lunes, 17 de diciembre de 2012

NUESTRA SEÑORA DE LA O




Me encantan los nombres que recibe Nuestra Señora de la Esperanza, como la Expectación del Parto y Nuestra Señora de la O

El auténtico mes de María es el de diciembre, mes  en  que vivimos el Adviento y en el cual la Iglesia no cesa de invocarla, ya que por Ella viene Jesús a la tierra y por Ella podemos recibirle en nuestras vidas.
 
 
La fiesta de la Expectación del Parto fue instituída en al año 656, en el décimo Concilio de Toledo para que se celebrase ocho días antes del nacimiento de nuestro Redentor, es decir el 18 de diciembre.
Una de las razones para celebrar esta fiesta que esgrimieron los Padres Conciliares, fue que la Anunciación de la Santísima Virgen, en ocasiones, no se podía celebrar con la solemnidad que requería por coicidir con el tiempo de  Cuaresma o la Pascua.
El Decreto conciliar decía textualmente:
 "Se establece por especial  decreto que el día octavo antes de la Natividad del Señor se tenga dicho día como celebérrimo y preclaro en honor de su Santísima Madre."
 
España acogió con júbilo y solemnidad la celebración de esta fiesta y no tardó en extenderse, de Toledo  a otras iglesias, tanto en la Península como fuera de ella, Se le dió también el nombre de Santa María y de Nuestra Señora de la O, porque en la víspera de su día empiezan las grandes antífonas de la O en el rezo de Vísperas. Una de las personas que más intervino en la expansión de esta fiesta fue San Eugenio III, cuando era obispo de la sede de Toledo, siendo también quien  dió el nombre de "Expectación del Parto", sin olvidar a San Ildefonso, prelado tambien de aquella sede que siempre destacó por su especial devoción y amor a la  Madre de Dios.
 
¿Puede extrañarnos que el Beato Juan Pablo II nos llamase "Tierra de María Santísima"?
 
 Todas las fiestas de la Virgen han sido celebradas y acogidas con el amor incondicional del pueblo llano español, incluso mucho antes de que la Iglesia las instituyera. Y nuestro deber, como españoles e hijos de María, es resaltarlas y celebrarlas con manifestaciones externas, pero sobre todo con una entrega pura y verdadera a su corazón de Madre que siempre nos cuida y salva de todos los peligros.
 
A Ella, Nuestra Señora de la Esperanza, confiamos una vez más la operación de nuestro querido hermano Arcendo, alma de los blogs,  que hoy se llevará a cabo y al que quiero dedicar este post que por supuesto no podrá leer, pero que quiere ser una nueva súplica a nuestra Madre, entre las muchas que ya hace tiempo está recibiendo de  los que, estando en esta aventura bloguera, nos sentimos hermanos y amigos suyos como  miembros de ese gran regalo de la Comunión de los Santos y que juntos queremos acompañarle en este duro trance, de la mejor manera que sabemos:
Rezando por tí, Capitán de la Hoja del Arce  y Capitán de muchos de nosotros.
 
Está en sus manos y Ella sabe, mucho mejor que nosotros, lo que tiene que decirle al Hijo que estos días aún lleva en su vientre y al que esperamos con el anhelo de la Salvación.
 
 
 
VEN SEÑOR JESÚS, VEN Y NO TARDES.

8 comentarios:

Angelo dijo...

Unidos en esa oración por nuestro bloguero maestro.Un abrazo

gosspi dijo...

Ma adhiero a la oracion por Arcen....y me encanta saber mas y mas a cerca de la Madre......es preciosa la solemnidad de este acontecimento...expectante me tiene!!!un beso Prenda...como dicen en Graná...

Sacramento Rosales dijo...

Aquí estoy amiga contenta por lo de Arcen que ahora vengo de su blog. Me alegra que pase estas fechas en casa.
Oye y gracias por esta información de la Virgen, no conocía estos nombres que se le daba.
Un abrazo.

ALEJANDRA dijo...

Militos,por favor,cuando sepas de Arcendo ponlo por aquí. Gracias!. Besicos!.

Militos dijo...

Querida Alejandra, lee su Hoja porque una vez ingresado han retrasado la operación.
Dios está en todo, no puede ser de otra forma.
Besos, guapa

IDEABLE dijo...

Hola Militos: Hoy te pido hagas una visita a mi página. Ojalá tengamos muchas visitas. Un beso. Feliz Navidad

Militos dijo...

Gracias Momentos, ahora mismo voy a verla.
Un beso

ARCENDO dijo...

Gracias por todo mi querida hermanita. La Virgen no nos deja de su mano, es la mejor de las madres. BESIÑOS FRATERNOS Y CARIÑOSOS

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...