viernes, 13 de septiembre de 2013

MARÍA

 
 
 

Banner  de La Hoja del Arce
 
Sé que este post va a resultar un tanto deslavazado porque no estoy en un buen momento, pero hoy, por ser sábado, quiero mencionar dos fiestas de la Virgen muy entrañables conmemoradas  en este septiembre casi recién comenzado:
 
La Natividad de María
Esta fiesta del nacimiento de la Virgen María se celebra el 8 de septiembre, nueve meses después de la solemnidad de la Inmaculada Concepción y tiene su origen en Jerusalén en el siglo V. En el siglo VII se celebraba, por el rito bizantino y por Roma, como el nacimiento de la Bienaventurada Virgen María, siendo incluida en el Calendario Tridentino el día 8 de septiembre y así ha permanecido hasta nuestros días.
 
Son numerosas las obras pictóricas dedicadas a este momento tan importante para la vida cristiana, sólo destaco dos de ellas:
 
 
La pintura de Giotto, "El nacimiento de la Virgen María" que se encuentra en la Capilla de los Scrovegni
 
Y 
 Detalle de la obra de Bartolomé Murillo sobre el Nacimiento de la Virgen María
 
 
 
Cuando nació Murillo, su madre le consagró al Señor para que fuera sacerdote, pero su vocación era otra, el Arte y cuentan que éstas fueron sus palabras para que no se disgustara:
"No te sientas mal, mamá, pintaré a la Santísima Virgen María como nunca ha sido pintada." 
 
Para bien nuestro cumplió su promesa. Dos siglos antes de que se proclamara el Dogma de la Inmaculada Concepción,  nuestro gran pintor sevillano, lo había dado a conocer con sus cuadros de La Inmaculada.
 
 
Al parecer son 25 las obras en que Murillo   representa a la Virgen como la Inmaculada.

Son muchas las localidades donde este día se celebran, con grandes ceremonias y festejos, distintas advocaciones marianas como:

_Nuestra Señora de la Oliva en Toledo.
_Virgen de Covadonga en Asturias.
  _Virgen de la Victoria en Málaga.
_Virgen de la Cinta en Huelva.
_Virgen de los Remedios en Chiclana.
_Virgen del Pino en Gran Canaria.

_También en Méjico, Nuestra Señora de los  Zacatecas

Etc, etc, etc... No quiero ser exhaustiva
 
 Dulce Nombre de María  


Esta fiesta del Santísimo o Dulce Nombre de María, 11 de septiembre, fue instituida con la intención de que los fieles encomienden a Dios, por la intercesión de  la Madre,  las necesidades de la Iglesia.
Se autorizó por primera vez su celebración en 1513, en la ciudad de Cuenca, no tardando en extenderse por toda España hasta que el Papa Inocencio XI la admitió para toda la Iglesia de Occidente, en el año 1663, como   acción de gracias por la victoria frente a los turcos que habían sitiado la ciudad de Viena.
 
Este post es un simple y diminuto recuerdo a nuestra Madre del Cielo. Cada uno sabe lo que la debe, la forma en que Ella le ha ido llevando a Jesús y como ha estado al quite de nuestros males a veces físicos, a veces espirituales.
 
¡¡¡Gracias Madre!!!
 


También quiero incluir en esta entrada mi agradecimiento a una persona muy querida para muchos blogueros, se trata de Sor Cecilia, del Blog "Estoy a tu lado" (Enlace) con  la que yo he tardado en relacionarme, pero que ha llegado en un momento muy especial para mí.
De todo corazón agradezco su detalle de este premio que con mucha ilusión ocupará un lugar destacado en mi blog, como testimonio de mi fe y amor a Jesucristo




Muchas gracias, por su ternura,
 querida Sor Cecilia

4 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

Oooohhhhh!!! Mili!!
Que hermoso todo!!
DTB!!

Boss dijo...

La intención es lo que cuenta. Está muy bien Mili.

Rosa dijo...

Me encanta Militos, y el regalo de sor Cecilia es precioso, es incansable sor Cecilia...como tú ¡ánimo!

Hoy leí que decías que Arcendo "machacaba" cada sábado con el Rosario, pues eso, no puedes abandonar ¿eh? que te necesitamos...

Un beso bien grande.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias Militos por aceptar mi sencillo regalo.La fe nos mueve a dar testimonio con todo lo que tenemos y somos.
Un gran beso de ternura
Sor.Cecilia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...