viernes, 1 de diciembre de 2017

AL PASO DE DIOS

 




 
 
Nada ha cambiado, sigo siendo la misma que era hace 360 días,
Tan cierto como que el pasado 27 de noviembre cumplí un año más y celebré mi onomástica , en mi vida ordinaria, sí, esa de cada día, nadie lo ha notado.
 Es verdad, que recibí muchas felicitaciones, sobre todo de esos  amigos, invisibles en apariencia, pero reales en detalles,  de Facebook y de otras personas, a las que quiero mucho que se acercaron a este blog. Por eso,  desde mi "De Dentro," os dejo de nuevo a todos mi agradecimiento de corazón por vuestros detalles . También, por supuesto de la familia, aunque la celebración grande la tendremos en el ansiado puente; así que de felicitaciones no puedo quejarme ni mucho menos.
 
 La verdad es que no me quejo de nada, todo lo contrario, sólo estoy a la expectativa por si algo cambia en mi vida en este año que me ha caído, no sé si del cielo o de la tierra; no es que yo quiera cambios, de ninguna manera, lo que quiero es quedarme como estoy, con mis dolores, con mis limitaciones, pero abierta a Internet... Perdón. perdón, no quería decir esto ¿En qué estaría pensando? No vayáis a creer que no tengo otro mundo en mi vida, uy..., si yo os contara...
 
Mi mundo está pleno de sorpresas, buenas, malas y regulares, como imagino os ocurrirá a la mayoría, con decir que ya casi no puedo ni desahogarme en este blog por falta de tiempo.
 
Mi mundo no es mío, Dios lo puso en mis manos y hay veces que no sé qué hacer con él. Lo confieso, me supera porque todo lo que existe a mi alrededor me impacta, quisiera intervenir, enderezarlo, no me refiero exclusivamente a la familia, que también, sino a lo que sucede en la calle, en mi ciudad, en mi Patria, en Europa y en el Globo terráqueo en general.
 
 
Quisiera, pero no, mi vida continua igual de limitada, aunque eso sí, a mis años sigo teniendo Fe, diría que muy aumentada, gracias a Dios que desde niña, junto con el Mundo, puso en mis manos ese arma poderosa que es la Oración y con ella la certeza de que nada de lo que hablamos con El le pasa inadvertido. Con ella llegamos a todas partes, aunque no lo veamos intervenimos en todo cuanto acaece por lejano que esté de nuestra vida.
 
Con la oración  sé que nada acaba en el contenedor porque Dios cuenta con ella, con la tuya, con la mía, para manejar los destinos del Universo a su manera, puede que no nos gusten los acontecimientos, los sucesos acá o allá, pero todo , en el tiempo oportuno, se cumplirá según la voluntad del Padre y Creador del Mundo.
 
Buenas noches, amigos blogueros, yo creo que no era  esto  lo que quería contar en este ratito de charla..., qué le vamos a hacer el teclado, como tantas veces, me llevó por aquí.
 
De todas formas no lo olvidéis, somos responsables de todo cuanto acontece, en primer lugar de las personas y hechos más cercanos, pero no podemos echar mano a la espada o al cañón (están demodé), sólo  en la medida que recurramos a la oración, abundante, intensa, las cosas se irán enderezando al paso de Dios.
 

 
 
 
 
 
No os lo vais a creer, acabo de recordar lo que quería contaros en este post. ¿Será posible que estos 360 días transcurridos hayan hecho mella en mi cabeza?
 

 
 
Bueno ya me he extendido demasiado, así que brevemente os hago partícipes del intenso y bonito día que pasé el 27 de Noviembre  en la Basílica madrileña de la Milagrosa.
 
Julio. mi hija María (también celebraba su santo) asistimos a la Misa de 12 en dicho templo, luces de colores se encendieron en mi alma ante el altar y la imagen de mi Virgencita de la medalla Milagrosa
 
 
 
 
 
No cabía un alfiler, pero pudimos colocarnos en el último banco lateral y allí, rezo y lágrimas se fundían como nunca. Hacía tanto tiempo que deseaba estar bajo su mirada y besar su Medalla, por unas cosas o por otras no lo pude hacer hasta este año, así que ahora que lo pienso, no es verdad lo que he escrito al principio...
 
 Nada, nada ya, va a seguir  igual...
 
 
 
 

6 comentarios:

Magdalena Rodríguez Gata dijo...

Gracias por hacernos participe de tus reflexiones. Dichosa tú por tener esa fe tan firme que te guía sin dudar y, que a algunos nos flaquea.

Militos dijo...

Querida Magdalena, gracias a ti por leerme.
Es fácil sólo tienes que pedir caza día a Dios: "Señor, aumentame la Fe", eso llevo yo haciendo toda mi vida.
El resultado es muy bueno, aunque a veces se flaquee.
Un beso enorme

Rosa dijo...

Ya lo creo que estás bien.
Sí, hay momentos que son muy importantes.
Y, algunos, yo los he vivido contigo y con Hoja.
Y se sabe, porque perduran y no es cuestión de tiempo, es que perdurarán.
La oración, Militos, sí. Lo más importante.
El final del texto es precioso.
Ya vi el mail, te diré ...

Besiños para una de las personas que más quiero.

gosspi dijo...

Ayyyy Militos como tocas el corazon con tus vivencias...
me encanta visitarte!!!
Buen Adviento y que esté lleno de Venidas de Jesus asi de hermosas!!!
un abrazo grandoteee!!!

Militos dijo...

Rosa perdona que conteste tan tarde, anduve mal de tiempo, pero muchas gracias por tu comentario, como siempre ¡Qué buena eres conmigo!








Querida Rosa, perdona que te conteste tan tarde, anduve falta de tiempo.
Cómo siempre qué buena eres conmigo, gracias, preciosa.

Besiños, sabes que te quiero

Militos dijo...



Querida Gosspi, muchas gracias por tus palabras, eres una amiga bloguera muy querida.
Ya ves que poco escribo ahora en el blog, mi vida se ha relentizado bastante, pero qué le vamos a hacer, sigo muy ocupada con la familia.

Muchos besos, "Alegría de Dios"

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...