lunes, 3 de noviembre de 2008

SAN MARTÍN DE PORRES, FRAY ESCOBA





lunes 3 de noviembre de 2008

SAN MARTÍN DE PORRES


No quiero que termine el día de hoy sin dedicar un sentido recuerdo a este santo, del que hace unos días sólo hicimos una leve mención, a través de un simpático video y nombrándole patrón y protector de la reciente campaña contra la pornografía infantil. Reconozco que lo hice por mi cuenta y riesgo, algo que desconozco si la Iglesia lo permite, que debe ser que no, en cuyo caso daremos al nombramiento un carácter honorífico.

He querido que aparezca en este blog porque hoy, 3 de noviembre, se celebra su fiesta. Para honrarle como se merece, acudí a participar en una de las misas de la parroquia del Rosario que regentan los Dominicos cerca de mi domicilio. No era Misa solemne, pero el fraile celebrante volcó toda su homilia en la vida y obra de este santo que aun prefiere pasar inadvertido, como lo fue mientras vivió. Las tres actitudes que resaltó del santo contrastan más que nunca con los contravalores con los que a diario convivimos.
Humildad
Pobreza
Amor a los pobres.
¿Es acaso en esta época valorada en algo la Humildad? Más bien todo lo contrario. Hoy lo que priva es el sobresalir sobre toda otra necesidad. sobresalir aunque sea por lo malo. Estar los primeros de cualquier lista deportiva, elegancia, belleza, dinero, poder... El orgullo, la soberbia el achicar a cualquiera que nos haga sombra aunque sea necesario acudir a malas artes.

Pobreza: sí la hay, abiertamente o escondida, pero no como el desprendimiento de todo lo superfluo o innecesario. No se trata ya de sacar una hipoteca con sudores y esfuerzos...Miramos alrededor y a pesar de la crisis contemplamos el lujo a dos pasos de nosotros, incluso nosotros mismos en ocasiones no somos capaces de suprimir de nuestras vidas algunos elementos accesorios que han llegado a convertirse en imprescindibles por la fuerza de la costumbre. Ya no hablo de las grandes fortunas o de los que gastan en arreglos de viviendas oficiales el oro y el moro. Hablo del español medio; es verdad que a algunos ya no se les puede calificar en ese nivel, pero aún así se tira de la Visa con demasiada facilidad. Pobreza es acostumbrarse a vivir en sobriedad segun las necesidades de cada uno.
Amor a los pobres. No es cuestión de ir repartiendo monedas de iglesia en iglesia, que es donde generalmente se afincan los pobres, que digo yo por algo será. Ya no es frecuente que te asalten por la calle pidiendo limosna, sino que cada uno tiene como adquirido por su perseverancia un lugar en cada templo. Pero amarlos no es la moneda desprendida de nuestro bolsillo. Amarlos es interesarse personalmente por él, conocer sus dificultades, dirigirles la palabra amable, la sonrisa...Cada pobre percibe al instante si se le quiere o no. Si se le arroja una moneda para descargar la conciencia o si hay amor en cada donación.
Estas tres actitudes de las que generalmente la persona actual carece, son las que vivió nuestro Fray Escoba hasta el extremo.
Para ello vamos a destacar algunos rasgos de su vida.
NACIMIENTO Y VIDA
Nació en la capital de Peru, en Lima el 9 de diciembre de 1579 y falleció el 3 de noviembre de 1639. Ya conocéis el hecho de que cuando se canoniza a un santo, se fija como fiesta el día de su muerte porque a nadie se le considera santo de altar hasta que no ha pasado a la Vida Eterna. Como decía un sacerdote, nadie es santo en vida, lo primero que se necesita para ser santo es morirse.
San Martín fue el primer Santo negro de América. Y fue nombrado PATRÓN UNIVERSAL DE LA PAZ. Se le conoce por Fray Escoba porque en el monasterio se le dedicó exclusivamente a la limpieza.
Estuvo entroncado con España a través de su padre, Don Juan de Porres, caballero español de la orden de Calatrava. Siendo su madre una esclava liberta, Ana Velasquez, nacida en Panamá.
Desde temprana edad trabajó como boticario en la casa de Mateo Pastor, donde aprendió los secretos de las hierbas que más tarde le servirían para curar enfermos. Otro de sus oficios fue el de barbero, que más tarde desempeñaría en el convento no sólo con los frailes, sino también con los pobres.
En el año 1594, entra en la orden de los dominicos como "donado", o terciario. Así vivió nueve años desempeñando los trabajos más humildes. Fue admitido como hermano de la Orden en 1603 y tres años más tarde profesó los votos de Pobreza, Castidad y Obediencia. Otros oficios que desempeñó entre los frailes fueron los de ropero, sangrador y sacamuelas. En seguida adquirió fama de curar las enfermedades, en especial de los más pobres y necesitados. Regalaba su ropa a los indigentes y a él acudían multitudes de todas partes para ser atendidos. En el huerto del convento plantaba las hierbas que luego aplicaba a cada enfermedad.

