jueves, 4 de julio de 2013

DOS POR UNA

 



Queridos amigos: soy consciente de que llevo tiempo, mucho tiempo, escribiendo sólo de Arcendo y es que no puedo hacer otra cosa, la cabeza y el corazón no me dan para más..., sin embargo, hoy siento la necesidad de pediros una oración nueva para mi hija María. Algunos ya la conocéis porque en varias ocasiones he solicitado vuestro apoyo por las distintas operaciones a que se ha visto sometida que nada tienen que ver con el fatídico cáncer, quedaos tranquilos.
 
Su problema es  el corazón y sus arritmias, precisamente lleva ingresada desde el mismo día de la Misa de Arcendo, por eso no pudieron asistir ni ella ni Julio con lo mucho que lo deseaban; mi marido porque le apreciaba de verdad y María porque sabía lo mucho que nuestro querido amigo había rezado siempre por ella. A mí no me dejaron ir al hospital porque, según ellos, no podía faltar a ese encuentro de oración y alabanza a Dios por el Capitán. Con el corazón divido, como tantas veces en mi vida, fui a acompañar a su familia, a darles mi apoyo y cariño, aunque si habéis leído el post anterior ya sabéis quien  salió de aquella sagrada Misa más confortada.
 
En cuanto a María, estamos preocupados porque tienen que hacerla lo que se llama "Cardioversión eléctrica,"un choque en el corazón, de esos que vemos en las películas y que ya ha sufrido otras dos veces, con algún riesgo. El problema es que no acaban de hacérselo, alegando que no saben si tiene la aurícula izquierda o derecha muy dilatada, cuando ya hace unos meses la hicieron una ecografía del corazón y dio la izquierda. Ella cada vez está más alterada y deprimida, lo que la está perjudicando.
 
María es la única de mis hijos que vive con nosotros; ella y su hijo, Ángel de 20 años (otro de la familia muy querido y rezado por Arcendo). Como ya os he dicho, ha pasado por varias operaciones de distinta índole, algunas muy complicadas. Yo no sé si el Capitán, desde el Cielo, nos enviará una ayudita, espero que sí, pero echo mucho de menos su apoyo directo que siempre tenía en estas situaciones.
 
A mis años, cada vez me sorprenden más las cosas de Dios, sé que es mi Padre, nuestro Padre, y sólo podemos esperar de Él lo mejor para cada uno y con el ejemplo de  Arcendo ¿quién puede objetar nada? Pero de un tiempo a esta parte, vengo comprobando que estas cosas nunca me suceden de una en una, por ejemplo, nada más enterarme de la enfermedad de mi amigo del alma, me comunican el cáncer de mi sobrina, mucho peor que el suyo.
 
 En enero operan a Arcendo y a los dos días a mi sobrina, con el agravante de que  tienen que extraerle la mayor parte de su organismo, no quiero resultaros demasiado cruda, pero es la realidad..., Es verdad que lo está pasando muy mal, reingresando con frecuencia, pero consigue remontar por unos días para volver a caer. Dios dirá, ella lucha como una jabata, la queremos mucho y pendiente de ella estamos a todas horas.
 
Fallece quien fue mi primer y más querido amigo, mi apoyo en todo, mi Capitán, y al mismo tiempo, mi hija que siempre estuvo en la oración de Arcendo, recae con su problema de corazón de forma más aguda.
 
En este paradigma de "dos mejor que una" he llegado a pensar que Dios que tanto me ama, lo quiere así para que no me desmorone entregándome al dolor de una sola desdicha, para que me mantenga activa ocupándome de lo siguiente. Vosotros: ¿Qué opináis? 
 
Por favor, queridos amigos, rezar para que puedan llevar a cabo esa "Cardioversión eléctrica" en el corazón de María y todo salga bien.
 
En la Capilla del Hospital donde se encuentra, hay un mural con esta frase:
 
"Creer es poder"
 
Gracias, gracias, a todos 

11 comentarios:

Rosa dijo...

Querida Militos: gracias por compartir todo esto con nosotros. Estamos contigo, con tu hija con nuestra oración. Te entiendo perfectamente, Dios es muy sabio, y nos mantiene siempre, a pesar del dolor que sintamos. Mucho ánimo, y no te preocupes de nada, lo que compartes, te sale del corazón, y lo recibimos así, como una confidencia maravillosa.
porque es maravillosa, en todos los sentidos.

