lunes, 16 de mayo de 2011

TESTAMENTO VITAL DE LA IGLESIA





Ahora que se está cociendo la mal llamada ley de Muerte digna y cuidados paliativos, disfrazándola, como en el caso del Aborto libre y otras cuestiones, con ropajes indignos de un gobierno que debería emplear su tiempo y nuestro dinero en el BIEN COMÚN  y no en el de su partido, conviene recordar el Testamento Vital, redactado hace tiempo por la Conferencia Epíscopal Española, con el consejo de que lo llevemos siempre en la cartera por lo que nos pudiera ocurrir, para que nadie tome decisiones ante nustra posible enfermedad o accidente que vayan en contra  de nuestros principios y derechos.

Este es el modelo que la Iglesia propone:

A mi familia, a mi médico, a mi sacerdote, a mi notario:


Si me llega el momento en que no pueda expresar mi voluntad acerca de los tratamientos médicos que se me vayan a aplicar, deseo y pido que esta Declaración sea considerada como expresión formal de mi voluntad, asumida de forma consciente, responsable y libre, y que sea respetada como si se tratara de un testamento.

Considero que la vida en este mundo es un don y una bendición de Dios, pero no es el valor supremo absoluto. Sé que la muerte es inevitable y pone fin a mi existencia terrena, pero desde la fe creo que me abre el camino a la vida que no se acaba, junto a Dios.

Por ello, yo, el que suscribe........................


Pido que si por mi enfermedad llegara a estar en situación crítica irrecuperable, no se me mantenga en vida por medio de tratamientos desproporcionados o extraordinarios; que no se me aplique la eutanasia activa, ni que se me prolongue abusiva e irracionalmente mi proceso de muerte; que se me administren los tratamientos adecuados para paliar los sufrimientos.

Pido igualmente ayuda para asumir cristiana y humanamente mi propia muerte. Deseo poder prepararme para este acontecimiento final de mi existencia, en paz, con la compañía de mis seres queridos y el consuelo de mi fe cristiana.

Suscribo esta Declaración después de una madura reflexión. Y pido que los que tengáis que cuidarme respetéis mi voluntad. Soy consciente de que os pido una grave y difícil responsabilidad. Precisamente para compartirla con vosotros y para atenuaros cualquier posible sentimiento de culpa, he redactado y firmo esta declaración.

Firma:


Fecha:.


10 comentarios:

Bruce dijo...

Si te encuentran ese documento en el bolsillo estando en estado terminal en un hospital público español, país experiencia piloto de los ideales de la masonería por antonomasia te dejarán morir de cáncer o lo que tengas sin ponerte un parche de morfina. Dirán los sádicos medicos ¿no querías sufrir? pues toma sufrimiento!
Eso o te sacan todo órgano en buen estado y se los trasplantan entre sus familiares y amigos.
No vienen buenos tiempos.

Tal como está el panorama propongo llevar dos modelos distintos de nota en la cartera o bolsillo para que los vean los médicos.

a)Quien ose maltrara este cuerpo le caerá una terrible maldición a él y su familia.Lo digo por lo siguiente: "Lo contrario a la fe, no es la razón sino la superstición" decía muy acertadamente Vittorio Mesori.

b)Este cuerpo se autodestruirá dentro de 10 segundos como en los comics de Mortadelo y Filemón con los mensajes de la CIA. Así los médicos saldrán corriendo y no te tocarán. Así, con los médicos bien lejos vivirás más.

Angelo dijo...

Muy bien traído. Algunos desconocen esta herramienta que une día se puso a nuestra disposición. Un beso

Militos dijo...

Bruce: también esa es una buena solución,jajaja... pero vamos a intentarlo por las buenas. Ya sabes eso de Estamos en un Estado de Derecho, somos constitucionales, acatamos sentencias judiciales...y bla, bla, bla...
Un beso

Militos dijo...

Gracias Ángelo, La verdad es que en esta carrera vertiginosa por vivir al día que nos estamos imponiendo nosotros mismos, las cosas importantes nos impresionan de momento, pero no tardamos en olvidarlas. Yo ya lo tengo en regla y siempre lo llevo conmigo por si los terremotos naturales o personales...
Un beso grande

martha bernal dijo...

A mi me parece muy bien llevarlo consigo, hace tiempo di esa orden a mi Dr. de cabecera y a mi familia pero siempre es mejor asegurar las cosas. Un abrazo Martha.

ARCENDO dijo...

Me parece fantástico que hayas recordado hoy este testamento. Ahora bien me quedo con las opciones GENIALES que propone BRUCE, jajaja. Como él dice, no se avecinan buenos tiempos y habrá que estar preparado...., 3,...2,...,1... ¡¡¡BOOOOOOMMMM!!!, jajajaja
ABRAZOS A TODOS, BESIÑOS A UNA.

Marisol dijo...

Voy a regresar a tu blog para leer con más calma esta carta-testamento e imprimirla. Es para llevarla en la cartera. Pero tendría que traducirla al alemán. En todo caso, acá en Alemania no está permitida la eutanasia.
Te dejo muchos saludos.

JM dijo...

Militos, tenemos ese testamento vital suscrito en el nuestro. Dicho esto, creo que falta algo, que añadimos nosotros como digo en nuestro testamento: NO QUEREMOS DONAR NUESTROS ÓRGANOS, BAJO NINGÚN CONCEPTO. ¿Por qué? te preguntarás. Te pongo el hipotético caso de que fueras un forense que debe firmar el certificado de defunción para su posterior entierro de un muerto "clínicamente".¿Lo harías? YO NO!, su corazón late!. Pues es lo que se hace para donar órganos, se les sacan estando latiendo su corazón. Esto es necesario para casi todos lo órganos, apenas riñones y córneas aguantan unas horas, el resto han de estar "funcionando" para que luego "funcionen". ¿ No te parece escalofriante?. Yo creo en los milagros.Así que ése también es mi argumento. Un abrazón!.

JM dijo...

Una sonrisa: en el "asunto" Bin Laden, se guardó la costumbre islamista de nombrar a Alá 3 veces antes de echarlo al mar:

Alá una...
Alá sdos...
Y.... Alá stres!...
;)

Militos dijo...

JM: después de reirme con tu Ala, te diré que yo tampoco apruebo la donación de órganos,puede parecer egoista, pero hace unos años la hija que todavía vive con nosotros (45 años tiene) tuvo un accidente mortal y vive de milagro, pero al llegar a Granada donde la ingresaron, lo primero que me dijeron fue qué funeraria prefería, no veas lo que respondí... y al día siguiente me presentaron los papeles para la donación, monté una que aún deben estar acordándose de mi. Fue todo tremendo, pero después de varios meses de angustiosa espera pudimos traerla a Madrid en una ambulaancia/UBI, para ser operada y gracias a Dios y a las muchísimas oraciones de miles de personas del O.D. se fue recuperando y hoy día, tras otra operación complicada que tuvo este año, nada que ver con la otra, se encuentra muy bien.
Así que voy a hacer lo mismo que túredactarlo en el testamento por si acaso.
Un beso muy grande, querida amiga

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...