Su caridad extrema llegó a volcarla incluso con los animales, recogiendo los que iba encontrando heridos o sarnosos, los alimentaba y curaba. Incluso daba de comer a los ratones. Se caracterizaba por su constante alegría y su sonrisa perenne. Como ya hemos mencionado era la humildad su virtud más acentuada. Nunca se sintió ofendido por desprecios o humillaciones, A pesar de su situación de hijo ilegítimo y mestizo, ya que su padre no pudo contraer matrimonio con la esclava por pertenecer a la Orden de Calatrava. En una ocasión en que el convento pasaba auténticas privaciones económicas, Martín se ofreció al Prior para que le vendiera como esclavo. El prior conmovido rechazó su ofrecimiento.

VOCACIÓN PASTORAL Y MISIONERA

Su vocación pastoral y misionera la ejerció sin descanso entre negros, indios y gentes que le escuchaban en los alrededores del convento. Más tarde con la ayuda de algunas personas,, entre ellas el Virrey Conde de Chinchón fundó el Asilo y Escuela de Santa Cruz, donde albergaba a vagos, huérfanos y pedigueños. Dormía sólo dos otres horas al día, casi siempre por la tarde.
Sus modelos en santidad fueron:Santo Domingo de Guzmán, Santa Catalina de Siena y San Vicente Ferrer. Aunque trataba de ocultarse no tardó en adquirir fama de sabio y acudían a él, que no había tenido estudios, altas personalidades de todas partes para recibir consejos.
Durante muchos años padeció de unas fiebres que le acompañaron hasta su muerte. Cuando comenzaron a circular rumores de hechos sobrenaturales hubo quien empezó a temerle y huir de él.
Son miles las historias de sus milagros. Fueron testigos suyos los mismos frailes que convivieron con él, pero también numerosas personas que le trataron.
Entre otros dones recibidos de Dios, se le atribuyó el don de bilocación ya que sin salir de Lima fue visto en Méjico, en Africa y hasta en China y Japón, animando a los misioneros de aquellas zonas y curando enfermos. Se cuenta también cómo hacía comer en el mismo plato a un perro, un ratón y a un gato, en completa armonía. Atravesaba las puertas sin tener la llave y solía decir: "Yo tengo mis modos de entrar y salir". Las curaciones son innumerables, tanto en vida como después de su muerte, por lo que no es de extrañar la exultante devoción con que cuenta en toda Hispanoamérica, en especial en su tierra natal, Perú.
MUERTE Y CANONIZACIÓN

Cumplidos los setenta años; Martín de Porres cae enfermo y anuncia que había llegado la hora de encontrarse con el Señor. Toda la población se conmovió y el propio Virrey, Luis Jerónimo Fernández de Cabrera, conde de Chinchón, acudió a besarle la mano en su lecho de muerte.
Fray Escoba pidió a los religiosos que entonaran en voz alta el Credo, falleciendo mientras lo hacían. Eran las 9 de la noche del 3 de noviembre de 1639.Toda la ciudad acudío a su entierro, sin distinción de clases sociales. Altas autoridades civiles y eclesiásticas le llevaron a hombros hasta la cripta donde fue enterrado.

Su beatificación no tuvo lugar hasta 1837, por el papa Gregorio XVI y fue Juan XXIII, que sentía verdadera devoción por el santo, quien le canonizó el 6 de mayo de 1962.
Las palabras que empleó el papa para su canonización fueron:

Martín excusaba las faltas de otros. Perdonó las más amargas injurias, convencido de que él merecía mayores castigos por sus pecados. Procuró de todo corazón animar a los acomplejados por las propias culpas, confortó a los enfermos, proveía de ropas, alimentos y medicinas a los pobres, ayudó a los campesinos, a negros y mulatos tenidos entonces como esclavos. La gente le llama "Martín el Bueno".

