sábado, 11 de abril de 2009

SOLEDAD


Tu soledad, Madre mía, estaría acompañada de muchos: apóstoles, discípulos, amigos, parientes...de Juán, Pedro, Santiago... y nadie era suficiente. Tú estabas sola, tu Hijo, Jesús, enterrado, su hueco en tu corazón sólo ocupado por la esperanza de su Resurrección. Ya era bastante porque Tú no creías en ella, Tú lo sabías, tu certeza era más que fe, no había duda en tí, pero había sido todo tan cruel, lo que contemplaste en la Cruz y lo que te contaron, lo que viste con tus ojos y lo que llegaría a tí por los murmullos de los demás... que ya nadie era compañía para tí.


Yo sé bien Madre que tu corazón no es como el mío, Tú sabes sobreponerte en la voluntad de Dios, todo lo guardas y ponderas en él. No das vueltas de noria al sufrimiento. lo guardas, lo atenazas para corredimir con Él. Yo voy a trompicones por la vida, a veces hago del dolor abanderado que se exhibe ante el mundo. Tú callada, Stabat Mater. Nunca hubo ni hay protagonismo en tí, tu dolor es tuyo y de Dios.


Y en tu soledad estás, Madre del alma, rodeada de amores que quieren acompañarte, que queremos acompañarte, que queremos estar contigo, pero nada podemos hacer, ni decir. Tu corazón de Madre quiere para adentro. Hoy caigo a tus plantas, me refugio en tus brazos para inventar un consuelo que palie tu angustia y eres Tu, Madre mía, son tus ojos, tu mirada, son tus brazos los que se abren para consolarme a mí.


Enséñame, Madre del Amor Hermoso a amar en el dolor, a callar, a transformarlo en más amor y en más ayuda a mis hermanos, que seque lágrimas, que calme penas, que abra mis brazos al dolor del mundo. que haga de mi dolor, más amor, que atraiga, que mire con tus ojos, Madre de la Esperanza, a cada ser que camine a mi lado.


Enséñame, Madre, en este sábado eterno de soledad y llanto por el que los hombres caminamos a su encuentro, a guardar en tu regazo lo que a mí me duele para acoger contigo el dolor del mundo y transformarlo en Redención con Él.

7 comentarios:

MARISELA dijo...

Precioso, hoy todos pensamos en Ella, Dolorosa y a la vez, Esperanza.
Besitos y ¿qué te pasa que estás confinada?. Aquí hace frío así que allí, me imagino...
Lo dicho: muchos besitos y cuídate...que María cuenta contigo.

maria jesus dijo...

Militos es impresionante lo que has escrito.Yo pienso en la soledad y el dolor de María y me estremezco, con razón es corredentora. Como dijo un nieto mío, impresionadisimo con el relato de la pasión (tiene 6 años)"hay que ver lo que le han hecho a Jesús, menos mal que el domingo resucita".

Que tengas feliz Pascua de Resurrección. Un beso

PUENTE SUAZO dijo...

Buenas tardes:

Mi hija Anaroski, me ha recomendado este blog. Me gustaría que conocieras el mío.

http://puentesuazo.blogspot.com

Un saludo.

amor y libertad dijo...

¿por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? ¿por qué creéis en la muerte del que es todo vida?

y con la soledad lo mismo que con la muerte: todo dolor viene de no abrir aún los ojos a la verdad que es alegría

bs

PUENTE SUAZO dijo...

Tienes un premio en mi blog, que espero te guste y te haga ilusión.

Un saludo.

ARCENDO dijo...

FELIZ PASCUA EN LA ALEGRIA DE LA RESURRECCIÓN. El murió por NOSOTROS, El nos ha dado la VIDA. Alegria hermanita. BESOS PASCUALES Y DICHOSOS, para tí querida MIA.

Luisa dijo...

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...