lunes, 10 de septiembre de 2012

RECOGIDA





Acabadas las vacaciones de los demás, ahora toca que todo vuelva a su sitio, no sólo esa butaca, las camas supletorias, el orden en los armarios, en el jardín o en la cocina, o esos juguetes despistados que no se fueron con los niños porque prefieren ver si soy capaz de seguir jugando con ellos, no, todo eso es fácil de encajar en su lugar, lo más complicado es colocar los sentimientos donde corresponde, rellenar las ausencias, hacer de la rutina la aventura de cada día, retornar la mente a la edad que marca el calendario de una, aparcar los imprevistos, las risas contagiosas...

 
 
 
Los juegos, las canciones inventadas, las coreografías infantiles...
 
 

leer e inventar cuentos a todas horas
 
 
 
Guardar todo eso en la caseta, con los cubos, las palas y las pelotas olvidadas, exige un esfuerzo mental que  sólo con el rezo del Rosario en anocheceres como éste, eres capaz de acometer.



Confieso que en algun momento de este verano he deseado verme sola con el patriarca de esta familia, pero hoy, apenas a cinco días de la marcha del último nieto, Paula,

 
 
añoro los días pasados, la piscina al completo, volver a mis brazadas  solitarias, sin grandes cachibaches, se me hace costoso, aunque pueda rezar por todos mientras nado, por vosotros también,, y nadar sin interrupciones: "abuela mira, abuela, ven..."
 
 
 
 
 


Qué largos se hace3n los largos en una piscina vacía
 
 
 
 
 

Y qué grandes los silencios cuando ellos no están


 
 
La Virgen de la Selva, como la llamo yo porque el Jardinero mayor de la parcela la mantiene poblada en exceso, es su gusto, qué le vamos a hacer, también los echará de menos.
¿Sabéis cuánta alegría   daba Paula cada mañana, cuando al borde de la escalera, que no podía bajar sola, asomaba su cabecita y con la mano abierta decía a la Virgen: " Espera, espera".., mientras aguardaba a que alguno la ayudara a llegar hasta Ella.
 
 
 
 
 
Paula se fue, ésta es la últtima foto que pude hacerla mientras venía corriendo hacia mí.
 
 
 
 y Gonzalo y Carmen, Angelito y Sarita,  y  también mis hijos; a mí sólo me queda seguir nadando y rezando para con más fuerza acometer los preparativos de nuestro regreso a Madrid, que será, Dios mediante el Jueves


5 comentarios:

Carla Mendez dijo...

Hola
Me llamo Carla y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes, te felicito!. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
Si estás de acuerdo házmelo saber.
PD: mi email es: mendezcarla90@gmail.com
Carla.

belleza dijo...

Gracias,por compartir vida, que Dios la bendigay a todos los que ama,gracias.

gosspi dijo...

Que gustazo leerte Militos..que abuelaza estas hecha!!!! Me recuerdas a mi madre, ella se inventaba los cuentos enseguida y cantaba con los nietos..que juntó 12....a cada momento..disfrutaba tantisimo...ahora sé que desde el cielo me inspira cada dia mas cosas con ellos...sabia escuchar tan bien....cuantos recuerdos has despertado en mi..tienes una piscina extraordinaria...y Paula es para comersela, que mona. Nada a seguir palante!!! ya desde Madrid, buen viaje!!!

Marian dijo...

Son momentos inolvidables aunque den mucho ruido, ello nos roban el corazón.
¡Gracias Militos! Un abrazo.
Dios os bendiga a todos.

Maria del Rayo dijo...

Que bello testimonio de amor Militos.
DTB!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...