miércoles, 26 de octubre de 2011

DE PASO, PERO NO PASOTAS




Cuando Jesucristo vino a la tierra, durante sus tres años de vida pública, siempre iba como de paso, no arraigaba de manera estable en ningun sitio,  Galilea, Jerusalén, Samaria...de aldea en aldea..., nunca se quedaba de fijo en algun lugar, nunca llevaba equipaje. Iba de paso, pero jamás pasó de largo ante nada ni ante nadie, su mirada lo abarcaba todo, los campos preparados para la siega,, la oveja perdida, las aves del cielo, los peces...y, sobre todo, los hombres que le salían al paso y aquellos otros sentados al borde del camino que no se atrevían a acercarse al Maestro. Él llegaba a todos, a los niños, ancianos, enfermos, endemoniados, curiosos, indecisos y  hasta  a  aquellos que pretendían tenderle alguna trampa, incluso sentía que alguien le tocaba de manera especial en medio de la multitud que le apretujaba.

Jesús veía todo, sentía todo y todo lo remediaba. Su Padre Dios le había enviado a laa tierra para eso, para curar, salvar a los pecadores y atraer a todos hacia sí para conducirlos a su Padre.

Esa es la enseñanza principal del Maestro, que no pasemos de largo ante la vida ni ante los hombres, que nos pongamos a tiro de los demás, de sus necesidades, para que puedan contar con nosotros. No apartar a nadie por ningun motivo, por la prisa, por el trabajo, por los propios intereses o problemas. Todo lo que ocurre a nuestro alrededor nos interesa, debemos implicarnos en las personas y en los sucesos. Cuando escuchamos o leemos noticias trágicas en los medios de comunicación, tomarlo no como simples noticias que nos escandalizan o compungen, sino algo y alguien que nos atañe personalmente.  No se puede pasar página ante los dolores, las desgracias o males de nuestros hermanos, grandes o pequeños:
TERREMOTOS



ASESINATOS




ABORTOS




NIÑOS DESAPARECIDOS





SECUESTROS DE COOPERANTES



Nada nos puede resultar indiferente, tampoco las cosas buenas y hermosas de cada día para dar gracias a Dios. Estamos de paso,  éste no es nuestro destino final, pero no podemos pasar de largo ante los sufrimientos o penurias del prójimo. Nuestra implicación ha de llegar hasta lo que nos sea posible, lo que nos corresponda, actuar diréctamente si se puede o colaborar desde lejos con el apoyo y cariño, con aportaciones económicas y sobre todo con la oración constante y diaria para que el UNICO que todo lo puede, acorte los tiempos de la prueba, resuelva y sane el dolor de la Humanidad. Es necesario tomar partido en todo. Cualquier actitud fraterna a nuestro alcance es buena, es lo que Jesucristo hizo, de paso en este mundo, "Pasó haciendo el Bien". Vino a hacer el bien y a enseñarnos a hacerlo. De paso, pero sin pasar de largo ante las necesidades del hombre.

Tampoco ahora pasa de largo ante tí ni ante mí; viene a nosotros en un encuentro diario en la oración y real en la Eucaristía. Si  a veces tiene que hacerse el encontradizo hasta con los que no le buscan ¿qué cosas no hará contigo que vas tras Él en todo momento? No tengamos prisa, aunque el mundo ande acelerado, nuestro deber y nuestro amor al prójimo que nos está pidiendo a gritos, es de exigencia divina, estar a todo y a todos.

Ir de paso, pero no ser pasotas.

8 comentarios:

LAH dijo...

Cuanta razón llevas Militos! estupenda entrada un abrazo

Bruce dijo...

Así es, salvo alguna excepción, en la que lo correcto sea pasar.

Marian dijo...

Muy buena tu entrada Militos.
¡Muchas gracias!
Un abrazo.

MOMENTOS dijo...

Que bueno es tener personas como tu que nos dedican post como el de hoy. Gracias. Besos

Julio dijo...

Estamos de paso, pero no solos. Jesús pasa a nuestro lado a todas horas.No le dejemos escapar.... porque"anochece" Señor ,sin tu celestial compañía.Un fuerte abrazo Militos.

ARCENDO dijo...

No vengo de PASO, vengo a quedarme, CONTIGO SIEMPRE, a agradecerte los detalles y estos escritos tan llenos de verdad, de sentimiento, de oración. Besiños que no pasan

ARCENDO dijo...

Querida Mili, acabo de llegar y siento no haber estado para rezar el Angelus contigo..., lo hago ahora mismo, en este blog tan querido.
BESIÑOS.

Militos dijo...

Valñe, Arcendo,no importa, nuestro tiempo no es el tiempo de Dios.

BESIÑOS Y MUCHAS, MUCHAS GRACIAS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...