domingo, 5 de octubre de 2008

EUTANASIA Y VIDA

Hibiscus

Este domingo ha sido estupendo. Sabía, por mi buen humor, que algo inesperado me iba a suceder. Al llegar a la Misa acostumbrada, el párroco nos anuncia que va a celebrarla el Obispo Auxiliar de Madrid, don Juan Antonio González Camino. Se da la circunstancia de que hace algunos años, durante seís, este sacerdote acudía rigurosamente cada domingo a nuestra parroquia para celebrar esa misma Misa. Nuestro párroco le pidió que tuviera ese detalle con nosotros a lo que Martinez Camino ha accedido en cuanto el tiempo se lo ha permitido.

Verdad es que la Misa tiene el mismo valor sea quien sea el sacerdote que la celebre, pero todos esperábamos espectantes su homilía que por supuesto no defraudó a nadie. Corta, Clara y Concisa, como no podía ser menos viniendo de donde venía. Hasta la voz le acompaña, una voz que se distingue aunque te toque detràs de una columna, como fue mi caso. Me hubiera gustado grabar sus palabras para poder transmitirlas en su totalidad, pero no iba preparada para ello, por lo que voy a hacer un esfuerzo recordatorio de lo más importante.

Comenzó diciendo que acababa de realizar un viaje a Hungría, donde se reunieron miembros de las Conferencias Episcopales de todos los paises. Y habian llegado a la conclusión de que el mundo es un pañuelo, Europa cada vez más pequeña. La Iglesia una madre que abraza a todos sus hijos estén donde estén. Como referencia al Evangelio de hoy,(Mat,21,33-439) sobre el dueño que plantó una viña y se la arrendó a unos labradores. Mandó a sus criados para recoger los frutos y fueron apaleados. Al enviar a su propio hijo. lo mataron para eliminar al heredero y quedarse con la viña.
El final es sobrecogedor: "Por eso os digo que se os quitará a vosotros el Reino de Dios y se dará a un pueblo que produzca sus FRUTOS."
Nuestro Obispo Auxiliar insistió en que los FRUTOS que Dios espera son el AMOR y la FRATERNIDAD. Pero que hoy las personas con su egoismo lo único que quieren es quedarse con la herencia y matar al Hijo de Dios y a quien se les ponga por delante.
Siento mucho no recordar con exactitud todo lo que nos dijo. Venía realmente asustado de lo que se lee en los periódicos de estos días sobre la EUTANASIA. Barbaridades, como exigir el derecho de acabar con la propia vida, cuando uno decida por su cuenta que ya no quiere vivir por una enfermedad que, segun ellos, no les permite hacerlo con dignidad. ¿A qué situación está llegando el hombre que se atreve a reclamar la EUTANASIA, como un derecho?. Mucho insistió en este doloroso tema.

Los que soís más jóvenes no podéis recordar cuando se aprobó por primera vez la ley del ABORTO. La respuesta que se nos daba desde todos los organismos oficiales, hasta desde la Zarzuela, era que no se trataba de una ley, sino de una despenalización. Como siempre echando balones fuera y no llamando a las cosas por su nombre. Nos echamos a la calle y en muchos diarios se leían cartas advirtiendo que detrás del ABORTO, vendría la EUTANASIA. Pues bien seguimos en plena lucha contra el ABORTO y ya tenemos aquí la EUTANASIA. Siempre los enemigos de la VIDA, siguen los mismos pasos.
Sobre Aborto y Eutanasia, han escrito la mayoría de los blogs. Recomiendo leer a Icuehttp://unpadredefamilia.blogspot.com/

Martinez Camino terminó diciendo que la vida vale mucho y vale más si se está dispuesto a entregarla y gastarla por Dios y por los hermanos.

VIDA EN LA MUERTE

Y al recordar este valor de la vida, me viene a la memoria un interesante y conmovedor libro que leí hace tiempo y seguramente muchos conocéis: MARTES, CON MI VIEJO PROFESOR. Escrito por Mitch Albon, propio protagonista de la historia real que se narra. Se acaban de hacer nuevas ediciones, una de ellas de bolsillo
Las cuestiones que se abordan son: VIDA, AMISTAD Y AMOR. Al buscarlo hoy en internet me llevé la sorpresa de que lo definen como libro de auto ayuda y siempre aseguré no haber leído ningun libro de esas características. Lo que me atrajo de él fue que se tratara de una historia real, contada por el mismo protagonista.

