sábado, 3 de mayo de 2014

NUESTRA SEÑORA DE MANTARA

 
 
 

 
 Imágenes de la Virgen María se encuentran en una gran mayoría de lugares del mundo entero, a veces insospechados. He elegido esta imagen ubicada en el Líbano 
 
 
porque mi sobrino/nieto, Moisés, tuvo el precioso detalle de traerme una réplica de la misma. enmarcada de esta forma original, como recuerdo de sus meses destinado en aquellas tierras.
 


 
 
 
Esta imagen se encuentra en el pueblo de Maghdouche, donde viven 5.000 católicos melquitas. El lugar  está situado en una colina al sureste de la ciudad bíblica de Sidón donde hay constancia de la predicación frecuente de Jesucristo.
 
A la entrada del pueblo se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Mantara y en una torre alta vemos la estatua de la Virgen.







El lugar principal del Santuario es una cueva natural donde, según la tradición, la Virgen María esperaba a su Hijo cuando predicaba en Sidón, ciudad fenicia pagana prohibida para las mujeres judías.
 
Para ir de Jerusalén a Sidon se atravesaba la calzada romana que pasaba a través de Cesarea de Filipo, en la actualidad, Marjayoun y por el pueblo de Maghdouche. El nombre de Nuestra Señora es Mantara que significa "A la espera" por ser donde María aguardaba el regreso de su Hijo. A esta cueva acudían los primeros cristianos en peregrinación.

La Emperatriz  Helena, hacia el año 326, envió  un icono de la Virgen con el Niño Jesús como regalo, diciendo que había sido pintado por el mismo San Lucas. Allí mandó edificar una torre alta donde se encuentra la escultura de Nuestra Señora de Mantara.
 
 
Más tarde los cristianos huyeron de las persecuciones hacia Zahle y  Zouk y ocultaron la entrada de la Gruta con piedras y vides. Después de mil años volvieron  a asentarse en ese lugar, pero la Cueva, llamada de la Pendiente no fue descubierta hasta  que un pastor buscando una cabra que se le había perdido la encontró en la Gruta, donde aún se hallaba el Icono. Cueva e Icono existen  en la actualidad, siendo objeto de muchas peregrinaciones de Libaneses y extranjeros que acuden a rezar y meditar.
 
********************************
 
Creo que es una bonita historia, como tantas otras de nuestra Madre en todo el mundo, para traerla en este primer sábado de Mayo y para pediros que en vuestro Rosario Bloguero encomendéis a mi hija María, de la que muchos sabéis su historia, puesto que he pedido con frecuencia vuestras oraciones por ella, delicada del corazón y que siempre por estas fechas tiene algunas alteraciones. Esta tarde la ingresan para realizarla el lunes un catéter. Ya sé que hoy día   es un tema muy frecuente pero se trata de intentar averiguar la causa de esas alteraciones.
Para los que no lo sepáis, María, segunda de mis diez hijos,  es la única  que sigue viviendo con nosotros y con su hijo, mi nieto Ángel.
 
 
Muchas gracias a todos,
mi querida familia bloguera.
 
Tantas veces he recurrido a vosotros porque confío en la Comunión de los Santos, ese maravilloso misterio que Dios nos ha concedido para ayuda de unos por otros.

7 comentarios:

ALEJANDRA dijo...

Preciosa entrada, Militos.Mañana encomendaré a María en la Misa. Un abracico guapa!.

Gran Visigoda dijo...

¡Que hermosa advocación ! ... "a la espera"... Cuanto y cuantas veces María esperaría el regreso de Jesús...
Creo que en el fondo, una madre siempre esta a la espera, no se explicar, siempre su vida esta repartida entre las de sus hijos, esperando por estos, viviendo en estos lo que a ellos les ocurre...

Cuenta con mi humilde oración por tu hija.
Un abrazo fuerte querida amiga.

Rosa dijo...

Precioso, no lo conocía, y me encanta la gruta.

Siento no haber visto esta entrada el sábado. Siempre en mi oración, y hoy, especialmente, por María.

Acabo de llegar de la montaña, me acordé mucho de ti, como siempre.

Muchas gracias a ti, mi querida amiga.

Fran dijo...

Querida Militos, puse a tu hija en mis oraciones.Esperamos tus noticias con la esperanza de que todo haya ido muy bien.
La advocación que nos traes es una maravilla.No conocemos suficiente sobre tantas cosas que se han preservado en esa Tierra Santa que se nos queda un poco lejano. Gracias por traerlo aquí, me ha encantado "A la espera"...
Un beso enorme.

ANGELO ST dijo...

Me encanta que posteen sobre lugares marianos.Gracias querida Militos. Un besazo

Rosa dijo...

Un beso, querida amiga.

cristina dijo...

Hola, encontré esta entrada de casualidad, buscando mas información por la red de las Virgen de Mantara. Hace poco que he vuelto de visitar Líbano. También estuve allí. Como todo Líbano precioso, un país que no deja indiferente a quién lo visita, lleno de historia, contrastes y cosas que ver. Espero que tu hija esté bien. Un abrazo desde tierras navarras!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...