viernes, 27 de julio de 2012

ORACIÓN POR UN AMIGO






Aquí estoy; vengo a conversar contigo
de algunas cosas tristes y dolientes,
y acerca de unas ansias inclementes
que sólo tu comprenderás, Amigo.


Padre, aquí llego, y mi alegría es testigo:
estoy contento, siento unas ardientes ganas
de tus diálogos fluyentes;
háblame y ya verás cómo te oigo.


Hermano, aquí me tienes ¡tan cansado!
déjame que recline en tu costado
esta cabeza de tribulaciones.


Señor, cubre mis ojos con tus manos
y ya que eres Amigo, Padre, Hermano,
adorméceme al son de tus canciones.

El poema es de autor desconocido, pero yo se lo dedico a un AMIGO muy especial.

4 comentarios:

Marian dijo...

¡Que bonita Militos!
La hago también mía.
Un abrazo. Dios te bendiga.

Terly dijo...

Preciosa oración a la que me uno.
Besos fraternos, Militos.

Maria del Rayo dijo...

Que hermoso poema.
Me encantó.
Gracias Mili!

carlos de la cruz dijo...

Esa es la manera de platicar con nuestro señor supremo, como amigo y hermano.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...