Un antiguo alumno universitario del profesor de Sociología que se encuentra con una enfermedad terminal, decide visitarle todos los martes hasta el final de sus días. Se establece entre ellos una relación sublime, donde el enfermo va vertiendo en su acompañante toda la sabiduria sobre la vida y el valor de la vida que ha ido acumulando con sus estudios y su experiencia. El alumno absorbe estas enseñanzas con auténtica avidez y va adquiriendo una perspectiva vital que nunca antes se había planteado. Pero lo más admirable es todo el amor y entrega que, por parte de su familia y amigos, se derrocha alrededor del enfermo, hasta el último instante de sus días.
En la ventana, frente a su cama, una planta llamada HIBISCUS era su paisaje preferido y contemplado.


Si no lo habéis leído lo recomiendo encarecidamente. Es uno de esos libros que una vez leído, te cuesta ccomenzar otro porque no va a ser comparable.

11 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Como apuntabas en tu post hay un interés desde hace mucho tiempo en no llamar a las cosas por su nombre, de ahí el utilizar reiteradamente lo de “interrupción voluntaria del embarazo”, cuya traducción es asesinato de un bebe mediante diferentes técnicas carniceras.
Saludos

Militos dijo...

Así es caballerozp y que difícil es luchar contra ese enmascaramiento de palabras que la gente no quiere entender.
Un abrazo

icue dijo...

militos.
Sobre estos dos temas aborto y eutanasia acabo de escribir en mi blog, donde queda claro lo que pienso, y hace años aprendi de mis padres y amigos.
Como decia Monseñor Martinez Camino, que la vida vale mucho y vale más si se está dispuesto a entregarla y gastarla por Dios y por los hermanos.
Un afectuoso abrazo

Militos dijo...

Icue, recomiendo a todos que lean esos post tuyos, están clarísimos.
Un abrazo

Luisa dijo...

Militos,por fa,¿has visto qué video más bueno me han pasado sobre la defensa de la vida? Pasate cuando puedas,pon los altavoces y vete a la plaza más próxima para que todo el mundo lo oiga.
Besos

Oscár dijo...

está muy buena la entrada militos, y me alegra vovler a ver tu blog, por otor lado, me has hehco pensar que no he comentado la lectura de ayer con su respectiva homilia, y bueno que hablando de europa un pañuelo, cuidado con creer que se los has quitado a ustedes para darselo a esta américa, que nada nos pertenece, ni a los unos ni a los otros, somos simples inquilinos.

Militos dijo...

Gracias Oscar, por ahora se acabaron las pesadillas.
Venga pues comenta la homilía.
Saludos

ARCENDO dijo...

Gracias por tu preocupación, querida amiga. Estoy con el gripazo en su momento más jorobado... si puedo esta noche, postearé algo y contestaré debidamente a todos vuestros amables correos. BESOS.

Aprendiz dijo...

Pues la verdad hay gente que no solo pide la eutanasia en caso de enfermedad, aunque sea triste pero conozco de un caso ( por ahora solo uno), que no quiere vivir a partir de los setenta y pico. Aunque no esté enfermo, por el simple hecho de que no será un "chiquillo". En fin cuantos habrá con esta mentalidad. Claro que eso lo dice ahora con 20 años, ahora apoyará la eutanasia, pero me gustaría conocer que piensa cuando llegue a esa edad.

Militos dijo...

Me has tenido en vilo, como otras veces. Ya te dije que te cuidases.
Gracias por dejarte ver. Ya sabes que me preocupo.
Mejórate, por favor. Aunque no publiques mejórate que es lo que importa.
Un beso

Militos dijo...

Aprendiz: ya lo verá. ya lo verá. Es inaudito el poco valor que le dan a la vida. Mi padre murió a los 86 años por un cancer y no te imaginas lo vital que fue hasta el último día de su vida. un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...