lunes, 8 de marzo de 2010

MUJER


No sé cual es la causa, pero hoy me entraron ganas de hablar de la MUJER.


Justo es reconocer que en tiempos pasados, el estatus de las mujeres se ceñía a la dependencia del varón, aunque con sinceridad, en mi caso personal y supongo que en el de otras muchas, nunca me sentí discriminada, no sé si porque siempre me consideré muy independiente, áun dentro del matrimonio, incluso antes del mismo, ya que en mi familia todos, chicos y chicas fuimos tratados igual, a excepción de la hora de volver a casa, cursamos los mismos estudios y, aunque esté mal decirlo, no dábamos un palo al agua en el hogar ni unos ni otras. Para más igualdad, hasta nos trajeron a este mundo de forma paritária, tres mujeres y tres varones. Pero sí, en la vida social y política de los paises existían esas diferencias:

No se las dejaba votar.
No se concedían créditos a las mujeres.
No se permitía la firma de contratos sin autorización del cabeza de familia.
Para viajar se necesitaba el permiso expreso del marido.
El marido trabajaba fuera de casa y la marcha del hogar y los hijos era responsabilidad exclusiva de lamujer.
Aunque no había una ley expresa para que la mujer no fuera universitaria, la verdad que su presencia en la Universidad era escasa.
Tampoco era fácil acceder a un puesto de trabajo.

Podíamos seguir hasta un largo etc... pero lo que me interesa resaltar precisamente es todo lo contrario, ese movimiento pendular que nos ha llevado al otro extremo, sin olvidar, por supuesto, que hoy día siguen existiendo algunos estados donde la mujer continua su calvario de sometimiento a las leyes del varón. Algo que se tolera desde algunos gobiernos, como el nuestro, donde se pregona la sagrada IGUALDAD.

Esa primacía del varón sobre la mujer dio lugar a los movimiento feministas de finales del siglo XIX y principios del XX. En principio fue legítimo lo que perseguían, sin embargo, todo ha derivado en exceso y confusión, siendo lo más grave ese rechazo innato a la maternidad, considerándola como una imposición machista de la que había que desprenderse sin reparar en los medios. De los cuales, el más injustamente reclamado ha sido y sigue siendo el ABORTO. Al grito de: "Nosotras parimos, nosotras decidimos" están consiguiendo su imposición a la sociedad como un derecho de la mujer, conculcando con él el más fundamental y primero de los derechos: el derecho a la Vida.


CONSECUENCIAS DE LA IGUALDAD- DESIGUALDAD

La primera y nefasta consecuencia de la desproporcionada revisión de los derechos femeninos, es la victimización de la mujer, confrontada hoy con el hombre de manera exaustiva. Sentirse víctima frente al hombre y reclamar el amparo de las leyes de manera injusta, es un mal camino para llevar a buen término la marcha de cualquier sociedad, como lo ha sido el exagerado machismo. El trabajo conjunto del hombre y la mujer es necesario, imprescindible para la buena marcha del mundo global y del particular de cada ser humano, dentro y fuera del hogar. Esa complementariedad esencial, desde que fuimos creados hombre y mujer, no se puede desligitimar relegando la posición de uno u otra en la vida social de un país.


LUGAR DE REALIZACIÓN DE LA VERDADERA IGUALDAD._

Principalmente es en la institución matrimonial, de un hombre y una mujer, o si se quiere de una mujer y un hombre, donde se puede lograr esa complementariedad masculina-femenina sin la que es imposible llegar a igualdad alguna, tanto fuera como dentro del hogar. El hombre o la mujer que trata a su cónyuge sin superioridad, valorándolo de igual a igual, habrá aprendido a actuar de la misma manera en el trabajo y en cualquier lugar.

La familia es esa célula primera de la sociedad, donde se aprende a ser persona, incluso ciudadano que sabrá comportarse en la vida social de acuerdo a los parámetros enseñados y practicados desde la más tierna infancia.

La historia de la humanidad se ha movido desde siempre, consiguiendo sus mejores logros, gracias a la familia, no a leyes ni prebendas absurdas derivadas de ministerios o gobiernos donde se prime el hecho de ser mujer. Más bien son estos elementos los que estan dando lugar a aberraciones, como el aborto o los mal llamados matrimonios gays.

Enfrentar al hombre y a la mujer no puede dar fruto alguno, no somos enemigos, Dios nos hizo complementarios y saltarse este principio básico sólo produce cataclismos aberrantes, desde el maltrato al sometimiento de un sexo al otro. Por el contrario, reconocer lo que cada uno puede aportar al mejoramiento del mundo actual es el único camino factible para conseguir un auténtico progreso social. Sin olvidar ese papel fundamental de la mujer en la familia, sin excluir la debida aportación del varón en el mismo ámbito, pero valorando a aquella que, por los motivos que sean, no desarrolla su trabajo en otro ámbito que el familiar.
LA FAMILIA, es lo que los estados y gobiernos deben apoyar por encima de otras bagatelas, por muy disfradas que se nos muestren de IGUALDAD.


¿Es que nadie se ha fijado en que hasta físicamente hemos sidp fabricados de manera complementaria? ¿ Que hasta el cuerpo del hombre y la mujer encajan perfectamente?

NO SÉ SI ME EXPLICO BIEN

8 comentarios:

JM dijo...

Militos.. te explicas como los ángeles( o será como las?..jeje).Un beso.

ARCENDO dijo...

Te explicas MEJOR QUE EL ESPASA...
Suscribo al 100% TODO ESTE POST, ¿Por qué será que somos tan coincidentesssss?
BESIÑOS

maria jesus dijo...

Divinamente. Te explicas divinamente.

!Clarísimo!

eligelavida dijo...

Más bien sí...

María dijo...

Me encanto leerte.
Magnifica entrada

"Feliz día de la mujer"

Un beso y un abrazo para ti mi querida amiga

JOSE LUIS CARVAJAL dijo...

¡Muy bueno y feliz día de la mujer, bien merecido por ti!

Caballero ZP dijo...

Mejor permanezco callado, porque me conozco. No por tu entrada, si no por lo que tendría que decir sobre el papel de algunas “mujeres” en este país.
Saludos

maria jesus dijo...

En mi familia eran medio machistas. Yo estudié como mi hermano y ninguno de los dos dabamos un palo al agua en casa.

Pero todos los domingos mi padre se iba con mi hermano al futbol, que era cosa de hombres, y a mí me compraban un cuento para conformarme, a eso le debo mi afición a la lectura y un complejo de Edipo frustrado

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...