miércoles, 31 de agosto de 2011

LAS DOS ESPAÑAS







El 19 de agosto del año en curso, el diario "La Razón" titulaba así su primera plana:

LA  ESPAÑA  DEL  PAPA

Lo acompañaba una espléndida fotografía del Papamovil, acogido por una multitud, incalculable e inusual en las calles de Madrid,  de peregrinos venidos  para celebrar la JMJ.

Este titular que he vuelto a releer, como todos esos recortes que hemos ido coleccionando de los días pasados, me hace pensar que va a ser verdad  lo de las dos Españas, ya no son las de la Guerra Civil, sino:
 Por un lado,  "la España del Papa," alegre, colorista, rezadora, cantora, esperanzada, que ha salido del anonimato este verano por obra y gracia de la JMJ y que el mundo entero ha podido contemplar a traves de algunos canales televisivos nacionales e internacionales.

Por otro lado, la"España de ZP y Rubalcaba, oscurentista, atea, intolerante hasta la agresión, burda y exaltadora de los instintos más primarios del ser humano, la España del Orgullo Gay y la culltura de la muerte, de la corrupción  e intereses particulares y políticos. Podría seguir ennumerando las ventajillas de esa España cutre y caduca, pero prefiero anclarme en la España del Papa que no es un espejismo de verano, sino  tan real o más que la que trístemente estamos padeciendo desde hace ocho años y que esperamos toque a su fin en las próximas elecciones.

Nuestra España, la del Papa, nos ha traído tanta gracia de Dios que ya está produciendo abundantes frutos de conversión y vocaciones sacerdotales y religiosas. Lo que hemos vivido en este año de gracia del 2011, es imposible que caiga en el olvido. Los acontecimientos y las personas  superaron con creces  todo pronóstico. La organización impecable, merece nuestra admiración y una acción de gracias de todos nosotros porque valoramos ese trabajo y dedicación de cada uno de los implicados que, a juzgar por los resultados, ha debido ser exaustivo y agotador. Ese esfuerzo y entrega ha hecho posible que todo se desarrollara en la línea de la perfección, sin restar un ápice a la espontaneidad y entusiasmo propio de la juventud. Por unos días, todos nos hemos sentido igual de jóvenes y espontáneos como ellos. Por todo ello, quiero dar las gracias a organizadores y voluntarios, por su generosa entrega, sin ostentación, porque lo que pretendían no era colgarse medallas ni salir en la foto, sino acoger al Papa y a sus jóvenes seguidores de todo el mundo, con el calor y la fe que sólo los cristianos saben ofrecer al hermano, sea de donde sea y venga de donde venga. Organizadores y pueblo de España que han deseado acoger y mostrar al mundo lo que entusiasma, lo que rejuvenece, en pocas palabras la alegría de quienes buscan la verdad en Jesucristo.

¿Puede esto ofender a la otra España?

 Tal vez por esto desean que los cristianos nos encerremos y practiquemos nuestra fe en las sacristias. pero el amor auténtico no se puede ocultar por mucho tiempo, el amor se desborda cuando se siente oprimido,, perseguido o martirizado. El amor de los cristianos a Dios y a los hermanos se ha manifestado este mes de agosto en Madrid, bajo un calor asfixiante y bajo un viento tormentoso como el de la noche más hermosa, la de la Vigilia ante la Eucaristía. Este amor humano y divino que traspasa el límite de la conveniencia, ha salido a la calles de la Capital de España de la mano de los peregrinos, de cuantos los hemos acogido y sobre todo, de la mirada de Benedicto XVI, el Papa de la sonrisa.
Bendito sea Dios que nos ha enriquecido con esta muestra de su predilección que no merecemos, por supuesto, pero que esta España del Papa estaba necesitando como agua de mayo.

¿LLegará el día en que sea posible la auténtica unión de las dos Españas?: Con la perseverancia de los católicos y la ayuda de Dios, seguro que si

¡¡SEGURO  QUE  SI !!




7 comentarios:

LAH dijo...

La oración es muy poderosa, porque para Dios nada es imposible,estoy igual de contenta que tú, esto necesitabamos tantos..! y me consta que algun indignado está dejando de serlo. un abrazo Militos

martha bernal dijo...

Claro que se logrará, aquí sucede lo mismo, están en Mexico las reliquias de Juan Pablo 11, y a muchas personas no les parece, pero la devoción es infinitamente más grande, y así lo demuestran. Recemos para que dé sus frutos en todo el mundo, que bién lo necesita. Abrazos Martha.

maria jesus dijo...

