viernes, 19 de junio de 2009

HA MUERTO UN HOMBRE



Hoy ha muerto un hombre, no un policía, ni un inspector de la brigada de información de la lucha antiterrorista. Ha muerto Eduardo Antonio Puelles Garcia. Un hombre con una esposa y dos hijos, con una familia a la que sacar adelante, a la que entregar su amor y dedicación, con la que disfrutar y en la que descansar de la ardua tarea diaria.


Cuando un hombre muere antes de tiempo algo muere en cada uno de nosotros, algo muere en España, nuestra patria ya no está completa, falta Eduardo Antonio y nuestra humanidad se queja, hay un lamento en toda ella. Su mujer con una crisis de ansiedad tuvo que ser ingresada de inmediato en el Hospital de Basurto, sus dos hijos ya no olvidarán nunca aquel instante, marcado para siempre en su retina y en el fondo de su alma. Y ha muerto de la peor manera que se puede morir, si es que hay alguna aceptable cuando se muere a manos de ETA, calcinado por el efecto de la bomba lapa que explosionó en su coche.
Ha muerto en acto de servicio a su patria y a sus hermanos los hombres. Este será su principal pasaporte para una vida de gloria. Ese fue su delito, entregarse a salvaguardar la vida de otros. ¿Qué precio se puede pagar por esto?


Cuarenta y nueve años de humanidad han desaparecido en Arigorriaga, Vizcaya, y todo sigue su curso, condolencias, condenas, funerales... donde el único valor absoluto serán las plegarias que se eleven al Cielo por su alma. Plegarias y el llanto de su familia que es también oración dolorosa por el hombre perdido, a manos de una ETA asesina que nunca desaparecerá si los gobiernos miran para otro lado o están demasiado ocupados en rematar otros asesinatos de inocentes.

Hoy ha muerto un hombre y el corazón me dice que una parte mía, nuestra, desaparece con él.



4 comentarios:

Jose A. Jimenez dijo...

Me uno a tus palabras,no se puede describir mejor.
Aunque en este caso pareciese contradictorio,una musica hermosa.
Un beso

Alter ego dijo...

Siempre nos toca pagar los platos rotos.¿Que hace nuestro Gobierno? Por desgracia nada de nada.
Solamente puedo añadir que: descanse en Paz y sincerame pésame a su familia.
Que Dios le guarde en su seno.

INÉS dijo...

Ha muerto un hombre que compartía una tierra con algunos que se creen en el derecho de decidir quienes pueden vivir en ella.
¡No tienen razón! y menos aún cuando sólo saben hablar con pistolas en la mano.
Que nos dejen en Paz.

Jose A. Jimenez dijo...

Ha muerto un hombre,pero por suerte para nosotros y desgracia para los asesinos,todavia quedan hombres y mujeres admirables,que lucharan por su pais hasta la ultima gota de su sangre.
Gracias amigo Eduardo Antonio Puelles,por tu entrega.
!QUE EN PAZ DESCANSES!

Un beso Militos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...