martes, 16 de octubre de 2012

LA SANTA DEL SAGRADO CORAZÓN

 
 
 
 
La Santa que hoy celebramos con  la Iglesia, Margarita María de Alacoque, siempre fue una devoción muy importante para mí por el hecho de que en mi colegio, la Superiora de mis primeros años había tomado su nombre en su consagración como religiosa, aunque siempre se la llamaba Madre Alacoque, un nombre que por desconocerlo, me causaba extrañeza y deseos de saber algo de él. No fue difícil aprender la vida de esta Santa porque toda ella dependía de la gran devoción que las religiosas nos inculcaban por el Sagrado Corazón de Jesús. Por si con el tiempo lo hubies olvidado, que no fue así, cuando al cabo de los años de peregrinaje marinero por España, regresamos a Madrid para ya no movernos de mi ciudad natal, volví a encontrarme con la santa de mi infancia, precisamente en una pared de mi parroquia actual, donde hay una representación de la pintura primitiva, con la aparición del Sagrado corazón a Margarita María de Alacoque y un fragmento de las promesas del Sagrado Corazón. Mi parroquia posee el privilegio concedido por la Iglesia de tener dos Sagrarios, uno en la nave central y otro en una capilla lateral, cuyo Altar está  presidido por la imagen del Sagrado Corazón, donde se haya dicha pintura. Este reencuentro reavivó mi devoción  al corazón de Jesús.

Esta es la imagen y el Sagrario de mi parroquia, donde permanece Jesús, aún teniendo otro Sagrario en la nave central, la pena es que no consigo fotografía de la pintura de Santa Margarita que está a la izquierda, a la derecha escritas las promesas de los Nueve Primeros Viernes.





Breve biografía de Santa Margarita
 
Nacida en la Borgoña francesa, en la diócesis de Autún, el 22 de julio de 1647, es la quinta de siete hijos de un notario adinerado  y desde muy niña destaca por su carácter amable y por su pureza. Recibe la Primera comunión antes de los nueve años y al poco tiempo contrae una enfermedad reumática que la tiene casi sin poder moverse durante cuatro años. En su autobiografía cuenta: "Los huesos me rasgaban la piel por todos lados."
Hace un voto a la Santísima Virgen para ser una de sus hijas, sus palabras:
Ella se adueña de tal modo de mi corazón que me gobernaba como consagrada a Ella, reprendía mis faltas y me enseñaba la voluntad de Dios."

Al morir su padre y dada la precariedad en que queda  la familia, todos la instan a contraer matrimonio con un gran partido. Pero los planes de Dios son muy diferentes, la tiene reservada para una gran misión y va preparándola con numerosas tribulaciones, tentaciones del Demonio, enfermedades y humillaciones, suavizadas con momentos sublimes de consolación y revelaciones, sintiendo siempre la protección maternal de la Santísima Virgen. Su refugio y apoyo constante fue el Santísimo Sacramento, pero al vivir lejos de la Iglesia no siempre podía acudir a recibirlo en la Eucaristía, hasta que en una de sus encuentros con el Señor le revela que quiere ser el dueño absoluto de su corazón.
 
 "O todo o nada", son las palabras que escucha del Señor. Así toma el hábito de la Orden de la Visitación (Hermanas Salesas) en el Monasterio de Paray-le- Monial, a los 24 años y escucha de Jesús: "Es aquí donde te quiero." Profesa el 25 de agosto de 1671.


 
El Señor la quiere dedicada al amor de Dios y a la Cruz. La Presencia de Dios y su amor a la Virgen la ayudan a superar todas las dificultades y tribulaciones a las que se ve sometida. Como suele suceder, su fama de novicia santa es causa de humillaciones por parte  de sus autoridades religiosas, hasta ser amenazada con la expulsión de la Orden. Margarita María se queja entonces al Señor:
"Ay, Señor mío ¿Acaso serás Tú la causa de que no me admitan? Más tarde llegaría a ocupar el cargo de Maestra de Novicias.
 
Trabajaba en la enfermería cuando recibe las primeras revelaciones sobre el  Corazón de Jesús, entre los años 1673-75:
 
 
 
"Se me presentó Jesús bajo la figura de ECCE HOMO cargado con su Cruz, cubierto de llagas y de heridas. Su sangre adorable brotaba por todas ellas y luego con voz desgarradora y triste me dijo:
"¿No habrá por ventura nadie que se compadezca de Mí y que teniéndome piedad compadezca el dolor que sufro en este estado lamentable en que me tienen  sumido los pecadores?"
 
