sábado, 28 de mayo de 2016

MADONNA DE GHISALLO, PATRONA DE LOS CICLISTAS



 
 
Madonna de Ghisallo, primera Patrona de los ciclistas
 
Tengo que decirlo, me emociona cómo la devoción a María llega a todas partes y pese a que el mundo actual quiera en ocasiones alterarla, no lo consigue.
En el rincón más insospechado, surge su imagen; por apariciones, necesidades o distintos motivos se levantan ermitas y santuarios en su honor que son ocasión de peregrinaciones, auténticos rincones marianos de oración, petición y acción de gracias por favores concedidos.
 
Es el caso del Santuario de la Madonna de Ghisallo (Italia)
 
 
 
Santuario de la Madonna de Ghisallo



 
Interior del Santuario, donde el mayor ornamento son las propias bicicletas que han quedado a su cobijo.
 
Así mismo, se puede observar en el centro del templo una gran antorcha  de bronce que fue encendida por Pio XII en el Vaticano y transportada,   hasta el Santuario, el día de su inauguración,  por ciclistas, mediante relevos. Esa antorcha, testimonio de fe, se mantiene encendida como ofrenda por los ciclistas fallecidos.
 
 
BREVE HISTORIA DEL SANTUARIO Y DEVOCIÓN A LA VIRGEN
 
Su existencia se remonta, según la leyenda, a la Edad Media cuando el caballero Ghisallo sufrió el ataque de unos bandidos y para salir victorioso del ataque prometió a la Virgen construir un templo en su honor si lograba vencerles, como así sucedió. Poco a poco el templo construido  fue convirtiéndose en lugar de peregrinación, al que acudían con mucha frecuencia los peregrinos montados en bicicleta.
 
Pasado el tiempo y al terminar la Segunda Guerra Mundial, el rector del Santuario, Ermelindo   Viganó, enamorado de su Virgencita y testigo de la devoción que  producía entre los deportistas que a Ella se acercaban, propuso al Papa Pio XII, en el año 1949 que la nombrase, patrona de los ciclistas, El papa accedió a ello mediante un Breve Pontificio y la Santísima Virgen María del Ghisallo fue nombrada Patrona principal de los Ciclistas italianos.
Ignoro si en otros países existe alguna otra advocación de la Virgen ejerza también este patronazgo.
 
 
 
 
 
 
 
Medalla de la Patrona de los Ciclistas
 
 Entre los corredores que han  portado esta antorcha se encuentran los famosos Fausto Copi y Gino Bartolli, quienes también han sido los primeros en dejar sus bicicletas como ofrendan a la Madonna
 
 
 
Museo donde se guardan las bicicletas donadas por los más famosos ciclistas de Italia
 
 y junto a él el monumento dedicado al Ciclista
 
 
 
 
 
 



Algunas bicicletas del mismo Museo


 
 
 
 
Recorrido de una vuelta ciclista  alrededor del Santuario de la Madonna de Guisallo
 
 
 
 
 
Y para terminar, lo más significativo e importante, extendido desde hace tiempo a otros lugares del mundo, 
es el fervor popular hacía esta Patrona , a la que se encomiendan los propios ciclistas en sus arriesgadas competiciones. 
 
 
 
 
Las campanas del Santuario no dejan de tañer cada vez que hay competiciones de ciclistas por aquella zona. Sin duda, aquellos tañidos transmiten fuerza y ánimo al pedaleo de los esforzados ciclistas.
 
 
 
¡¡¡Viva la Madonna de Ghisallo!!!
 
 
 

1 comentario:

Rosa dijo...

No tenía ni idea, es cierto la devoción a María se encuentra en todas partes.
Hemos estado de convivencia con el grupo parroquial, compartiendo las experiencias de este año. Ha sido un buen día.

Feliz día, querida Capitana.
Muchos besiños.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...