de aquel que, por el poder del amor, ha dado sentido y dignidad al misterio del sufrimiento”.

Benedicto XVI señaló a los asistentes que el ser profesionales de la salud católicos “sin miedo, les da una mayor responsabilidad en la sociedad y en la Iglesia: es una auténtica vocación”.

El apostolado de los capellanes y asistentes, recordó el Papa, cumple también la tarea de reflejar en el misterio del sufrimiento la gloria de Cristo Resucitado.
 

 El Santo Padre también se refirió a los tiempos de crisis y su impacto en el cuidado a los enfermos, subrayando que “es éste un compromiso de nueva evangelización también en tiempos de crisis económica, que sustrae recursos a la tutela de la salud”.

“Precisamente, en este contexto, hospitales y estructuras de asistencia deben repensar su propio papel para evitar que la salud se vuelva una simple ‘mercancía’ sometida a las leyes del mercado y por lo tanto un bien reservado a pocos”.

El Papa subrayó que “nunca se puede olvidar la atención especial debida a la dignidad de la persona que sufre, aplicando también en el ámbito de las políticas sanitarias, el principio de subsidiariedad y de la solidaridad”.

“Hoy, si por un lado, gracias a los progresos técnicos y científicos, aumenta la capacidad de sanar físicamente al enfermo, por otro, parece disminuir la capacidad de ‘cuidar’ a la persona que sufre, considerada en su integridad y unicidad. Parecen desvanecerse los horizontes éticos de la ciencia médica, que corre el riesgo de olvidar que su vocación es la de servir a todo hombre y todo el hombre, en las diversas fases de su existencia”.

El Papa aseguró que “sólo teniendo en cuenta que el enfoque de la medicina y la asistencia es el bienestar humano en su estado más frágil e indefenso, la búsqueda humana de significado ante el misterio insondable del dolor, se puede concebir el hospital como ‘el lugar donde la relación de la atención no es el comercio, pero la misión donde la caridad del Buen Samaritano es la primera silla y la cara del rostro sufriente de Cristo’”.

Al concluir sus palabras, Benedicto XVI encomendó a los profesionales de la salud a la Virgen María, para que ella “guíe sus pasos y los haga cada vez más testimonios activos e infatigables de la ciencia cristiana del sufrimiento”.

5 comentarios:

Sacramento Rosales dijo...

Si no miramos por los "pequeños" ...
Ay...
...Ya sabemos lo que dice el evangelio.
Que acertado está siempre el Santo Padre en lo que nos dice.
Gracias Mili por compartir.
un abrazo guapa.

Angelo dijo...

Ojalá lo leyeran.... ¡Falta hace!
Un beso

Maria del Rayo dijo...

Para reflexionar mucho.
Gracias Mili.
DTB!!

ARCENDO dijo...

Ojalá sea así, que la Virgen guie los pasos de todos, del personal sanitario y de los enfermos que estamos a su cuidado.
Querida Mili, gracias por tus atenciones y rezos, eres fantástica. A través de tí y los tuyos, siento la mano amorosa y acariciadora de Nuestra Madre. Me traeis el consuelo de DIOS y eso no tiene precio.
BESIÑOS MÁS QUE AGRADECIDOS.

MOMENTOS dijo...

Hola Militos: Gracias por tu visita. Publico poco pero cuando lo hago ahí estás tú dejando tu comentario. Te lo agradezco mucho porque ya muchos se han olvidado de mí. Este año estoy dedicada a otras cosillas y tengo poco tiempo para escribir aunque de vez en cuando me paseo por vuestras casas para ponerme al día. Un beso. Pilar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...