martes, 11 de noviembre de 2014

MARTES CON ARCENDO, SU FASCINACIÓN


UN DIOS ASOMBROSO

 
 
 
 
 
Faltan apenas unos días para las elecciones, tenía previsto hablar de ellas y quizás sucumba a esa tentación dentro de unos días o cuando pasen, la verdad es que eso es cosa de muy poca importancia. Ahora mi intención es otra.
¡Cuidado!, quiero que se me entienda bien...; claro que el futuro de España está en juego; naturalmente que, como ciudadanos responsables hemos de ejercer nuestros derechos y tenemos la obligación moral de votar; pero eso, todo eso..., si lo miramos con otras perspectivas mucho menos apegadas a ras de tierra, pierde valor.... En realidad todo pierde, comparado en una dimensión algo más elevada.
.
No es cuestión de ponerse trascendente porque sí, sino simplemente de echar un vistazo a nuestro alrededor con "otros ojos", los de la sorpresa, los del asombro, los de la fascinación.... Y creedme, .-todos-: En mayor o menor medida, más o menos ejercitada tenemos inserta esa facultad. Es una capacidad humana, descubrir la belleza y el alma de las cosas..., solo hay que prestar atención y además... querer ver. Luego, probablemente habrá que admitir que, atribuir todas esas maravillas a la mano creadora de DIOS...., es ya cuestión de fe, y la fe es un don. 
Sin embargo, los que tenemos la suerte, la inmensa fortuna de saber de ese regalo, tenemos el deber y la necesidad de cederlo, siempre, en cualquier ocasión, y esta, ¿por qué no? es.., inmejorable. 
Hoy, gracias a DIOS, estoy "lleno" de agradecimiento. Hoy todos esos pensamientos me rebosan y además... se me nota.
Desde lo profundo del mar..., hasta la galaxia más alejada, todo me "canta" que DIOS existe. Que DIOS es amor.
De los increíbles colores del otoño que estamos viviendo estos días, a los blancos invernales que nos esperan; todo tiene su sello. ¿Quien le dice a la lluvia donde caer?, ¿Quien pensó en el sol, como fuente de luz y calor? Todo forma parte de su amor, algo realmente impensable para el hombre. 

Pero dos cosas me FASCINAN más que nada. 
La primera es su relación conmigo. Dios y yo... ¿Por qué yo?....
Esa pregunta que tantas veces nos hacemos cuando nos han dado una noticia sobre nuestra mala salud, sobre una muerte, sobre cualquier sinsabor; creo que también es justo hacérsela ahora y en este caso... ¿Por qué a mí? ¿Por qué quiso, que yo viviera?, ¿Por qué me colma de favores? Esta familia que me rodea, estos amigos, el pan que no me falta, el consuelo que me da la fe que tengo... ¡Todos los bienes que me hacen inmensamente feliz, rico en gracia, en misericordia, en amor...! 
¿Por qué yo?: ¡A mí, que tantas veces le negué!, que tantas veces le di la espalda, que le insulté, que me perdí.... Y ¡El me seguía esperando....! Él seguía ahí. Y eso, claro que me hace llorar ahora, pero ya, no con amargura, sino... con un agradecimiento que no puedo explicar.
Él lo ve todo..., decía el catecismo antiguo, que "ve hasta nuestros más oscuros pensamientos". Él, sabe quien fui, y quien soy y aún así, me sigue amando. Me siento querido, personalmente, con mi nombre y apellido. Yo soy el destinatario de su amor, y eso ¡me maravilla!, me extraña y me enamora hasta límites que soy incapaz de describir aquí. 

El otro asombro llega después de contemplar todas esas maravillas que hay a nuestro alrededor: El mar y sus criaturas, los montes, los ríos..., todos los animales que existen, la inteligencia y las capacidades del hombre; el espacio, las estrellas y galaxias... ¡Todo parece un milagro! pero lo verdaderamente milagroso es que en cada Santa Misa, el celebrante tenga en sus manos al ¡Creador del Universo! 
 
 
"Todas las cosas fueron hechas por medio de El, y sin El nada de lo que ha sido hecho, fue hecho" Juan 1:3

4 comentarios:

Rosa dijo...

Ay, Hoja, tu fascinación, también es la mía, la misma que sentí cuando entré a tu blog. Hoja, gracias, donde estés, gracias.

Querida Militos, ¡gracias!
Lo que una persona deja, sea en lo virtual (igual de real),o en lo llamado "real", es igualmente valioso. Permanece como luz siempre.

Dios mío, gracias por encontrarlos en este mundo virtual al que Tú me llevaste, a pesar de mi escepticismo con la Red. Señor, tus caminos son maravillosos. Nunca dejo de asombrarme ante tanta inmensidad.

Besiños del alma, querida amiga.

Compartiría todo esto una y millones de veces. Nunca dejo de asombrarme de que permanezca tan vivo en mí, igual, como el primer día.
Gracias a los dos, con la misma intensidad, mis queridos hermanos del alma.

ANGELO ST dijo...

Jolin que cerquita lo siento cada vez que lo leo. Gracias Militos por tu fidelidad. Un abrazo

Maria del Rayo dijo...

ARCEN, NO TE OLVIDES DE PEDIR A DIOS POR MI.
GRACIAS MILI!!

Rosa dijo...

Te dejo un beso; este fin de semana no estaré, no sé programar la entrada del Rosario bloguero, lo he intentado en otras ocasiones y no sale. Os recordaré, como siempre.

¡Hasta el lunes!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...