viernes, 23 de octubre de 2009

TRES LIRIOS



Esta noche me apetece contar una historia bonita, de esaS que se escuchan por los pueblos, en las que se confunde la realidad con la leyenda, pero de las que siempre se aprende algo.

Sucedió en unas lejanas montañas, cerca de un lago azul. Era una zona agreste y olvidada, rodeada de montes y bosques que invitaban a la soledad y el recogimiento. En ella se instalaron una orden de monjes que edificaron una Abadía. Entre ellos se encontraba Alexandrino, un monje que intentaba acercarse a Dios estudiando las Sagradas Escrituras. Sin embargo, su propio afan de estudio le estaba conduciendo a querer entenderlo todo con su propia inteligencia. Esto le llevó a un conflicto consigo mismo, agravado cuando quiso analizar un pasaje latino que canta la Virginidad de María:

Post jartum, Virgo,, inviolata permansisti- Después del parto, oh Virgen, permaneciste intacta.

Comenzó a preguntarse: ¿Será así de verdad? Y a pesar de los estudios que realizó en los libros de doctores de la Iglesia reconocidos, sus dudas le consumían. No era capaz de consultar con los demás frailes, por miedo a que le juzgasen mal. Se dirigió entonces a un lego anciano que cuidaba de las flores del jardín. Éste le envío a consultar al beato Egidio que vivía retirado en la cima de la montaña:
_Vaya, le dijo, es un santo y su viaje no será inútil.

Fray Alexandrino, pidió autorización a sus superiores y al alba de la mañana siguiente se encaminó hacia la montaña. Después de una larga caminata, subiendo por laderas pedregosas y sorteando rios, llegó a la gruta donde el ermitaño Egidio parecía estar esperándole. Su rostro se mostraba como traslúcido, dotado de una larga barba que le llegaba por la cintura y con una apariencia de más de un centenar de años.

Cuando Fray Alexandrino iba a comenzar a hablar, Egidio dijo:

_¡Hermano, la Santísima Madre de Dios, María, fue virgen antes de darnos a Jesús.
Golpeó con su bastón en el suelo y, en aquel lugar, brotó un hermoso y blanco lirio.
_Hermano, la santísima Madre de Dios, María, fue virgen al darnos a Jesús.
Volvió a golpear con el bastón y de inmediato brotó un segundo lirio más bello que el primero.
_Hermano, la santísima Madre de Dios, María, fue virgen después de darnos a Jesús.
En ese instante apareció un tercer lirio que aventajaba en blancura y belleza a los otros dos.

El incrédulo fraile cayó de rodillas, pasmado y asombrado del milagro que acababa de contemplar. Egidio continuó:
_Cuando un hombre pretende hacer que quepa la grandeza de Dios en los estrechos límites de su inteligencia, se arriesga peligrosamente a ver marchitar en su corazón el precioso don de la fe.
Al pronunciar estas palabras, los tres lirios se marchitaron al mismo tiempo. Fray Alexandrino lloró amargamente comprendiendo que aquello era símbolo de su fe marchitada por la duda.

El ermitaño continuó hablando:
_Pero bien, buscaste la ayuda de tus hermanos, reconociendo tu debilidad, lo que te llevó a practicar uno de los actos que más agradan al Creador: la Humildad. El arrepentimiento sincero atrae el perdón de Dios y su gracia restaura el alma dañada, siendo entonces más hermosa que antes de la caída.
En ese momento los tres lirios recobraron milagrosamente su lozanía y belleza. Fray Alexandrino sintió que la paz volvía a su alma y a partir de ese instante se vió inundado de una profunda fe y devoción hacia la santísima Virgen María. LLevó consigo los tres lirios milagrosos hasta el fin de sus día como testimonio irrefutable de la perpetua virginidad de la Madre de Dios, dedicándose en cuerpo y alma a predicar afanosamente, con todo su amor, esa verdad de fe que antes le atormentaba y ahora era
su mayor gozo y consuelo.

¡¡VIRGEN ANTES DEL PARTO,
EN EL PARTO
Y DESPUÉS DEL PARTO!!

