domingo, 29 de diciembre de 2013

IGLESIA DOMÉSTICA EN LA PLAZA DE COLÓN




 
Señor, en este domingo de la Sagrada Familia, me arrodillo ante ti para darte gracias por todas las familias, en especial las cristianas, que se ven abocadas a una lucha sin cuartel por defender su existencia, algunas hasta la supervivencia material en este tiempo de crisis  económica y sobre todo, de valores morales y cristianos.
 
Lo que se ha vivido hoy en FAMILIA, en Roma, Madrid y otros lugares del mundo es el gran regalo de la Navidad que nos trae el Niño Jesús.
 
Y me arrodillo, Señor, para darte gracias de manera especial por ese más de un centenar de familias que el Santo Padre Francisco envía como evangelizadores a países de  Asia, India y Europa.
 
Familias con hijos pequeños y mayores que van a abandonarlo todo para enseñar el Evangelio por el mundo, en algunos casos con riesgo de sus vidas, como Jesucristo envío a sus Apóstoles.
 
Gracias, Señor por su generosidad; gracias porque suceda algo así en este siglo XXI tan materializado.
 
Queridas Familias Misioneras: para vosotras mi admiración y agradecimiento, así como mi oración constante y diaria que os prometo, de hoy en adelante, para que Dios y nuestra Madre, Reina de los Apóstoles sean valedores vuestros, os protejan, ayuden y den fruto abundante a vuestra gran misión.
 
 
FELIZ DÍA DE LA SAGRADA FAMILIA
 A TODAS LAS FAMILIAS,
EN ESPECIAL A LAS BLOGUERAS

2 comentarios:

Rosa dijo...

Hoy, en la homilía, nos lo recordaba nuestro párroco. El Camino Neocatecumenal está haciendo una gran labor en este sentido.

La mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos es la fe.
En ello estamos, lo pido y lo pido al Señor y a la Virgen Santísima.

Muchos besos; hoy, te sentí muy dentro al rezar el Rosario.

jose luis samper dijo...

Dios eligio una familia para entrar en el tiempo ¿no es suficiente razón para amarla y luchar por ella?.

Feliz año nuevo querida amiga

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...