jueves, 3 de octubre de 2013

DESDE MI TERRAZA




Pues nada, que sigo aquí, en San Juan, contra mi voluntad porque ya quería regresar a Madrid, a mi vida corriente con el resto de la familia y con el PC de mi rinconcito especial. De todas formas estoy contenta porque puedo seguir nadando en la piscina, algo más fría, pero tolerable,  pasear por la playa después de algunos baños de Mar y ensimismarme en su contemplación, es lo que más me gusta porque el alma se ensancha y alivia de tanto peso, confieso que después del Sagrario, es ahí donde más veo la mano de Dios y su Amor.
 
 Por lo que he oído y visto en televisión, Alicante es el único lugar de España donde todavía no ha llovido en este septiembre de  2013, tampoco me importaría, la lluvia es otro signo de amor divino.
 
El hecho es que no podemos regresar por estropìcio del coche. Siempre que venimos a Levante, Julio, Infante de Marina, Boina Verde (U,O.E. Operaciones Especiales de la Armada) hasta la muerte y más allá..., no puede resistir la tentación de acercarse a Murcia para reunirse con sus compañeros de fatigas del "5estol," (Asociación de Veteranos), así como a acercarse a Cartagena a rememorar viejos tiempos.
 
Pues menos mal que no iba yo porque de lo contrario no podía estar ahora contando esto.
 El caso es que hace ya una semana de su experiencia guerrillera  anual, esta vez no salió bien del todo, ya que entrando en San Pedro del Pinatar no vio un ceda el paso y fue a darse con un Land Rober, gracias a Dios que Él si lo ve todo y a que los dos iban a poca velocidad. De resultas, Julio totalmente ileso, a Dios gracias y a los rezos que me traigo cuando él hace este corto viaje,  pero el auto totalmente hundido por el lado del copiloto, o sea yo que no quise ir con él. Alabado sea Dios  que nos inspira constantemente.
 
Al marido me lo devolvieron, tan campante, el mismo día, al anochecer, pero el  coche se quedó en Murcia para componerlo y por lo que dicen, aún tardará 4 0 5 días más en volver a su actividad de transporte humano.
 
Por lo tanto nuestro regreso a Madrid se retrasa por lo menos hasta la próxima semana, mientras tanto sigo enviando mi cariño a todos y disfrutando de lo que nos ofrece esta tierra bañada por el Mediterráneo.
Más que nunca veo cierto el dicho de que:
 
"El que no se consuela es porque no quiere"  

6 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

Mili, pues esta toda tu vida a tope de sorpresas.
Que sigas disfrutando mucho.
Gracias por compartir.
DTB!!

nimbus nim dijo...

Desde luego, fue inspiración divina que tu no fueses, me alegro que todos quedasen ilesos y aunque haya quedado mal el coche, sólo son cosas materiales, lo importante es que esté bien. Y así aprovechas esos rayos de sol y esos paseos que seguro echarás de menos en invierno.
Ya lo has dicho tu, el que no se consuela, es porque no quiere, jeje.
Besos y disfruta del mar, la playa...

http://quedateenminube.blogspot.com.es/

Rosa dijo...

Menos mal que todo quedó en un susto, Militos, ahora puedes disfrutar más del mar ¡qué suerte!

Contempla el mar todo lo que puedas, es una delicia poder hacerlo, o la montaña, que ya la echo de menos. Casi, casi me lo haces sentir con lo que dices.

Un beso,y sabes que muy grande siempre, con mi cariño.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Todo pasa mi querida Milagros.
Mira...el próximo día 7 mi blog cumple 4 años, espero que ese día estés a mi lado.
Gracias.
Sor.Cecilia

Fran dijo...

Doy gracias a Dios porque Julio esté bien y tú no fueras en el coche.
¡¡Unos días en San Juan es lo que quisiera yo!! Aprovéchalos que tiempo tendrás de estar en Madrid.

ALEJANDRA dijo...

Militos, vaya susto!. Lástima que no haya visto antes esta entrada, te habría ahorrado tiempo y dinero, porque conozco un taller muy cerca de Murcia en el que son muy eficientes y honrados. En fin, espero que el seguro haya cumplido. Por si alguna vez necesitas algo de mí, mi correo es :
alejandragarcia86@gmail.com
Un abrazo muy fuerte!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...