Pd/
Versionado de un artículo del grupo de Facebook, conocido por:
CATÓLICOS FIRMES EN LA FE.
La imagen de la Virgen que aparece quemada, es un recuerdo de un incendio que tuvimos en la habitación de mi hija Raquel.

12 comentarios:

amor y libertad dijo...

yo no diría que los milagros existen: yo diría que son, todo el rato, como decía einstein según dicen: todo es un milagro, lo veamos o no, a mí no me cabe duda de su continuo suceder, los milagros suceden siempre y sin parar, a cada instante, a cada aliento, van más allá de la fe, la fe abre nuestros ojos, pero el milagro se da lo veamos o no

dame un beso y anímate, y llénate de fe, ya sabes de qué te hablo

Militos dijo...

Gracias Amor, a veces también tú eres un milagro, lo veamos o no lo veamos.
Mi beso

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Militos...

Bello relato, me ha impactado. A veces las dudas echan por tierra nuestra fe y ponen en peligro las creencia religiosas que hemos predicado por muchos años.

Muy bonita y significativa la imagen de la Virgen.

Abrazos.

TERE dijo...

¡Qué hermoso relato! Espero que me des permiso de copiarlo para enviarlo a mis contactos. Este es el tipo de mensajes que debe circular por la red y no tanta tontería.
Qué hermosa enseñanza para todos aquellos que alguna vez hemos tenido alguna duda que estruja nuestro corazón.
¿Los milagros existen? Yo creo que sí. Tengo dos en casa que, aunque no viera ninguno de todos los demás que se realizan a diario, con ellas me bastara. Y doy gracias a Dios por ellas cada mañana cuando se despiertan.

Caballero ZP dijo...

¡Qué bonita historia Militos!, tengo que reconocer que nunca la había escuchado.
Saludos

ARCENDO dijo...

Preciosa historia, ¡son tantas las cosas que pueden hacer marchitar la fe...!, la alegría es saber que con DIOS todo es posible, cualquier milagro (como dice Amor, la vida misma) es posible.
Besiños.

ARCENDO dijo...

Se me olvidaba felicitarte por haber traido OTRA VEZ esa imagen tan bonita y "milagrosa" de nuestra Madre. Con sus lirios, viene que ni pintada, para este post.
BESIÑOS ANTES, DURANTE Y DESPUÉS.

Militos dijo...

Rafael: por eso es muy bueno pedir constatemente a Dios que aumente nuestra fe.
Veo que has captado el mensaje de la imagen de la Virgen.
Un beso

Tere: por supuesto que puedes hacer circular esta historia tan bonita.
Y felicidades por los dos milagros que tienes en tu casa.
Besos, amiga

Caballerozp: me alegro que te guste y ya es raro que haya algo que tú no conozcas.
Un beso

Militos dijo...

Arcendo: Estar vigilantes en la fe, es nuestro primer deber como cristianos, pero para eso hay que contar en todo con Él.
Ya veo que te acuerdas de mi imagen preferida de la Virgen, !me encanta!
Verte también aumenta mi fe.
Besiños SIEMPRE

JORGE dijo...

Hola,

Quería compartirles a ti y a tus lectores que ayer, acá en Perú, se prohibió la distribución gratuita de la píldora del día siguiente, por su efecto abortivo.

Un triunfo para la vida, don de Dios, que generará jurisprudencia a nivel internacional.

Gracias y bendiciones

Terly dijo...

Querida Militos:
Ya estoy de vuelta.
Primero de todo, mi agradecimiento por esa bonita oración de Santa Teresita que en tus blogs has publicado el pasado domingo para que en mi ausencia no faltaran.
También mi enorme agradecimiento por el premio que en mi ausencia me has concedido. Hoy mismo lo publico junto a otro que tenía pendiente de nuestro amigo Ángel.
Intentaré ponerme al día en lectura pero se me ha acumulado mucho trabajo bloguero.
¿Julio sigue bien?
Un beso.

mar dijo...

Bonita historia. La compartire. gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...