viernes, 25 de mayo de 2012

ULTIMO SÁBADO DE MAYO





Las oraciones que se aprenden en la infancia son casi imposibles de olvidar y precisamente en este final de mayo, Sábado de Rosario Bloguero, quiero recordar aquellas deprecaciones con que finalizábamos el ofrecimiento de cada  cada día de mayo en el colegio y que aún suelo rezar:






1. Madre mía amantísima, en todos los instantes de mi vida, acordaos de mi, miserable pecador.
(Se reza el Avemaría)
2. Acueducto de las divinas gracias, concédeme abundancia de lágrimas, para llorar amargamente  mis pecados. (Se reza el Avemaría)
3. Reina de los cielos y tierra, sed mi amparo y mi defensa de las tentaciones de mis enemigos.
(Se reza el Avemaría)
4. Inmaculada hija de Joaquín y Ana, alcanzadme de vuestro Santísimo Hijo las gracias que necesito para mi salvación.
(Se reza el Avemaría)
5. Abogada y refugio de los pecadores, asistidme en el trance de mi muerte y abridme las puertas del cielo.
(Se reza el Avemaría)

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo; como era el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén.
Oración final. Oh Señora mía, oh Madre mía!. Yo me ofrezco del todo a Vos; y en prueba de mi filial afecto os consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón, en una palabra todo mi ser. Ya que soy todo vuestro, oh Madre de bondad, guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra. Amén.

VIRGEN DE CAACUPÉ

La imagen que he elegido para el post, es la Virgen de Caacupé, Patrona de Paraguay y de la que tuve conocimiento por una entrañable bloguera que hace tiempo no actualiza su blog, aunque se la ve por Facebook; su blog se llama "Amor y Familia". Yo la guardo un gran cariño, no sólo de blog a blog, sino que tuvo el precioso detalle de enviarme, desde tan lejos, una medallita de esta Virgencita tan milagrosa para una de mis hijas y que en la actualidad está pasando de unas a otras.

La historia que he leído de la Patrona de Paraguay es tan bonita como la mayoría de las tradicciones de las Advocaciones marianas.


Un indio guaraní perseguido por unos indios Mbayaes, encontrándose acorralado descubrió en el bosque un grueso tronco donde pudo esconderse. Pidió a la Virgen que le librase  prometiendo que si escapaba, tallaría una imagen en ese tronco. Como no lo encontraron, más tarde volvió al lugar y talló una Inmaculada grande y otra pequeña para él Años más tarde el lago ypacaray se desbordó provocando una gran inundación. bendijeron las aguas y estas milagrosamente retrocedieron. Flotando entre las aguas apareció la pequeña imagen de la Virgen   que el indio había tallado.
Por este hecho los pobladores del lugar comenzaron a llamarla "La Virgen de los Milagros."

 Si por fortuna Esperanza Desiré me lee, quiero que sepa que esta entrada va dedicada a ella con todo mi cariño.

3 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

Mili, nunca había oído o visto esas oraciones!!
Gracias!!
DTB!!

soledad interior dijo...

Sólo Gracias por esta hermosa oración que ella nos lleve de su mano y nos presente a Jesús, ella es verdadero camino seguro para legar a ÉL,que el Espíritu la llene de su dondes y la conceda aquellos que usted más necesita.

Magda dijo...

Hola Militos, muy lindo encontrarme con tu blog y más aún viendo que hoy se la dedicas a la Patrona de mi País, La Virgen de Caacupé. En la primera entrada de mi blogs(febrero del 2011) "Desde mi casa" se la encomendé, y en ella está su oración..

http://desdemicasarory.blogspot.com/2011/02/bienvenidos-mi-nuevo-blog-donde.html

Oración a la Virgen de Caacupé
"Santísima Madre de Dios y madre nuestra,
desde vuestro Santuario de Caacupé cubrid con vuestro manto protector
a vuestros devotos y a todo el Paraguay.
Interceded por nuestros padres y bienhechores,
por los desvalidos y todos los necesitados de perdón y misericordia.
Proteged a nuestra Santa Madre la Iglesia
y alcazad luz a los magistrados para
que hagan justicia y haya paz entre los hombres.
Después de la gracia particular que os pedimos,
alcanzadnos también la gracia
mayor de preservar en nuestra Fe
y en vuestro Amor,
para así merecer la realización de
la promesa que Nuestro Señor Jesucristo
nos hiciera cuando dijo:
"El que persevere hasta el fin se Salvará."
A Vos pues, Madre querida,
clamamos para que nos obtengáis tan singular favor.
Amén."

(Pídase la gracia particular).

Un gran abrazo desde Paraguay!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...