viernes, 15 de agosto de 2014

FIESTA GRANDE


Rubens

He vuelto hoy a los 50 escalones de la Iglesia, sin Gonzalete porque se ha ido unos días a Galícia, pero lo hice ilusionada por ser la fiesta grande de la Virgen, el día de su Asunción al Cielo, creo que no hay rincón de España donde no se celebre esta fiesta de nuestra Madre y tiene que ser así porque hoy celebramos algo asombroso, cómo la Madre de Dios se hizo santa en la tierra, con una vida corriente de mujer humana, de carne y corazón humanos. 

Concebida sin Pecado Original, pero trabajando en "sus labores" como cualquier mujer sencilla de aquellas tierras de Nazaret, sin privilegio alguno, atendiendo a su familia con las privaciones propias de la época y del lugar.  y ayudando a los demás en lo que estaba a su alcance.  

Aunque sean pocos los detalles concretos que conocemos de su vida diaria, nos damos cuenta de cómo estaría  pendiente de las necesidades de sus parientes y convecinos por ese salir con prisas a la Montaña para ayudar a   Isabél,  en un parto que se presentiría complicado por la edad avanzada de su prima, Señora de las prisas, la llamó el Papa Francisco. 

De igual manera sabemos por el Evangelio, su delicadeza al darse cuenta de la falta de vino en las Bodas de Cana. ¿Cuantas situaciones similares a ésta no intentaría solucionar por sus propios medios,  si fuera posible o acudiendo a su Hijo?   

Sí, la de hoy es una fiesta de las grandes que nos lleva a seguir su ejemplo de mujer sencilla, humilde y sufrida como nadie,  hasta la Cruz, con  la esperanza de que la santidad es posible sin llamar la atención, sin salirnos de la vida normal, vivida por Dios y por los demás.

Hoy la Santa Misa en honor a María, estuvo llena de cantos a Ella dedicados, cantos "a capela" que en su sencillez, me emocionan hasta las lágrimas, siempre ha sido así para mí.

Entre los cantados, éste es el que más he repetido durante todo el día.


 



Aunque el día  ya va de caída, mi felicitación  a todas las Asunción . 

También, muy de manera especial quiero felicitar con todo  cariño a mi querida bloguera Rosa y su marido que el pasado dís 12 celebraron sus Bodas de Plata, una fecha muy valiosa para un matrimonio sacramentado.

Querida amiga: Que nuestra Madre 
sea la roca de vuestra santidad y felicidad.

Y este video que sé te va a gustar, hoy es para vosotros, Rosa, aunque sea con retraso.



 

3 comentarios:

ALEJANDRA dijo...

Querida Militos, hace mucho que no entro en tu blog. Qué entrada más preciosa y más edificante!. Gracias siempre!. Un abrazo apretao!.

Militos dijo...

Muchas gracias, querida amiga, me gusta mucho verte por aquí. Sabes que te quiero.
Un beso enorme

Rosa dijo...

Militos, ¡¡¡no vi esta entrada!!!, muchísimas gracias, esta fiesta es muy importante para mí, estudié en el colegio de la Asunción, y las madres del colegio (así las llamábamos) nos inculcaron siempre el amor a la Virgen de la Asunción. Es precioso todo lo que dices y las canciones que dejas; me sucede lo mismo que a ti, muchas veces se me escapan las lágrimas en la Misa con estas canciones, y paso un apuro...

Gracias por todo, por esta dedicatoria que me llena de alegría y por el vídeo, me asombra (no dejo de asombrarme) lo "muy dentro" que os siento siempre.

Que nuestra Madre, sea nuestra roca. El Rosario crea "adicción" ¿verdad?, yo creo que es el mejor regalo que me han hecho, ¡vaya regalazo!

Hasta muy pronto y enhorabuena por los 50 escalones, seguro que Gonzalete nunca olvidará esta vivencia al lado de su abuela.

Descansa y cuídate, mi querida amiga. Unidas siempre en la oración.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...