sábado, 19 de noviembre de 2011

PARA REFLEXIONAR




Este post es una llamada a la reflexión , pero que nada tiene que ver con las fechas en que nos encontramos. Reflexión para los católicos en cualquier estado civil que se encuentren.
No creo que haya persona alguna con una capacidad de síntesis como el Papa Benedicto XVI. Es cierto que su fuente de inspiración es el propio Espíritu Santo, pero esa característica suya de resumir y concretar en párrafos breves, como dardos dirigidos al centro de una diana,  es innata, aunque  también  fruto de un nivel intelectual muy elevado, de un magisterio que sabe ponerse a la altura de sus alumnos. Alumnos que son católicos, cuya realidad y misión en la vida son distintas, segun su estado civil,  por lo que exigen distintas directrices. El Santo Padre es el Maestro, el Padre que "cala" a cada uno de sus hijos y les habla como mejor le puedan entender; es el Pastor que conoce a sus ovejas y las conduce, una a una, sin miramientos con sus palabras, su amor y su entrega,  al redil.
Estos días en Africa, en Togo y en Benin, le han escuchado Sacerdotes, Seminaristas, Religiosos y Laicos. En cuatro magníficos párrafos ha subrayado con mayúsculas lo que se espera de un católico en el estado civil que voluntariamente ha elegido.

Aunque no estemos en África esto es lo que nos dice a todos y cada uno de los Laicos:


¡¡ Lección magistral !!
»En cuanto a vosotros, queridos fieles laicos que, en el corazón de las realidades cotidianas de la vida, estáis llamados a ser sal de la tierra y luz del mundo, os exhorto a renovar también vuestro compromiso por la justicia, la paz y la reconciliación. Esta misión requiere en primer lugar fe en la familia, construida según el designio de Dios, y una fidelidad a la esencia misma del matrimonio cristiano. Exige también que vuestras familias sean verdaderas "iglesias domésticas". Gracias a la fuerza de la oración, se transforma y se mejora gradualmente la vida personal y familiar, se enriquece el diálogo, se transmite la fe a los hijos, se acrecienta el gusto de estar juntos y el hogar se une y consolida más. Haciendo reinar en vuestras familias el amor y el perdón, contribuís a la edificación de una Iglesia fuerte y hermosa, y a que haya más justicia y paz en toda la sociedad. En este sentido, os animo, queridos padres, a tener un respeto profundo por la vida y a testimoniar ante vuestros hijos los valores humanos y espirituales».

5 comentarios:

ARCENDO dijo...

El Papa habla para TODOS sus hijos, y los buenos hijos como tú, además repiten a sus hermanos las cosas que tan bien dice el Santo Padre. Gracias por difundir EL AMOR en la red, gracias a tí, por ser como eres. Y gracias también a DIOS por haberte traido sana, salva y santa, otra vez a los madriles.... y mañana, ¡a votar!
BESIÑOS DE TRIUNFO (POR FIN)

Militos dijo...

Arcendo que estamos en jornada de reflexión política...

Gracias por tu colaboración en todo.
Besiños de reflexión

martha bernal dijo...

En mis tiempos era más fácil unir la familia, hoy veo que tanto los medios de comunicación como las nuevas costumbres tan liberales confunden a los hijos (hoy mis nietos) y los padres tienen una misión mucho más dificil. Que Dios los guíe para lograrlo. Saludos Martha.

Militos dijo...

QUERIDA MARTHA: tienes toda la razón, es mucho más difícil y sólo metiendo a Dios en la familia se puede lograr algo, con mucha dificultad, pero con fe.amor y constancia.
Un beso

Angelo dijo...

Me encanta que B.XVI viaje porque sé que nos depara siempre un gran regalo para todos. Sus discursos son un verdadero tesoro y aliento para todo su rebaño. Feliz Fiesta. Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...