domingo, 16 de agosto de 2009

CON IRONÍA


Copiado de un número atrasado

del semanario Alba


Sugerencias para aquellos a los que la Misa no les dice nada.

Con cariño y algo de humor.He aquí unas normas que suelen seguir quienes asisten a la misa dominical por compromiso, rutina, para que los vean o por otros motivos.

Al oir en la mañana del domingo la llamada de la campana, que invita a los creyentes a la oración y acción de gracias a Dios, no la dejes resonar en tu interior, bastante estás ocupado en organizarte bien el domingo.

Nunca llegues a la iglesia unos minutos antes, con tiempo suficiente para estar un rato en silencio y prepararte a vivir la celebración, es mejor entrar a última hora de manera atropellada, así se hará todo más corto.

Colócate lo más atrás posible, porque es más difícil seguir de cerca lo que se realiza en el altar, pero se domina mejor la situación, se está más tranquilito, además puedes salir con los primeros.

A ser posible, no abras la boca en la celebración, ni para cantar ni para unirte a la oración, esto es para personas más piadosas, a ti te va una postura más seria y digna.

Si te animas a cantar, no se te ocurra fijarte en la letra para ver qué estás diciendo, lo importante es que la canción salga bien; ya habrá tiempo para comunicarte con Dios.

Al sentarte para oir la Palabra de Dios, no escuches el mensaje de la lectura bíblica, para qué; es un buen momento para ponerte cómodo y descansar, puedes observar qué personas han acudido a la misa.

La homilía puede ser un verdadero ejercicio de paciencia, todo hay que decirlo; en cualquier caso ya te sabrás más o menos lo que dirá el sacerdote, puedes incluso comentarlo a la salida, pero no se te ocurra escuchar interpelación o llamada alguna para ti.

Aprovecha los momentos de silencio para recordar lo que tienes que hacer al salir de misa.

No entres dentro de ti, para dar gracias a Dios o pedirle perdón, a ti no te van esas cosas; al comulgar muestra tu habilidad, hazlo de manera rápida y ágil, así podrás pasar revista a los que vienen después de ti.

Al llegar a tu sitio no te recojas interiormente para comunicarte con Cristo, eso se hacía antes del Concilio.

Sobre todo sé rápido al final, porque ya sabes cómo se amontona luego la gente al salir.

No necesitas quedarte a recibir la bendición de Dios, Él te quiere y te bendice incluso cuando estás ya fuera del templo, pero eso sí, cuando el sacerdote diga en la misa: "Levantemos el corazón", tú no abras la boca, no digas: "Lo tenemos levantado hacia el Señor", no lo digas, porque no es verdad, todavía no has levantado el corazón hacia el Señor, y si no lo haces difícilmente te podrá decir algo la misa.

Con ironía, pero así viven la misa no pocos católicos.

Las últimas estadísticas en España:
un 75% se declaran católicos y un 30% practicantes.
hay un millón y medios de Evangélicos.
1'2 millones de Musulmanes
600.000 Ortodoxos.
100.000 Testigos de Jehova y otros...

9 comentarios:

Angel dijo...

Me lo guardo. Lo voy a utilizar en más de una ocasión. Gracias. Un beso

Militos dijo...

Angel: Es que tiene mucha miga ¿verdad?
Un beso

"Premio Maria Amelia Lòpez Soliño" dijo...

Es cierto que parece que en todas las religiones hay muchos practicantes que lo son sólo "por si acaso". Una forma irónica y divertida de reflejar esta realidad.
Enhorabuena y un saludo.

Tinika dijo...

Militos preciosa, paso un segundo y a toda prisa para dejarte miles de besos y desearos que Julio se encuentre bien. Salimos hacia el aeropuerto en breves momentos directos a Escocia, estaré de regreso la semana que viene y espero para entonces poder pasar a veros más tranquilamente.

Muchos besos llenos de cariño para ti y tu familia, dale un achuchón a Raquel que no me da tiempo a pasar a verla.

Besosssssssss

misideascotidianas dijo...

Pues sí, sí, aunque se me está ocurriendo algún puntito que otro, que me recuerda a la homilía de ayer...

Un beso

Luisa

Legionarius dijo...

Para eso mejor no ir.

Un saludo español...

amor que soy dijo...

yo lo que se es que hay sacerdotes que al mezclar en la homilía temas políticos que no vienen a cuento o adoptar respecto a la palabra de Dios una actitud blandurria y desaboria le quitan a uno las ganas de ir a misa

me repatea que el cristianismo parezca que coincide siempre con la extrema derecha, me parece lamentable y penoso, y estoy seguro de que Dios piensa lo mismo que yo

la iglesia peca muy a menudo de preocuparse mas por la iglesia y por la religión que por el amor de Dios

Militos dijo...

Premio María Amalia: eres muy amable visitando mi blog. Admiraba a María Amalia y os admiro a vosotros por mantener su recuerdo. Gracias por visitarme.
un beso


Tinika: Que lo pases genial en Escocia y vuelve pronto que re echamos de menos.
Besitos burbujeante Tinika

Luisita querida, seguro que a ti se te ocurren miles de cosas para añadir
Ya te veo maquinando.
Besitos

Legionarius: pues yo creo que lo mejor es ir y cambiar de actitud.
Un beso

Militos dijo...

Querido Amor: ya no sé si leerás esto, pero por si acaso te digo alguna cosa.
Todo depende de lo que llames política, si hablar del aborto, por ejemplo es política puede ser...

La teoría Cristianismo/extrema derecha, es algo de primeros del siglo pasado, hay que estar al día, Amor y mira a tu alrededor porque te llevarás algunas sorpresas.
Como sabes que te quiero bien, no te importará que te invite a algunas misas donde las homilias no tienen nada de blandurrias ni desaborías. la Misa es Misa con cualquier sacerdote, pero también es verdad que hay que saber elegir. Así que cuando quieras te acompaño a Misa.

Un beso, Amor

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...