martes, 11 de diciembre de 2012

MI VIRGEN DE LORETO




Son muchas las advocaciones de la Virgen que han pasado por mi vida, empezando por La Milagrosa con cuyo nombre me bautizaron  por haber  nacído  ese día y por librarnos  de un Madrid, donde se dieron los mayores peligros de la   Guerra Civil.  Cuando terminó, mi madre, llevó durante un año el hábito, blanco y azul de esta advocación de María, como promesa por haberme salvado de una Difteria, enfermedad mortal por aquellos años.
 
Más tarde, cuando empecé el colegio, fue Nuestra Señora de Loreto, cuya celebración tuvo lugar ayer, 10 de diciembre, la imagen que se introdujo en mi vida de niña y de mujer, ya que mi devoción ha permanecido hasta hoy de una manera muy especial e inalterable.
 
Breve historia del Colegio
El colegio se llamaba y se llama, Real Colegio de Nuestra Señora de Loreto. Su origen es antiquísimo, aunque fue inaugurado en otra ubicación, en la calle de Antón Martín, lo que eran las afueras de Madrid.
El edificio se construyó  por  encargo de Felipe II para niñas huérfanas. La imagen de la Virgen fue traída desde Roma a petición  del Monarca y es una escultura de Giovanni Battista Montano (1531- 1621)
 


En el pie se lee el nombre del escultor y el año:

 
Durante la Guerra fue ocultada en un piso de Madrid y más tarde trasladada a un nuevo colegio en la calle Velazquez, hasta que en 1939 el colegio pasó a la dirección de  las Esclavas del Divino Corazón. Estas religiosas reclamaron el regreso de la escultura, pero las Hermanas de la Asunción que se consideraban salvadoras de la misma no quisieron entregarla hasta el año 1942 o 43.  Al enterarme ahora, por la página "Arte en Madrid" de estos hechos, doy gracias a mi Virgen de Loreto por haberse instalado en el alto camerín  de la Iglesia, poco antes de mi llegada al colegio desde donde ha recogido todas mis súplicas, durante mis diez años de colegiala y muchos más de Antigua Alumna.
 
 
 En 1882 se derribó el edificio del promitivo colegio y la Iglesia Barroca. A principios del siglo XX se traslada a la calle O'Donnell, en una zona por entonces semidespoblada. El nuevo colegio daba a tres calles: O'Donnell, Paseo de Ronda (Hoy Doctor Esquerdo) y Duque de Sexto.  Fue obra del Arquitecto Mayor del Reino, José Segundo de Lema. Esta Institución, pasó  de  ser una obra de Beneficencia a Colegio Religioso donde siempre se conservaron 20 plazas para alumnas  gratuitas. Junto al colegio, en la esquina con el Paseo de Ronda, se construyó un pequeño edificio destinado a las viviendas de los capellanes, siempre hubo dos, (en mis tiempos, uno fue Monseñor Cantero Cuadrado, más tarde Obispo, natural de Barbastro y gran amigo de San Josemaría) portera y algunas personas más. 
 
Siendo ya  de Antigua Alumna se derribaron estas viviendas y el solar ´fue ocupado por un bloque blanco que a mi juicio desluce por completo del edificio de ladrillo rojo original.


Este edificio rompe además la unidad que formaba con la Iglesia en la calle Duque de Sexto que aún se mantiene, pero cuya entrada permanece cerrada, sólo se accede a ella por el interior del colegio.



 
 
 
Altar Mayor, reformado, desde que la Misa comenzó a celebrarse de cara al público
 
 
Capillas laterales, donde se encuentra la Inmaculada, otra de las advocaciones de la Virgen que más ha influído en mi vida
 
 
 Han sido reformadas y, es mi opinión, no me gusta la luz roja que ahora las ilumina. 
 
Esta  es la estampa que yo conservo de aquellos años, en blanco y negro porque el color no había llegado a nuestras cámaras fotográficas
 
 
Deteriorada por los años y las manitas inocentes de mis hijos, pero que sigue presidiendo mi mesilla de noche y acogiendo muchas de mis peticiones..
 
La festividad de la Virgen de Loreto se celebró ayer, 10 de diciembre, como ya se conoce es la Patrona de los Aviadores por dedicarse esta advocación a la Casa de Loreto, donde tradicionalmente vivió María en Nazaret, cuando aparecíó el Arcángel Gabriel y el Verbo de Dios fue encarnado en Ella, también se cree que fue la misma que habitó con Jesús y José.
 
 
 
 De la  Casa sagrada se cuenta que fue trasladada en volandas por los Ángeles a la Villa de Loreto, de ahí su nombre, en Roma,  para preservarla de la invasión de los Mamelucos en el siglo II.  En torno a ella se edificó una Basílica que a lo largo de los siglos sigue siendo lugar de fervoroso peregrinaje.
 
 
 
Como se comprenderá me pasaría horas hablando de estos hechos, pero no quiero cansar demasiado ni dispongo de tanto tiempo como quisiera. De momento dejo este post para quien pueda interesarse por esta amalgama de recuerdos y hechos históricos muy abreviados.
 
Mi agradecimiento a la citada página //ARTE en Madrid/ (ENLACE)  por sus imágenes y datos de los que me he servido para ilustrar esta entrada dedicada, con retraso, a mi Virgen de Loreto.

1 comentario:

Sacramento Rosales dijo...

No quiero ser repetitiva, pero me encanta que dejes una puertecita por donde asomarnos a tu corazón.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...