martes, 3 de mayo de 2016

MARTES CON ARCENDO, MES DE MARÍA

Lunes,14 de mayo de 2012

EL QUE ES DE MARÍA....


.
Mayo es el mes de María.
Ayer oí algo que me gustó mucho y lo comparto:
"El que es de María, se salva".
Probablemente habré escuchado esa frase (incluso de labios de mi madre) cientos de veces, sin embargo las cosas llegan cuando llegan, y no siempre, (según el momento y la circunstancia que ocurren), tienen el mismo efecto.

"El que es de María, se salva".
Esa frase me evoca a otra: -A Jesús por María-, porque siendo imprescindible el apoyo y la guía de la Madre, nuestra única meta, nuestro último fin es Jesús, único salvador.
Sin embargo Ella es abogada nuestra y es la medianera de todas las gracias.

"El que es de María, se salva".
En otras ocasiones, también he oído o leído que ningún verdadero devoto de la Virgen María se condenará, y esto es así porque la devoción a la Virgen nos ayuda a amar más a Dios, esa es la razón por la que nos salvamos. Por eso Ella es ¡Puerta del Cielo!

"El que es de María, se salva".
Si tantas veces la llamé: ¡Madre!.
Si muchas veces repetí ese "ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte", ¿Olvidará Ella nuestras peticiones?
Ella es madre, la mejor de todas las madres, ¿desatenderá una madre, a sus hijos?

"El que es de María, se salva".
Por eso, mi relación con Ella quiero que sea filial, tierna, constante.
Me es tan necesaria su presencia, como el que busca un niño pequeño con su madre, cuyo regazo siempre es refugio, consuelo, sosiego y alegría.

Querida madre, ¡Que yo no pierda nunca esa confianza!
A ti vengo Madre, como un niño.
Vengo rápido ante el peligro, en la necesidad, en el miedo, en la angustia, para que me animes, me alientes, y me señales de nuevo el camino.
Querida Madre, perdona mis negligencias contigo, mis olvidos frecuentes. Sé que a veces acudo a tí sucio, roto, lleno de miserias. Pero también sé que tú, la mejor de las madres, eres mi madre; y ¡Jamás se ha visto a un hijo tan sucio que no lo pueda limpiar una madre!
Con esa certeza vengo a tí.

Vengo del barro más sucio, a lavarme en el agua más clara.
Vengo de la miseria a la misericordia.
Vengo de la desgracia a la gracia en plenitud.
Vengo de la tristeza y busco la alegría para siempre.
Vengo de la soberbia a la humildad;
Vengo de la ignorancia, acercándome al Asiento de la Sabiduría.

Por eso te busco, por eso te quiero.
Porque ahora, sé bien que "El que es de María, se salva"
.

4 comentarios:

Militos Gonzalez_irun dijo...

Querido Arcendo que bello y certero mensaje nos dejaste ese dia, El que es de Maria se salva"Me ha emocionado mucho recordarlo y recordarte.
Gracias, gracias
Besiños del alma

Rosa dijo...

No conocía este post, y hace muy poco dejé este mismo icono de la imagen.
Me ha hecho ilusión la coincidencia.

Te regalo su vídeo, que es tan bonito ...

Azul

Besiños de martes, querida Militos.

Rosa dijo...

También me ha emocionado lo que dices.

Rosa dijo...

Besiños de sábado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...