martes, 27 de octubre de 2015

MARTES CON ARCENDO, EL BLOG

 

miércoles, 27 de julio de 2011

EL BLOG HA MUERTO, ¡VIVA EL BLOG!

.
Soy consciente que en las postrimerías de este mes de Julio, ya vamos quedando, -en internet-, cada vez menos; y no es de extrañar, es este un tiempo para disfrutar al aire libre. Aquí solo permanecemos los que, por diversas circunstancias, no nos queda más remedio…; aún así, lo hacemos, con la alegría de mantener encendida la posibilidad del encuentro.
Bueno, pues…, antes que llegue agosto y el éxodo sea masivo, si me gustaría compartir con vosotros algunas ideas que me han ido surgiendo estos días, con respecto, precisamente a nuestra presencia en internet.
.
Esta claro que, para un católico de este siglo XXI, es imprescindible estar ahí. Tenemos que llevar la voz de Cristo, a todas partes. Tenemos que poner su mensaje en lo alto de cualquier actividad humana. La técnica de Internet nos posibilita ese “milagro”. El Papa lo sabe y cada vez que tiene oportunidad, nos anima a ello.
¡Tenemos que estar ahí!...; con toda nuestra fé y por consiguiente, con todos nuestros conocimientos previamente adquiridos.
El asunto entonces, será saber como debe ser nuestra presencia en la red. Que métodos debemos utilizar. Está claro, que la libertad existe y cada cual elige los suyos. Unos se limitaran a visitar tal o cual página y comentar lo que les parezca para ir sembrando un criterio católico. Otros optaran por las redes sociales y otros se abrirán un blog para expresar y compartir pensamientos y vivencias. Eso…., o todo junto, ¿Por qué no?
Antes decía un refrán español que “el que mucho abarca, poco aprieta”, sin embargo, creo que en este caso, se puede llegar a todo. Todo es cuestión de tiempo y de querer hacerlo, por creerlo más o menos útil; en eso estriba todo, tiempo y voluntad.
.
En mi caso, no pocas veces he defendido aquí, la necesidad de los blogs, animando a unos y a otros, a mantenerlo abierto, a seguir adelante, a ayudarnos unos con otros, a apoyarnos, a permanecer –firmes en la fé-, también aquí. Igualmente que he defendido esa postura, he manifestado muchas veces, mis reticencias con eso de las redes sociales. ¡No me gustan! No me gusta Twitter, Twenty, ni facebook.
,
Hace poco, un compañero, uno de los primeros amigos en esto de la bloguería, el gran HISPANICUS, capitán de LA CATAPULTA (Ver enlace), ponía también pies en polvorosa del facebook, -argumentando buenas razones-, con la intención, muy respetable, de dedicarse por completo a su blog; NO OBSTANTE, a tenor, de lo que he leído hoy en ALBA, ¡vive Dios!, que el caballero Hispanicus, no anda nada, pero nada desencaminado.
.
ALBA, el siempre recomendable semanario católico del grupo Intereconomía, recoge en sus páginas de la edición de esta semana, un artículo memorable. El periodista Enrique García Maíquez, como buen mensajero, se hace eco de un post genial firmado por Enrique Baltanás en su bitácora “Al margen de los días” (Ver enlace).
Por su interés, transcribo integramente dicho artículo:
.
No recuerdo dónde leí hace poco que el número de blogs, que hasta hace muy poco, aumentaba de modo exponencial, se había frenado considerablemente este último año. La causa: la creciente popularidad de las redes sociales.

En Twiter o en FaceBook, basta con una frase, una línea, ni siquiera eso, basta con una imagen o un enlace. Nada que ver con la, casi, siempre más dificultosa y arriesgada elaboración de una entrada. Porque una entrada puede ser un artículo, una página de un diario, una glosa, un microrrelato, un breve ensayo... Y eso, como se sabe, ya no está al alcance de cualquiera.

Así que los blogs se enfrentan a su primera crisis... de crecimiento. Pero no de identidad ni de naturaleza. No sólo porque blogs y redes sociales pueden estar interconectados, y de hecho lo están, sino porque el blog, quizá ya no tan mayoritario, conserva aquello de lo que quizá carezcan las redes, es decir, un cierto aire de profesionalidad, de continuidad, de persistencia.
.
El blog, por otra parte, preserva la intimidad de su autor, su espacio personal, sin sumirlo en la corriente continua de las redes sociales, en la vorágine de sus constantes y cambiantes mensajes.
La verdad es que entran ganas de decir, ¡El blog ha muerto! ¡Viva el blog!
.
Para mí desde luego ha sido un post genial, constructivo, iluminador, exacto, justo y necesario. No porque justifique mi postura y la de Hispanicus, sino porque dice la verdad.
Yo en mi caso, seguiré estando en internet. Lo estaré desde luego, en este blog o en otro que me invente. Y también estaré, de momento en facebook, pero solo como impulsor de los artículos del blog, y también como transmisor de ideas mínimas o vídeos, que no tengan cabida en la bitácora. Pero nunca, a pesar de las modas, aceptaré el facebook como si fuera la panacea universal.
.
Cada uno es cada uno, esa es mi postura. ¿Cuál es la vuestra?
.

2 comentarios:

jose luis samper dijo...

Milityos, tienes razón ,hay que seguir.Me comprometo a una entrada semanal desde hoy en berabe.blogspot.con es decir e Pensamientos Indiscretos.

Rosa dijo...

No pude leerlo ayer por problemas de conexión.
Estoy completamente de acuerdo. Ahora tengo poco tiempo, pero nada como el blog. Sin ninguna duda.

Besiños, muchos ...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...