En Perú se celebran varias procesiones en este día, siendo la principal la que parte de la iglesia de Santo Domingo en Lima donde está enterrado.
Ha sido nombrado patrón de numerosos oficios como: barrendero, barberos, Químicos y farmacéuticos, De la Sanidad de la Policia de Perú, de la Universidad de San martín de Porres y etc...

Espero que este exaustivo post sobre la vida de San Martín de Porres, Fray Escoba, del que se podría añadir mucho más contenido, haya sido ilustrativo para algunos que desconozcan su vida entregada a Dios, en un inacabable servicio a los más pobres y necesitados.

Esta mañana tuve el privilegio de besar una reliquia suya, pidiendo la desaparición de la pornografía infantil, así como por todos mis amigos blogueros. Estas líneas son una muestra diminuta de mi agradecimiento a un hombre santo que vivió al extremo esas cualidades o virtudes tan necesarias hoy para todos los cristianos que quieren vivir su fe sin cortapisas.
HUMILDAD
POBREZA
AMOR A LOS POBRES

10 comentarios:

ARCENDO dijo...

Bueno, si no te importa repito el comentario y el enlace.
Tan solo decirte que me ha gustado mucho, que como siempre sorprendes, por la cantidad de datos de este Santo tan querido por mi familia y por mi, "Martín el bueno", como bien dices en el post.
Y el enlace no es sino para complementar un poquito tu post, no para completarlo, porque no le hace falta. Ahí va el enlace, esperando te guste:
http://pccine.blogspot.com/2007/08/fray-escoba.html
Deja pasar unos 20 segundos y cuando salga el play en el recuadro negro, lo pulsas y ¡voila!.
Besos.

Militos dijo...

Gracias Arcendo: eres un sol. Siento haberte dado doble trabajo. Voy a ver el enlace más tarde porque ahora no puedo.
Un beso

Desire dijo...

Militos la palabra que lo define mas que nada es la humildad.

Hoy no pude entrar en Con sin nada ni una sola vez me sale que el blog no existe!!
Porque ayer pude entrar sin problemas.

Terly dijo...

Mi primer trabajo en Madrid lo realicé en una empresa cuyo propietario se llamaba R. Porres, quien decía que era descendiente directo del Santo.¿?
Como bloguero considero que también habrás pedido por mí y te lo agradezco. Espero que su escoba barra todo cuanto no nos guste de este mundo.
El beso que dices haber dejado en mi ventana, que ni lo toque y en todo caso que limpie alguna alfombra ligéramente manchada.
Un beso.

icue dijo...

Militos. con la que está cayendo, la intercesión de todos los santos es necesaria.
Haces muy bien en traer a San martin, además con tantos datos que se nos hace más cercano.
Con afecto

Caballero ZP dijo...

Mucho trabajo y mucho amor el que le tocaría repartir en estos días Militos.
Saludos

Militos dijo...

Desire: Exactamente creo que de su humildad partió todo lo demás.
No sé cual sería la causa de que no pudieras entrar en Con Sin Nada, no veo ningun problema. Se todas formas no perdiste nada pues no publiqué hasta esta mañana, seguía Raul de protagonista.
Un beso

Terly: Claro que llegó mi petición también por tí, faltaría más con lo que me gusta tu ventana.
UUn beso

Caballerozp: no sólo tendría excesivo trabajo el santo hoy día, sino que lo tiene gracias a los que nos encomendamos a él.
Un abrazo.

Icue: Esperemos que deje algun día cercano, de caer lo que está cayendo. Será gracias a los santos porque lo que es a los hombres... todo lo complicamos.
Saludos con mi cariño

Militos dijo...

Arcendo: de repente me parece recordar que ya escribiste hace tiempo tú sobre Fray Escoba. ¿Fue así o no?. Eso de la devoción de tu familia me suena. Porfa, sácame de la duda porque estoy desde anoche venga a darle vueltas. ¿Seré una plagiante?.
Entré ne el enlace que me diste, pero me pasé horas con el "espere unos segundos..." y no salió la película.
Un beso

ARCENDO dijo...

Felicidades a los atléticos por su buen juego, y mi solidaridad ante el robo manifiesto que le han hecho los inglesitos y un mal arbitro.
Besos.

Militos dijo...

No me hables, aquí se ha oido de todo contra los ingleses y eso que tenemos algunas raices con ellos.
Angelito como siempre llorando. Voy a tener que prohibirle el futbol.
Gracias Arcendo por tus ánimos. Un beso blanco.
Ya es que me siento completamente deshinibida, lo digo por el blanco

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...