martes, 3 de febrero de 2009

DOS VISIONES DE UNA MISMA NEVADA


Esto es lo que pensaba escribir el 1 de febrero cuando, cual tierna y romántica Maleni, descubrí la "preciosa" nevada sobre los campos de mi humilde posesión mesonera (derivado del pueblo Mesones):
1 de febrero a las 12 horas
¡Oh cielos!, nunca se pudo soñar más grata recompensa a mi voluntario desprendimiento bloguero de fin de semana. El manto blanco de los cielos cubriendo los húmedos árboles que el viernes hallé desnudos, en una desnudez que hacía apartar la mirada de ellos, como si de algo porno se tratase; la alfombra nítida extendida alrededor de la casa con su toque imperial que nadie osaba alterar con innobles pisadas; los tejados de armiño y los arbustos de azaleas inclinándose, al peso de la mantilla de encaje impoluto que cubría sus ramas... Y los copos intermitentes interpretando melodías navideñas, me confirman de manera global cómo todo despegue generoso y sin medida de aficiones y gustos personales, encuentra tarde o temprano la mejor de las recompensas. ¡Paisaje nevado! qué nunca contemplé en este destierro, eres hoy la alegría que contrasta con mi obtusa visión de la vida a través del ordenador.

1 DE FEBRERO, a las 16 horas, 30 minutos:

¿Cuanto durará esta persistente nevada?, ¿Cómo estarán las carreteras?
¿ Podremos salir de este campo ideal?...

1 DE FEBRERO, a las 18 horas.

Y nada, que no para la dichosa nieve. El vecino que vuelve sin poder subir las cuestas de salida de la urbanización y con una sonrisa dice: "Olvidaros de regresar hoy a Madrid.
¡Coñazo de campo!

24 horas del 1 de Febrero:

Pues no quiero resignarme, esto es como lo que leí esta tarde en "La Montaña Mágica", que siempre releo en este otro monte que no tiene nada de mágico.

Está el protagonista Hans Castorp perdido en la nieve, con sus esquies, claro y siente deseos de abandonarse a la resignación, pero un sexto sentido le aconseja no hacerlo:
"(...) la enfermedad (y mi estado es en cierta manera una enfermedad) altera al hombre para que sea capaz de convivir con ella. Para ello se produce una disminución de la sensibilidad, creando una completa insensibilidad a ciertos estímulos, una especie de anextesia del cuerpo, una medida de alivio de la propia naturaleza, eso es... Pero hay que luchar contra esos efectos, pues tienen un doble fondo, son súmamente engañosos, todo depende de cómo se interpreten. Son positivos y beneficiosos cuando la batalla está perdida sin remisión, pero son perjudiciales y muy peligrosos mientras todavía cabe la posibilidad de regresar a casa, como me pasa a mí, que no estoy dispuesto, ni mucho menos, con un corazón que aún palpita furiosamente, a dejarme sepultar por una estúpida masa de cristalitos exagonales perfectos."

Qué razón tiene, esto se puede aplicar a todo, incluso al momento que estamos viviendo en la política absurda de este pais. Y sobre todo a esa incapacidad de reacción de los españoles. Y ¿por qué no? a tener que dormir también esta noche en este rincón apartado del mundanal ruído. Aunque me temo que mi batalla contra los elementos es de las perdidas sin remisión.

2 de febrero, 2,30 de la madrugada:
¡Pues no estaba soñando que le daba a las teclas con rabia y énfasis!. Me levanto medio en sueños en busca del Pc y al no encontrarlo caigo llorosa en una butaca y escribo lo siguiente:

"Tengo que reconocerlo, soy una adicta. En mi larga vida nunca lo he sido a nada y míra que he discutido sobre este feo asunto con el maromo y con algunos de los hijos, claro con los que no les gusta la cibernética que los otros me aplauden. Pero, apresada por estos cristalitos exagonales, he de admitir que los hechos son los hechos. Puedo pasar tres días voluntarios sin actividad blogueril, por supuesto que mi adicción no es de internet por internet, sino por lo que ya sabemos, pero un cuarto día forzoso, ¡no lo soporto!, ¿Qué pensaran los que siguen al pie del cañón aunque nieve o truene?. ¡No resisto un minuto más. ¿Quién viene a buscarme?.

