lunes, 30 de junio de 2014

LAS COSAS DE DIOS

 
 
 
 
Las cosas de Dios nunca podremos comprenderlas, pero sí entenderlas bajo el prisma de la docilidad a su voluntad.
 
Hoy domingo y festividad de San Pedro y San Pablo no fui a Misa y me explico: En nuestro viaje de vacaciones al campo, con el coche cargado hasta el parabrisas, a mitad de camino tuvimos una avería, nos iba avisando de recalentamiento del motor   y, a base de varias paradas y de aminorar la velocidad,  conseguimos llegar a nuestro destino, sólo se encuentra a 47Km de Madrid.
Ya en nuestro Noray, vino la grúa a recogerlo y al pobrecito Clio se lo llevaron al taller.
 
Esto le puede pasar a cualquiera, pero lo que me motiva a escribir este post  es que, por más que rogué y pedí al Señor de Cielos y Tierra que el susodicho estuviera arreglado antes del domingo para poder asistir a la Santa Misa, mis ruegos no fueron escuchados y hasta el próximo jueves nada de nada.
 
¿Que por qué no he ido andando? pues la respuesta, como veréis, es sencilla porque esta urbanización está construida sobre un antiguo monte de caza, propiedad del Marques de Uceda. Todo son cuestas pa arriba y pa abajo, la Iglesia, de estilo Gótico del siglo XVI, se encuentra  en lo más alto del pueblo y más o menos a un Kilómetro desde mi casa.
 
 
 
 
Esto que era un atractivo más para vivir aquí, pasados quince años la que suscribe, no puede hacer los mismos excesos de aquel  momento en que el entorno nos cautivó.
¿ Dónde estarán aquellas piernas de gacela que Dios me prestó durante un tiempo? Esto queda muy bonito, pero la realidad es que todo son achaques, menos mal que las manos me funcionan por ahora y puedo contaros mis tribulaciones.
 
Sin embargo, todos se fueron a la Iglesia y yo tuve que conformarme con seguir la Eucaristía a través de 13 TV, entonces  tuve el regalo divino de una de las homilías más hermosa que recuerdo. No sé quien era el sacerdote que la pronunció, pero me llegó muy dentro, tanto que creo va a cambiar la visión y la vivencia que tenía de mi fe. 
 
Como es natural, toda ella versaba sobre Pedro y Pablo como columnas de la FE porque viven  una FE  con pasión no teórica.
Para ellos es el aire que respiran, porque viven con PASIÓN el amor a Jesucristo. Por eso Pablo puede decir :
"En cuanto a mí ¡Dios me libre gloriarme si no es en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por la cual el mundo es para mí un crucificado y yo un crucificado para el mundo!».

y por esa misma pasión, Pedro exclama: "Tú lo sabes todo, Tú sabes que te amo."

Nuestro problema es que no sabemos amar con esa pasión a Jesucristo, a la humanidad de Jesucristo, a su naturaleza humana, que es hombre, que tiene sed y cansancio, que tiene sentimientos humanos. Mi relación no es con un ente abstracto, es una persona divina, con naturaleza humana, con esa naturaleza Él me ama y se relaciona conmigo. Su amor no es frío, es apasionado, por eso sufre penalidades, para salvarme.
 
Los cristianos no sabemos dar testimonio porque no somos apasionados de Jesucristo.
 
El amor a la naturaleza humana de Cristo es lo que enamoró a Teresa, a Juan de la Cruz, al Cura de Arx y más recientemente lo que enamoró al Padre Poveda, al Padre Rubio, a San Josemaría...
 
En esta sociedad hay pánico a amar porque el amor siempre compromete. Benedicto XVI con su Año de la Fe lo que quiso y quiere es  que se viva la fe como testimonio de AMOR  a Jesucristo.
***************************************************
 
Creo, queridos blogueros que , sin ser textual, casi os he dejado la homilía completa de este gran sacerdote que hoy celebró la Santa Misa de San Pedro y San Pablo, a las doce de la mañana en la parroquia de la Concepción de Madrid, recién elevada a Basílica menor por el Santo Padre Francisco.
 
Y yo me pregunto y os pregunto: ¿Tenemos nosotros ese amor apasionado a Jesucristo, a su naturaleza humana? Si no amo apasionadamente a Jesucristo, no sé qué hago aquí, puede que esté haciendo el indio.
 
 

 

3 comentarios:

Rosa dijo...

Militos, ¡PRECIOSO!; no hay mal que por bien no venga, es una homilía apasionada de amor, como debe de ser.
¿El indio?, qué gracia me hizo, esto lo dice mucho mi madre, desde luego el indio nunca lo haces. Qué maravilloso post. Así es, Jesús nos ama apasionadamente, nunca es frío y es imprescindible que lo vivamos, que vivamos "enamorados"...

Me encanta el lugar de Noray y la Iglesia, para disfrutarlo, a Hoja también le hubiera encantado.

T'oi bien, jajaja, hoy comienzo las vacaciones y he disfrutado un montón leyéndote.

¡Hasta pronto! Mil besos...mil gracias...disfruta mucho...

gosspi dijo...

Hija mili......que gracia tienes...Este Amor que hemos celebrado el día de Su Sagrado Corazón es así. tierno, Creador,Gratuito,apasionado,totalmente e íntegro para ti...y como que haciendo el indio nos ama con locura..un beso desde Madrid que he venido a casa de mi hija que la veo feliz en su matrimonio..una bendición.

Maria del Rayo dijo...

AMÉN!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...