Santa Margarita María de Alacoque falleció el 17 de Octubre de 1690, a los 43 años, siendo beatificada por el papa Benedicto XV el 13 de mayo de 1920
 
Algunas de las revelaciones del Sagrado Corazón


Aquí tienes el Corazón que ha amado tanto a los hombres, y que no ha perdonado medio alguno de probarles su amor, hasta el extremo de agotarse y consumirse por ellos. Y en retorno, no recibo de la mayor parte sino ingratitud y menosprecio, lo que me amarga mucho más que todo cuanto he sufrido en mi pasión. Si los
hombres me correspondieran, siquiera en parte, consideraría poco lo que he hecho, y desearía, si posible fuera, sufrir más todavía... Pero, ¡ay!, no tienen sino frialdad y rechazos para cada una de las solicitaciones de mi amor. Al menos tú, hija mía, concédeme el consuelo de verte reparar, en cuanto puedas y de ti dependa, esa ingratitud. Participa de mis congojas, y llora por la insensibilidad culpable de tantos corazones".


"¿Quieres tú consagrarme tu alma para que en ella descanse mi amor crucificado, que el mundo entero menosprecia?... Quiero que tú corazón me sirva de asilo, en el que me cobije para solazarme, cuando los pecadores me persigan y me arrojen de los suyos... Entonces, con los ardores de tu caridad repararás las injurias
que recibo ... ¡Oh, sí!, a pesar del infierno, reinaré por la omnipotencia de mi Corazón."

" El Divino Corazón se me presentó en un trono de llamas, más
esplendoroso que el sol, y transparente como un cristal, con la llaga adorable, rodeado de una corona de espinas significando las punzadas producidas por nuestros pecados, y una Cruz en su parte superior..."



Promesas del Sagrado Corazón de Jesús a quienes comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos
 
"El amor omnipotente del Corazón de Jesús concederá a cuantos comulguen nueve primeros viernes de mes seguidos, la gracia de la Penitencia final; no morirán en mi desgracia ni sin recibir los Sacramentos porque mi Corazón les será asilo seguro en ese último momento."
"Él lo ha dicho, la Redención de su Corazón es la segunda y la suprema redención del mundo. El último y decisivo esfuerdo de su caridad." 
expiar las injurias que he recibido durante el tiempo que <br />he estado expuesto en los altares. Te prometo además que mi Corazón se dilatará <br />para derramar con abundancia laSanta Margarita María de Alacoque, pasó el resto de sus días como Maestra de Novicias, contestando a la numerosa correspondencia que recibía, con imnumerables y agotadores  sufrimientos físicos, llevándo todo su dolor con un inmenso deseo de reparación, luchando para que se aceptase la nueva devoción al Sagrado Corazón, con una presencia de Dios de permanente.
El Sagrado corazón la concedió también mucho amor por los Santos Ángeles y las Ánimas del Purgatorio con las que llegó a dialogar, llamándolas:
 
                    "Amigas pacientes"físicoss influencias de su Divino Amor El amor omnipotente de mi sobre los que den <br />este honor y los que procuren le sea tributado".&lt;/span&gt;<br />&lt;br /&gt;<br />&lt;span style="color: white; font-family: Verdana, Aron numerosa las promesas del Sagrado Corazón a quienes rindan culto a su Divino Corazón."
La Santa pasó el resto de su vida como Maestra de novicias, y contestando la numerosísima correspondencia que recibía y
rrespondencia que recibía y que con tanto esfuerzo aA

4 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

Amo al Sagrado Corazón.
Y gracias a esta Santa que fue muy dócil a difundir los mensajes de Jesús es por lo que conocemos ese corazón amoroso.
Mili, que hermosos recuerdos tienes, es grande tu testimonio de amor a Dios.
Gracias por este post.
DTB!!

gosspi dijo...

Pues tambien soy del Sagrado Corazón..lo llevo de seundo Nombre, soy del Sagrado Corazón....y su Encarnacion en mi es mi deseo mas ferviente. Como vivo lejos del pueblo tengo la Misa diaria lejitos...pero siempre intento los primeros viernes de mes ir...aunque no vaya a ultima hora ...El me deja con las ganas...y entonces me inspira otros ofrecimientos.....solo desde ese corazón roto de amor se entienden tantas cosas que sin El no tendrian sentido.
Me encantan saber mas sobre los santos.....gracias Militos.

Militos dijo...

Muchas gracias, María y Gosspi, se nota a la legua que las dos sois del Sagrado Corazón, en Él confiamos, en Él abandonamos nuestras angustias y cargas, en Él está todo el AMOR.

Muchos besos a las dos

belleza dijo...

gracias, por este compartir que decir cuando en esta bella reflexión lo dice todo sólo que aella interceda por nosotros para poder cada día ir entrando en el corazón de jesús, para así ser reflejos pequeños de su amor, gracias un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...