Y puedo pasar sin escribir, mas no sin leer. ¿Qué estarán escribiendo? Me reconcome la curiosidad que ha dejado de serlo para transformarse en ansiedad, ¿Qué exagero?, no, hasta los arbustos doblegados por el peso de la nieve me dan la razón. ¡Preciosa nevada!, pero tanto blanco también cansa. Somos humanos, necesitamos los colores, hasta el negro que nos recuerde las faltas que cometemos, las que nos confirman que aún vivimos en la tierra.
Está bien, dicen que lo primero para sanar de las adicciones es reconocerlas, ya lo he reconocido "mea culpa". Pero ese adelanto que me llevan, de cuatro días, los blogueros, ¿será recuperable?


Dos tomas, de la "preciosa nevada" en el centro del pueblo, desde el alto donde se encuentra la Iglesia que, en otra ocasión comenté, fue construída en el siglo XV. Y que ese domingo, 1 de febrero, llegué a preguntarme a quién se le ocurriría establecerla a tal altura. Lo malo no fue la subida, sino lo precipitada de la bajada, casi rodando.







Este arbolito pelado y de apariencia raquítica responde al nombre de Albicias y es una palmera de Egipto aunque comprada en el vivero más cercano. En verano se pone precioso, con su forma de paragüas y sus florecillas malvas. Al fondo la lona de la piscina de mis solitarios largos, completamante cubierta de nieve, donde estos días, a falta de ordenador que llevarme a mis manos, me he dedicado a practicar el patinaje artístico.




El cedro que plantamos en la parte trasera de la casa, fue junto al madroño, que exigió su derecho a ocupar la parte delantera, las dos primeras adquisiones. Y precisamente son los que mejor se mantienen de los innumerables árboles plantados por el cabeza de familia.




Aunque nadie se lo crea éste disfrado de blanco es un madroño. Todos los años por Navidad, tomamos el licor de madroño, de origen Militos, que elaboro, de año a año, con el fruto que recojo del mismo y siguiendo una receta de internet. Resulta delicioso, flojillo tirando a fuerte. Su color es como rosado del resultado de la maceración de los madroñitos.




PRECIOSA NEVADA ¿VERDAD?

16 comentarios:

pande... dijo...

Hola Militos!!

Qué bonita entrada, y las fotografías preciosas, no sé como puedes con tanto blog, te digo que tengo otro, y allí mi blog se llama "pelusa" tengo de avatar una gatita me encantan los animales, te invito a que te des una vuelta, tengo poesías de los grandes y también pienso insertar poesías que me gusten, y me den permiso de este mundo de blogger.

Un fuerte abrazo, cariñosa Militos.

Maite

ARCENDO dijo...

Vaya fotos, en verdad preciosas...
Eres una artista. Ahora bien, yo también tengo una confesión... yo también soy adicto ¡A tí!, cuando no estás, y no me contestas también corro desconsolado a llorar al sofá más cercano. Que sepas que tu adicción es contagiosa y además beneficiosa para los demas, No dejes esta buena costumbre.
Besos.

Militos dijo...

Maite: gracias. Me alegro que me hayas dicho lo de tu otro blog, me encanta la poesía, voy a ir a verlo en seguida.
Un beso

Militos dijo...

Arcendo: ¿Qué voy a hacer contigo? tú encima anímame, es lo que me faltaba para no curarme nunca. Tendré que repetirlo más de una vez:
Soy una adicta, soy una adicta, soy una adicta...¡a la Hoja!, pero no de Coca ¿Eh?
Besitos

Alawen dijo...

Esas adicciones no son malas, Militos, te lo dice una que se desenganchó de la Cocacola... ja, ja..
Qué bonitas fotos, espero poder ofrecer un reportaje completo de las mías dentro de unas horas, porque ésto se está poniendo... digamos intenso...
Besos.

Desire dijo...

Preciosas fotos! me encanta la nieve! pERO TE EXTRAÑE DEMASIADO ASI CON MAYUSCULAS

blumun dijo...

