jueves, 6 de agosto de 2015

MÁS DE MEDIO SIGLO

 
 
 
Cuando se cumplen 55 años de matrimonio, hay algunos detalles materiales que en ocasiones endulzan la vida diaria, por supuesto, además de la Gracia sacramental, la que debemos actualizar con frecuencia, ya que tenemos derecho a que nos asista a lo largo de la vida matrimonial, por algo elegimos libremente casarnos por la Iglesia.
 
Precisamente ayer, día de Nuestra Señora de las Nieves o Virgen Blanca, como se la nombra en muchos lugares, fue nuestro aniversario, el 55, como ya he dicho, me vino a la memoria un día especial del que guardo esta fotografía:
 
 
 
Fue nuestra primera salida de solteros por la noche, Nochevieja   de 1958, es decir, dos años antes de nuestra boda, cuando ya llevábamos tres años de noviazgo y sólo nos veíamos en vacaciones por estar Julio en la Escuela Naval Militar. En aquellos tiempos los padres eran más intransigentes con las salidas nocturnas de las hijas, no así de los hijos.
 
El caso es que cuando llegó la fotografía a la casa paterna, mi padre me transmitió su descontento através de mi madre, como era su costumbre. Descontento ¿por qué? Ni más ni menos porque bailábamos demasiado "pegados."
Y que nadie piense que yo me rebelé, no, todo lo contrario, mi reacción fue una sentida llantina, ya que la opinión de mi padre siempre tuvo mucha importancia para mí.
 
Pero es que por aquella celebración también recibimos un rapapolvos por parte de la Iglesia, algo que recuerdo como si fuera hoy.
Como al  día siguiente era la fiesta de Año Nuevo, y la noche festiva se alargó hasta entrada la mañana, decimos asistir a la Misa de 7 u 8, no recuerdo bien, en la Parroquia de Covadonga, muy cercana a mi domicilio que, curiosamente, es la misma a la que, al cabo de los años, seguimos asistiendo por el mismo motivo. 
 
El caso es que la iglesia estaba llena de personas vestidas de etiqueta como nosotros que sin duda, tuvimos el mismo pensamiento, el de meternos en la cama, los solteros cada uno en su casa, por supuesto, para recuperar las horas dedicadas al baile y no tener que interrumpir el sueño para cumplir con el primer Mandamiento de la iglesia (téngase en cuenta que por entonces no se celebraban Misas por  la tarde).
Todos tan contentos hasta que el sacerdote en la homilía, en vez de alegrarse por nuestro propósito de cumplir con el precepto,  nos acusó con duras  y sonoras palabras de asistir de aquella manera, todos vestidos de fiesta, dando por supuesto que nos habíamos lanzado al desenfreno pecaminoso durante la noche.
 
En fin, cosas de otros tiempos 
 que hoy  han venido al presente de mi vida. 
 
 






4 comentarios:

Rosa dijo...


Eres un verdadero SOL, querida Miltos, me encanta todo lo que dices, ay, Miltos cuántas cosas que dices me recuerdan. Mi padre era muy conservador, pero nunca nos reñía, miraba, sabía muy bien cómo éramos, nunca nos dio un sermón ... ya desde muy pequeña, lo tuve claro de forma natural. En mis tiempos bailar no era considerado nada extraño, pero mantener relaciones era normal.

Si alguien te quiere, pensaba, no es lógico que no intente conocerte antes y, además, lo más importante, lo único importante, ya percibía de forma natural que lo que Jesús nos dijo era el único Camino, era la Verdad. Todavía no tenía claro que de Él venía lo que pensaba, pero era algo muy de dentro, lo sentía muy dentro de forma natural. Sí, después se hizo más claro. Y con Hoja se clarificó cuando decía que él no tenía ningún mérito, me hacía pensar cada día, con su ejemplo. Me hizo vivirlo.

Actualmente no se valora todo esto, la pureza no se valora, es como algo anticuado. Creo que es algo importantísimo, es la raíz para comenzar, permanece a lo largo de la vida.

Me encanta leerte, porque es algo que se escucha tan pocas veces, gracias, mi querida amiga.

Hoy, precisamente, estuvimos hablando en la comida de la Eucaristía, sí, es lo más importante, encontrarte con el Señor, como Él nos dijo ... y sí, tal vez no estuvo acertado en echaros la bronca, vuestro corazón lo tenía claro ... creo que es lo importante. Quiero encontrarme contigo, Señor ...

Muchas felicidades, lo que tenéis, es algo que nunca muere, viene de Dios, y de Dios nada es malo. Es el Camino, la Verdad, la Vida ... toda la Vida ...

Y me encanta esta canción, es preciosa.

Muchísimas felicidades, para los dos y para esta familia tan bonita que habéis formado.

Muchos BESIÑOS emocionados y con toda mi alma.

Rosa dijo...

Guardo, con tu permiso, la foto, ¡guapísimos!!! y de alma ...

BESIÑOS mi querida MILITOS.

Maria del Rayo dijo...

MMMUUUUUCCCCHHHHAAAASSSS FEEEEEEEEEEEEEEELLLIIICCCIIIIDADES!!
QUE SEAN MUCHOS MÁS!!

ANGELO ST dijo...

Muchas felicidades querida amiga. Os llevo siempre presentes. Gracias por vuestra fidelidad y testimonio. ¡Toda una vida cargada de tanto...!Un abrazo fuerte

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...