Todo se andará Militos, hay que rezar mucho por ello.

ARCENDO dijo...

Me congratula saber que también eres, como yo, (mi familia se rie de mi) de los locos que coleccionan recortes, jajaja.
Lo de la unión de las dos Españas, con personas tan cerriles como los "indignados" y con gente tan rencorosa y dispuesta a prender mechas tan peligrosas como rebeliones que huelen a "golpes de estado" como el siempre perdedor Llamazares; se me antoja milagroso.
Pero..., los milagros existen.. ¿Chi lo sá?.
BESIÑOS.

Bruce dijo...

Mientras hoy veía en el telediario las fiestas de Buñol, conocidas en los 5 continentes de donde viene gente para pegarse de tomatazos, me vino el siguiente pensamiento:

¿Por qué esto no lo critican los laicistas argumentando que todos esos miles de kilos de tomates se podían haber enviado para paliar el hambre de Somalia?

Yo entiendo, que un laicista no entienda que si el Papa no viene y hace que la Palabra de Dios y las palabras del mismo Papa (o sea las de Dios también) no tocan los corazones de la gente, luego la gente no va a enviar un duro a Somalia, ni a Ahití, ni a Cáritas de su parroquia ni a nada bueno que se preste y que cuando Dios entra en nuestra vida por amor a Él, amaremos al prójimo de toda forma posible.

Salvo filántrópicos desbordados por su propio dinero que no saben ya en qué gastarlo,y que ayuden más bien por vanidad y publicidad, sabiendo perfectamente su mano izquierda lo que hace la derecha (es decir, que ya recibiron su premio en la vanagloria de este mundo y que eso para Dios ya no cuenta nada, según vino a decir con sus palabras el mismo Jesús) nadie va a ayudar a nadie a menos que lleve a Jesús en su corazón.

Es cierto que hay excepciones, faltaría más, y que personas bienintencionadas, que no creían en Dios, se han encontrado a Dios tras participar con alguna ONG en labores humanitarias.

Pero como creyentes debemos saber que las obras sin fe, NO VALEN NADA.

Y viceversa, que la fe sin obras, TAMPOCO VALE NADA, porque si la fe no se traduce en amor al prójimo es estéril.

Es curiosa la hipocresía de la progresía, en la que ven muy bien liarse a tomatazos (que es comida) pero no rezar, ir a misa, cantar entre hermanos, alabar a Dios, compartir experiencias y testimonios sin ponerse hasta las trancas de estramonio en una fiesta rave, y con tan solo con un bocata y una botella de agua en la mochila por las calles de Madrid.

Cuánto nos echan en cara los gastos de la JMJ, la cual no les ha costado un duro a ellos, e incluso se han beneficiado de forma indirecta por los ingresos vía impuestos del Estado de las ganancias de los comerciantes, y esto lo saben, pero cínicamente nos siguen echando en cara el derramar el carísimo perfume sobre los pies de Jesús tal como lo hicera el dueño de la bolsa, el ladrón Judas Iscariote en aquella bella escena. "Pobres tendréis hasta el fin del mundo, pero a mí no..."

Y con todo el respeto hacia los valencianos y sus fiestas. Pero tampoco dicen nada de esto los laicistas, más bien anticlericales comecuras, de los millones de euros quemados literalmente en hogueras.

He ido a verlas, son preciosas y me encantaron, no las critico. Pero... ¿Os imaginais amigos católicos que las fallas fueran una fiesta de los católicos? Dios mío! parece que lo estoy viendo:
Que si quemamos millones y millones en estatuas para luego quemarlas, que si esa costumbre nos viene de las hogueras de la Edad Media que hacíamos para quemar a todo aquel que no pensara como nosotros...uffff!!!!

Menos mal que los creyentes tenemos muy claro que la JMJ, no es un gasto, si no una inversión, y no hablo de economía, hablo de beneficios espirituales.

Y ¿qué mejor negocio que invertir en nuestra eternidad?.

Urdanautorum dijo...

Impresionante!, y Madrid ha dejado el pabellón como sabe hacerlo.
En cuanto a las dos Españas...Baste
ver la ira en sus ojos y lo que son capaces de expeler por sus bocas. No obstante, como dice Arcendo, siempre cabe un milagro.
Un beso

MOMENTOS dijo...

Ojalá las dos Españas de las que hablas se conviertan en una. Rezare yo también por el cumplimiento de tan difícil sueño. Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...