domingo, 5 de mayo de 2013

LO QUE HACE GRANDE MI VIDA

Mis dos retoños, hija y nieta más pequeñas
 
Mi vida comenzó a ser importante, cuando ellos vinieron a mis brazos.
 
 
Fotografía de hace unos cuantos años, tomada ante el monumento erigido, en San Fernando, a la puerta del Hospital de la Armada, unica memoria de aquel edificio derruido. donde nacieron siete de mis diez hijos. Recuerdo con mucho cariño a Sor María, excepcional monja, que cuando me daban el alta, ella me despedía con un: "Hasta el año que viene, Milagros." 
 
 
Los hijos son los que nos hacen madres, esto que parece una perogrullada es una realidad que no todos entienden. Por eso ellos, los hijos, tienen un papel tan importante en el hacer de las madres, aunque algunos piensen que toda la responsabilidad es de quien les dio el ser. No, se trata de reciprocidad, ya que la madre pone cuanto tiene y cuanto sabe en esa labor de crianza y formación que desde su nacimiento o mejor dicho, desde su concepción, el niño va recibiendo de la mamá, en principio como por ósmosis y según va cumpliendo años, de manera más consciente.
 
La madre llega a su plenitud con la contribución del hijo, es decir con su respuesta activa a los desvelos maternos, no me refiero, por supuesto, a ser obsesiva, posesiva y acaparadora de la vida de su vástago, sino todo lo contrario, cuando, aún ella en la sombra, los hijos van asimilando el legado en vida de cuanto posee, de amor, bondad, verdad, lealtad, ciencia, poca o mucha, cumplimiento del deber, entrega, no digo sacrificio porque en la maternidad bien entendida la madre nunca se sacrifica por los hijos, sólo da cuanto tiene por ellos. Y da, sin medir los resultados de su dación.
 
Pero también esa plenitud llega, tal vez más, a quien ha podido ser madre, aunque esa reciprocidad se haga de desear o la respuesta filial tarde en llegar o no llegue nunca, porque hasta el final de sus días, aunque los hijos estén desperdigados por el mundo, su maternidad nunca se jubila ni siquiera, eso espero, al pasar de esta vida a la otra.
 
Recuerdo una anécdota de hace muchos años, de cuando me encontraba en plena maternidad casi bélica, que se me quedó muy grabada; me contaban del fallecimiento de una persona querida y del milagro producido en sus hijos  siempre rebeldes a las enseñanzas maternas, a partir de la muerte de su madre.
Mi respuesta fue: "Es que lo mejor que podemos hacer las madres por los hijos es morirnos."
 
 Prefiero no contar el rapapolvo que se me vino encima por la persona que me escuchaba, Jaja ...
Ahora, al cabo de tantos años, y después de todo lo vivido con mis diez hijos, bueno y regular, lo he entendido a la perfección, no, lo mejor que podemos hacer las madres es resistir, resistir al lado de nuestros retoños, aunque estén lejos en la distancia espacial y en la afectiva. 
 
Os lo aseguro, las aguas vuelven a su cauce cuando ellos se hacen,  se hacen porque no se nace, padres y madres, puede que no con la perfección deseada, pero..., nadie es perfecto.
 
El pleno
 
 
Para las que, obviando la publicidad comercial para este día, celebréis la fiesta de LAS MADRES.
 
¡¡¡ FELICIDADES !!!
 
 
Y en este fecha, no puede faltar un recuerdo para mi madre, fallecida un 2 de mayo en el que precisamente se celebraba "el día de la madre." 
 A quien me soportó con tanta paciencia en vida y con quien  pude contar  en el nacimiento de cada uno de mis hijos.
 
Ahora, cuando tengo. más o menos la edad de ella cuando la perdí, sigo sintiendo su vacío, aunque sé que me ve y me cuida, hasta me parece escuchar su:
 "Te lo dije, Militos"

8 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

W0000ww MILI!!
¡Que hermoso escribes!
Que fashion, ni con tantos hijos perdiste el glamour.
Te admiro.
Gracias por compartir.
DTB!!

elsillóndepapá dijo...

Muy bonito, me ha encantado. Felicicdades por tu familia, por tu maternidad y por tu mamá, felicidades a todas las madres... otro día nos cuentas lo del rapapolvos. Un abrazo

Rosa dijo...

Me encanta, me encanta, ¡qué preciosidad de entrada!

Es verdad todo lo que dices, lo mejor que podemos hacer las madres es resistir al lado de nuestros retoños.

Unas fotos muy bonitas.

¡¡¡Muchas felicidades para ti también, querida amiga!!!

quedateenminube dijo...

¡Qué preciosa entrada, me han encantado tus palabras, cuánta sabiduría hay en tu entrada, cuanto amor y cuanta entrega. Darte felicidades por el día de la madre que en tu caso es una bendición recibir tantas y muy bonito detalle hacia tu madre, que por cierto era muy guapa. Feliz Día! Un abrazo!!!

quedateenminube dijo...

Añado que se me olvidaba que de una madre como tu es normal que tengas una hija y una nieta como la que he visto en la foto y en las fotos anteriores qué maravilla ver a todos juntos. Un abrazo nuevamente!!!

gosspi dijo...

Yo no sabia que tenias tantos hijos!!!!! Me ha encantado tu entrada Mili..y en todo estoy contigo...AY! las madres....Morir, por los hijos a destajo es lo que gracias a las madres que hemos tenido y con la Gracia podemos hacer sin desfallecer...Gracias preciosa y Felicidades!!!

Anónimo dijo...

Que Dios te siga bendiciendo por medio de
Tu hermosa familia.
Que todos tus propósitos sean guiados por
la mano de
Nuestro Padre y derrame sobre ti y tu familia,
una lluvia de amor y bendiciones.

Felicidades , Martha V.

Fran dijo...

Una familia fantástica fruto de tu dedicación.
Nuestra familia es lo mejor que tenemos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...