jueves, 20 de octubre de 2011

TÉMPORAS, CON RETRASO





ADVERTENCIA:
Esta entrada la tenía preparada hace quince días, pero mis ocupaciones no me han dado ocasión de publicarla hasta hoy, sin embargo no quiero echarla a la papelera. 
****************************************

Cuando estuve en Vicálvaro, en la zona nueva, acompañando a mi hija tras su operación, fui a Misa a una parroquia nueva
dedicada a la beata Madre Teresa de Calcuta.



 Ya esta dedicación me produjo una gran alegría en el alma. La situación de la parroquia es provisional, a la espera de, con las propias donaciones y ayudas de los parroquianos, conseguir su ubicación formal en un terreno ya concedido. De momento se encuentra en un pequeño local de un edificio, pero es admirable el ambiente conseguido. El Sagrario en el lugar central, un Crucifijo grande en la pared, sencillo, pero que habla; a la izquierda un retrato de la Madre Teresa que seguro desde él Cielo, los colma de bendiciones; a la derecha una pequeña imagen de la Virgen Madre y un gran cuadro de Jesús de la Misericordia. 

Esta sencillez y falta de adornos hizo  mi oración mucho más recogida e interiorizada y por lo que pude observar lo mismo ocurría a los demás fieles, las genuflexiones ante el Sagrario, el silencio y la devoción de los pocos asistentes te acercaba más a Dios. El Párroco joven, que momentos antes había iniciado la catequesis de Primera Comunión a los niños (he de decir que esta zona nueva de Vicálvaro, gracias a Dios, está plagada de niños)  celebró una misa perfecta en cuanto a la Liturgia y su breve homilía nos aclaró de manera sencilla y entrañable la festividad que ese día celebraba la Iglesia.  

Era el miércoles 5 de octubre y se trataba de las Témporas de Acción de Gracias y de petición. Lo que el sacerdote nos comunicó fue muy significativo, en cuanto a la diferencia entre los hombres  cuando esta celebración se consideraba muy trascendente para los cristianos y los hombres del mundo de hoy. Aquellos, todo lo referían a Dios, conocían que su propio origen y el de toda la Creación venía de Él, esto les llevaba a dar gracias por todo. Al estar en contacto con la Naturaleza, con el campo, comprobaban cómo los frutos salían de la tierra, cómo crecían las semillas por ellos plantadas, cómo el Sol y la lluvia hacía germinar todo. Ese contacto directo con el campo les llevaba a Dios.

¿Qué ocurre hoy?: 
Por lo general hay más dificultad en reconocer a Dios en todo lo que necesitamos para nuestra vida porque todo se compra en los supermercados, podemos llegar a pensar que siempre las cosas han  estado en los estantes de los comercios. Los niños de ahora  conocen los animales casi exclusivamente por los dibujos animados ¿Por qué dar gracias a Dios por algo que está al alcance de nuestra mano y nuestro dinero?
Tal vez esta época de crisis económica nos vuelva un poco a la raiz de todo, a ese Dios providencial que cuida amorosamente de nosotros. Tal vez lleguemos a entender en el corazón, el verdadero sentido de esta fiesta de Témporas que la Iglesia ha seguido celebrando con constancia.  
Dejo aquí un breve fragmento de un interesante artículo que explica la razón de ser de las Témporas:

 
"Las Témporas, y con ellas las Rogativas, son una antiquísima institución litúrgica ligada a las cuatro estaciones del año. Su finalidad consistía en reunir a la comunidad, para que, mediante el ayuno y la oración, se diese gracias a Dios por los frutos de la tierra y se invocase su bendición sobre el trabajo de los hombres. Las Témporas nacieron en Roma y se difundieron con la liturgia romana, al mismo tiempo que sus libros litúrgicos. Al principio tuvieron lugar en las estaciones del otoño, invierno y verano, exactamente, en los meses de septiembre, diciembre y junio. Pero muy pronto debió de añadirse la celebración correspondiente a la primavera, en plena Cuaresma. Por algunos sermones de San León Magno se concoce el significado de estas jornadas penitenciales, que comprendían la eucaristía, además del ayuno, los miércoles y los viernes de la semana en que tenían lugar. El sábado había una vigilia, que terminaba con la eucaristía también, bien entrada la noche, de forma que ésa era la celebración eucarística del domingo
EL AÑO LITÚRGICO
Julián López Martín


Y UNA PETICIÓN:
Ya sé que tenemos mucho por lo que rezar: por la marcha del mundo, por uno mismo y por los demás, pero os pido una sola Avemaría para que esta parroquia de Vicálvaro, dedicada a la Beata Madre Teresa de Calcuta, pueda cuanto antes edificarse en el lugar ya asignado.
Dios y la santa esperan grandes frutos de ella.

7 comentarios:

maria jesus dijo...

Vale, ya está rezada

PEPE LASALA dijo...

Mi Oración la tienes con todo mi corazón. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

ARCENDO dijo...

Rezo por eso y también el AVEMARIA pertinente para que hayas llegado bien a tu destino de finde. Hazme saber, cuando puedas, que es así.
besiños a la espera.

ARCENDO dijo...

No sé nada de tí.... y me inquieta, que tal si rezo un poco más?, ¡lo voy a hacer!
BESIÑOS.

Miriam dijo...

No sabía lo del ayuno en este día de gracias
ah, y ya rezada¡¡¡ ¿nos iras contando cmo va la parroquia, verdad?

ARCENDO dijo...

Querida Valkiria, me alegro mucho que hayais llegado bien, me alivia mucho, saber que es así.

Off topic. Me gustaría que me comentases algo en uno de mis post anteriores, porque estuvo animado y me gustará que me aportes tu parte, este es el enlace:

http://arcendo.blogspot.com/2011/10/pensamientos-caballo-entre-la.html

los comentarios, como verás estuvieron muy jugosos.

BESIÑOS DE ALIVIO-

MOMENTOS dijo...

Ultimamente leo con retraso todos los blogs, pero los leo. saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...