jueves, 28 de enero de 2010

TOMÁS, LA LUZ APACIBLE


Aun a riesgo de que otro destacado BLOGUERO postee sobre el mismo tema, más que nada por su demostrada preferencia a quienes ostentan el nombre de Tomás, (Santo Tomás de Aquino que hoy celebramos) decido hoy escribir sobre este santo, porque creo que es de obligado recuerdo, no sólo por ser una fiesta estudiantil recibida siempre con algarabía, sino por la grandeza e inspiración de toda su obra, consecuencia ineludible de una vida consagrada a Dios con absoluta entrega.

VIDA
Nació, Santo Tomás de Aquino, en el castillo de Roccasecca, cerca de Aquino, en el año 1225.
Su padre, Landolfo, era descendiente de los condes de Aquino y estaba emparentado con Federico II.
Su madre, Teodora, también procedía de la nobleza. El matrimonio tuvo una familia numerosa.
Cuando Tomás contaba cinco años, fue enviado a la Abadía de Montecasino, bajo la custodia de su tío, Abad del Monaterio. Allí estudió: Gramática, Latín, Música, Religión y Moral. Continuó sus estudios en la Universidad de Nápoles hasta el año 1244, época en la que se despierta en él la vocación por la Orden de los Dominicos. A esta vocación se opone su familia por tratarse de una Orden Mendicante y por tenerle destinado como sucesor de su tío, el Abad. Sus propios hermanos organizan el rapto de Tomás, manteniéndole secuestrado en el castillo familiar durante más de un año. Fracasando en su propósito le dejan partir a París, donde se incorpora a los frailes de Santo Domingo.
En París coincide con San Alberto Magno, quien queda subyugado por las dotes intelectuales de su discípulo. En 1248 es eligido para acompañarle a Colonia, donde fundaría una Casa de Estudios para la Orden.

LA LUZ APACIBLE

Hago un inciso en la vida del llamado Doctor Angélico, para recomendar un maravilloso libro, escrito por Louis de Wohl, que si bien está encuadrado en el género de novela juvenil, me impactó cuando, hace ya algunos años, cayó en mis manos. Se trata de la obra titulada LA LUZ APACIBLE.
********************************************************
Nombre que por cierto, nuestra compañera y querida amiga Fran ha elegido para su genial blog, LUZ APACIBLE// Precisamente, fue ese título lo que me acercó a ella. y hoy me alegro infinito porque pude conocer a una gran amiga y admirable mujer que ya muchos conocéis y no necesita más presentación.
*********************************************************************

Dicha obra, escrita con la soltura y lucidez de este conocido escritor, además de profunda, resulta amena y entretenida, pues narra las aventuras de aquel tiempo caballeresco y arriesgado en que se encuadra la vida de Santo Tomás. El rapto llevado a cabo por sus hermanos y sobre todo los magníficos diálogos que sostiene con San Alberto, son algo que siempre quedarán en el recuerdo de quien lea este libro.

VIDA_ PARTE II
En 1272, regresa a Nápoles para fundar una Casa de Estudios y allí cesa en su labor de docente y escritor. En esa época pasa por intensos períodos místicos con arrebatos espirituales e inspiraciones que le absorbían por completo. En el año 1274 es llamado por el Papa Gregorio X para participar en el concilio por él convocado. Sin embargo, no puede asistir, ya que fallece en el viaje de Nápoles a Lyon.

APORTACIÓN TRANSCENDENTAL

A parte de sus numerosas y grandes obras, como la SUMA TEOLÓGICA, las CINCO VÍAS para demostrar la existencia de Dios... y etc... su gran aportación a la Doctrina Católica fue la de conciliar las corrientes que, hasta su llegada, se habían seguido por separado en la Filosofía y Teología.

Durante los siglos IV y V se impuso el pensamiento de San Agustín que señalaba como búsqueda de la verdad la necesidad de confiar en la experiencia de los sentidos.

A principios del siglo XIII fueron traducidas al Latín, por la Escuela de Traductores de Toledo, las principales obras de Aristóteles. Las traducciones fueron acompañadas por comentarios de algunos Averroes y varios Islamistas que dan lugar a una Escuela de filósofos (Averroistas) en la que se afirmaba que la Filosofía era totalmente independiente de la Revelación. San Alberto Magno y otros eruditos intentaron hacer frente con sus argumentos a los Averroistas, pero no lo consiguieron con éxito.