Bonitas fotos Militos, yo hace la tira que no veo nevar, ni ganas oye. Que será muy bonito, pero se me congela el moquillo cual estalactita:)
Yo creo que nos gusta escudriñar lo que han posteado los amigos, porque somo cotillas y chafarderas.
En cambio, algo tan cotilleroso como Gran Hermano, nunca me ha gustado, y no entiendo que ese engendro alguien lo vea.
A mi que me cuenten de La Duquesa de Alba y su novio
Un beso.

Militos dijo...

Alawen: estoy deseando ver tus fotos seguro que son sensacionales. Gracias por animarme en el problema de la adición.
besos


Desire: guapa, pues no sabes lo que os extrañé a todos en mi encierro forzoso. Te aseguro que no me vuelve a pillar en otra igual.
Besitos

Luis y Mª Jesús dijo...

Siempre estaremos aquí esperándote.
La verdad que esto de bloguear es una adicción, pero como no produce colesterol ni triglicéridos ni nada de eso....
Yo estoy pasándolo fatal porque puedo entrar muy poco.
Un beso
María Jesús

Peque dijo...

Jajaja esta noche entre Blumun y tú me tenías aquí como una tonta venga a reirme delante del ordenador y mi marido preguntándome que de que me rio...

Pues la verdad es que al final fué un poco engorrosa pero muyyyy bonita Militos, y sino diselo a mi hijo de 9 años que se ha cogido un resfriado... de tanta bolita, jajaja.

Precioso jardín y preciosos árboles, es cierto que el madroño parece más un abeto y ese licorcillo, que bueno.
Por cierto si decides acudir a terapia por eso de la adición, avísame que me voy contigo, ufff aunque la semana que viene se me acaba el chollo vuelvo a trabajar y posiblemente no pueda entrar en toda la mañana como hago ahora (por la mañana, al mediodía y ahora por el noche es el mejor momento).
Que no me enrollo más, muchos besotes para tí y gracias, porque has sido la persona que me ha dado el empujón definitivo para "desdoblarme", jajaja.

Terly dijo...

En primer lugar, Militos, tu madroña vestida de novia me ha parecido preciosa. Es un árbol al que le tengo un cariño especial porque en la finca de mi hermano, en Extremadura, los hay a miles.
La nevada, una maravilla, si no fuera porque nos ha castigado a navegar sin la primera oficial de máquinas. Sólo cuatro días y hay que ver como te hemos echado de menos.
El resto de las fotografías, muy bonitas.
Un beso.

Guerrera de la LUZ dijo...

Hola cariño.

El Papa nos ha animado a fomentar la auténtica amistad en internet, así que no sufras. Somos adictos a las relaciones humanas y a las personas.

Preciosísima nevada, donde vivo yo también se puso todo blanco nuclear.

Muchos besos. Una vez más gracias por el precioso premio Luz en el alma.

Caballero ZP dijo...

Jajajaja, prepárate que esta noche dicen que viene una, y lo peor Maleni esta mising.
He publicado el segundo video de la serie Yo Acuso, no os lo perdáis y darle la mayor difusión posible, el primero sigue recorriendo el mundo.
Saludos

MARISELA dijo...

Querida Militos:yo te he envidiado ese fin de semana porque nunca he visto la nieve.Como lo cuento,puedo hablar de "rabos de nubes", tormentas tropicales e inudaciones, incluso,he nadado con tiburones, pero no he podido jugar a la bolas de nieve ni he hecho el ángel,como en las pelis americanas que tanto me gustan.Las fotos son muy lindas,todas blanquitas..Eso sí:se te extraña siempre,aunque no te ponga comentarios,pues muchas veces me engancho en el trabajo y la velocidad es de pena, te leo con fruición (¿te gusta mi palabreja?) así que no te vayas mucho por ahí...que te gusta mucho callejear...besitos y bendiciones que no faltan.

Militos dijo...

Queridos amigos me alegro que os guste la preciosa nevada, pero yo llegué a sentirme tam apresada como Zp en la Moncloa, aunque algo más incómoda. Y deseando leeros a todos.

Terly: eres único dando ideas ya me está rondando la posible historia de una madroña vestida de novia, no sé, no sé...
Un beso

Militos dijo...

Marisela: me encanta tu palabreja de FRUICIÓN, ¡es tan sugerente!
Besitos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...