Gracias a ti por compartir sentimientos tan hondos, tan profundos. Nuestro capitán vela por nosotros, Dios sabe muy bien el bien que hizo, yo tampoco lo olvido. Militos, gracias, muchas gracias, querida amiga.

¿Sabes una cosa?, me he propuesto rezar el rosario todos los días, siento la necesidad, y empiezo hoy, es tan hondo lo que aprendí con Arcendo y contigo, Militos, contigo, que ya no tiene "vuelta de HOJA".

Un beso muy grande, mi querida amiga. Te quiero mucho.

quedateenminube dijo...

Sí, desde luego, gracias por contarnos tus preocupaciones, tu última respuesta no estoy capacitada para responderte pero si que quiero que sepas que me acordaré de tu hija en mis oraciones.
Un besazo!!!

http://quedateenminube.blogspot.com.es/

ANGELO ST dijo...

Año de la Fe. Dios tiene guardadas muchas gracias y un día nos daremos cuenta de como cayeron en nosotros. El dolor y el sufrimiento las traen a raudales...
Mucho ánimo, ya sabes que Dios no hace ni permite nada que no sea para sacar un bien mayor. Todo hay que colocarlo en la eternidad, y como muchas veces no sabemos hacerlo, pues se lo pedimos.
Es igual que hables de Arcendo siempre, por mí puedes seguir haciéndolo, yo encuentro consuelo leyéndote, heredando su legado.
Un fuerte abrazo

cristina dijo...

Militos,mis oraciones y rosarios y misas,por ti y tu familia...un abrazo

Miriam dijo...

Yo no sé de teología, pero sí se que Dios te quiere, os quiere con locura. Y Dios no abandona a los que ama y le aman.

Rezando por María, cuenta con mis oraciones desde ya.
Me ha venido a la memoria cuando rezábamos por Paula

Un abrazo muy muy fuerte

Sacramento Rosales dijo...

Sí Mili cariño.
Creer es poder. Y donde dos o más se reunan en mi nombre allí estaré yo entre ellos. Desde el cielo, desde la tierra, nos tienes a tus amigos hermanos en la fe orando contigo. Cree que va a ser.
Un abrazo, no te olvido un minuto, ni a ti ni a los tuyos pese a que ando con la medicación más loca de lo que antes estaba.
Un abrazo sanador para María y para tu sobrina y uno grandote, grandote para ti guapa.

Maria del Rayo dijo...

Mili, mis humildes oraciones por tu hija.
Dios les bendice siempre.

Boss dijo...

Cuenta conmigo Mili, ya sabes que mis oraciones no te faltarán. A mí suele pasarme mucho eso mismo que a tí, que cuando vienen los palos me vienen todos juntos.

Yo te diría que como positivo tiene que también suelen solucionarse de golpe todos esos problemas cada uno a su manera, y luego viene un perido de vacaciones que no viene nada mal.

A veces es más agotador eso de sales de un problema, y viene otro,sales de ese y viene otro, sales y otro...y no tener vacaciones.

Trata de mirarlo por esa parte.

Luego, piensa la inutilidad de preocuparte de cosas que escapan totalmente a nuestro control, no preocuparse sería imposible porque son cosas graves que suceden a personas que mas mucho, me refiero a no añadir más sufrimiento del que ya lleva aparejada la propia situacio, y sobre todo una vez más, en manos de Dios.

Si no fuera por la fe...

Belen dijo...

Mili ya llevo tus intenciones en mi humilde oración.

Ánimo!! Dios sabe.

Un cariñoso saludo.

Fran dijo...

Militos, desde luego cuenta con mis oraciones. Yo también estuve la semana pasada con mi madre ingresada en el hospital por problemas de corazón. Precisamente el viernes creí que la perdía. Ahora está ya en casa y espero que a tu hija le hagan ese tratamiento y pronto esté contigo. Me acordaré y rezaré a Nuestra Madre para que todo se solucione. Es verdad que mientras se tiene a un familiar en el hospital se pasa muy mal pero ya verás como esto pasa. ¡MUCHO ÁNIMO!
Un beso.

porlafamiliaporlavida dijo...

Querida Militos:

Rezaré muchísimo por María, acabo de leer el post, aquí en el campo la cobertura es regulín nada más. Un beso fuerte amiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...