Hubo de llegar Tomás de Aquino para rebatir a aquellos con la brillantez de sus argumentos. Demostró que en las verdades de la fe, tanto la experiencia de los sentidos de San Agustín como las teorías de Aristóteles, eran compatibles y complementarias. Pero había algunas verdades como la ENCARNACIÓN que sólo se podía conocer por la REVELACIÓN.

La doctrina de Santo Tomás nos enseña que la fe guía al hombre hacia su fin último. Dios supera a la razón, pero no la anula. Todo conocimiento comienza en la sensación, pero los datos de la experiencia sensible se conocen sólo por la acción del intelecto, éste eleva el pensamiento hacia las realidades inmateriales como el Alma Humana, los Angeles y Dios.


SE PUEDE DECIR DE ESTE GRAN SANTO, TOMÁS DE AQUINO,

QUE CONSIGUIÓ ORGANIZAR EL CONOCIMIENTO FILOSÓFICO

Y LO PUSO AL SERVICIO DE LA FE.



9 comentarios:

Angelo dijo...

Sus cinco vias para la demnostración de la existencia de Dios, ha sido referencia para muchos .¿Antiguamente los estudiantes no hacían fiesta este día? No lo recuerdo bien. Un beso

ARCENDO dijo...

Que conste que por mi falta de tiempo no estoy entrando en ningún blog, pero aquí, por el tema, por la referencia y por el cariño, no me he podido resistir.
Me alegro que me hayas pisado a mi próximo TOMÁS, porque lo has hecho con tanta maestría como sensibilidad y conocimiento. NADIE lo hubiera hecho mejor.
La referencia al Tomás filósofo y SANTO es inmejorable, otra vez de CUM LAUDE.
BESÍÑOS TOMISTAS DE TU MAS FERVIENTE DISCIPULO, ADMIRABLE DOCTORA.

Militos dijo...

Angelo: es que las Cinco Vías siempre estarán presentes para el que, con sinceridad, quiera creer en la existencia de Dios.
En la Universidad si teníamos festivo. los chavales celebraban El 27 de noviembre que además de ser La Milagrosa, era San josé de Calasanz, pero ya hace tiempo que lo unificaron.
Un beso

Militos dijo...

Arcendo: la verdad es que no esperaba verte, te agradezco el detalle y el cariño.
Por favor no dejes de escribir sobre este Santo, yo no me he atrevido a profundizar mucho en su obra por falta de tiempo y concentración, pero sé que tú lo harás mucho mejor y más completo.

Besiños agradecidos, muy, mucho

Terly dijo...

Brillante entrada, querida Militos, repleta de buenos conocimientos y un "bel sapere fare"
También en mi Instituto se hacía fiesta el día de Santo Tomás.
Un beso.

maria jesus dijo...

Interesante entrada, militos. Volveré para leerla más despacio.

Sigue siendo fiesta estudiantil, pero la pasan al viernes para poder hacer puente y los profesores puedan irse a la playa, y los padres de los niños tambien, se piden un moscoso y ya está.

Un beso

Fran dijo...

Querida Militos, esa novela de Louis de Wohl también me gustó mucho cuando hace ya muchos años la leí. Su título, La luz apacible, me quedó siempre en la memoria recordándome la vida de Santo Tomás y aunque es un poco osado haber tomado estas palabras para título de mi blog, yo también me alegro infinito de haberlo hecho así si sirvió para acercarte y conocerte porque ya sabes cuánto te admiro y qué orgullosa estoy de tener como amiga a la mejor escritora de este la do de la blogosfera y de cualquier otro lado.
Es espléndida la semblanza que escribes hoy de Santo Tomás: “Todo conocimiento comienza en la sensación, pero los datos de la experiencia sensible se conocen sólo por la acción del intelecto, éste eleva el pensamiento hacia las realidades inmateriales como el Alma Humana, los Ángeles y Dios.” Me ha encantado, eres grande. Y gracias por recordame.

Fran dijo...

Y por cierto ¡qué acertado que hagan fiesta en el colegio!
Se han ido todos a la nieve y me han dejado ¡libreeee!
¡bieeeeen!

icue dijo...

Gracias por traernos a este gran santo, y recordarnos hoy sus muchas virtudes, que tanto nos ayudan en la vida.
Tú tan acerada como siempre.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...