domingo, 5 de junio de 2016

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

 
 
 
Ayer viernes celebrábamos la festividad del Sagrado corazón de Jesús, cuya devoción ha llegado a nosotros gracias a las  apariciones a Santa Margarita María de Alacoque, hablándola  con estas palabras: 
 
"Mira este corazón mío, que a pesar de consumirse en amor abrasador por los hombres, no recibe de los cristianos otra cosa que sacrilegio, desprecio, indiferencia e ingratitud, aún en el mismo sacramento de mi amor. Pero lo que traspasa mi Corazón más desgarradamente es que estos insultos los recibo de personas consagradas especialmente a mi servicio." 
 
Ha tenido un gran arraigo entre  los católicos, no sólo por las promesas de  los Nueve  Primeros Viernes de mes, hechas a la santa para  que las diera a conocer, sino porque el corazón de Jesús es la fuente de todo amor.
 
Hoy sábado la fiesta está dedicada a su amantísima Madre María, ya que la celebramos como el "Inmaculado Corazón de María".
 
La devoción a este Corazón de María data del siglo XVII y se debe a u movimiento  espiritual promovido por San Juan Eudes, aunque fue en el  año1925 cuando comenzó su verdadera expansión, gracias a la apariciones de la Virgen de Fátima a Lucía y sus dos primos. en ellas prometió asistir en la hora de su muerte, para su salvación a todos aquellos que en los primeros cinco sábados consecutivos de mes, se confesasen, recibieran  la Sagrada Comunión y rezasen una tercera parte del Rosario, con la intención de reparación.
 
Hoy, precisamente, he encontrado esta oración dedicada a su Inmaculado Corazón que me ha gustado para traerla  al blog. Su autor es el sacerdote Emerson Velaysosa
 
Desde San Juan,  donde me encuentro para pasar unos días, os la dedico  por si gustáis rezarla


 
Al Inmaculado Corazón de María
(Para pedir un favor)

¡Corazón inmaculado de María!, desbordante de amor a Dios y a la humanidad, y de compasión por los pecadores, me consagro enteramente a ti. Te confío la salvación de mi alma.


Que mi corazón esté siempre unido al tuyo, para que me separe del pecado, ame más a Dios, al prójimo y alcance la vida eterna juntamente con aquellos que amo.

Medianera de todas las gracias, y Madre de misericordia, recuerda el tesoro infinito que tu divino Hijo ha merecido con sus sufrimientos y que nos confió a nosotros sus hijos.

Llenos de confianza en tu maternal corazón, que venero y amo, acudo a ti en mis apremiantes necesidades. Por los méritos de tu amable e inmaculado Corazón y por amor al Sagrado Corazón de Jesús, concédeme la gracia que pido (mencionar aquí el favor que se desea)

Madre amadísima, si lo que pido no fuere conforme a la voluntad de Dios, intercede para que se conceda lo que sea para la mayor gloria de Dios y el bien de mi alma. Que yo experimente la bondad maternal de tu corazón y el poder su pureza intercediendo ante Jesús ahora en mi vida y en la hora de mi muerte. Amén.

Corazón de María, perfecta imagen del corazón de Jesús, haz que nuestros corazones sean semejantes al tuyo. Amén.
 
 

1 comentario:

Rosa dijo...

No conocía esta oración.
Amén. Gracias, querida Capitana.
Que paséis unos días felices en San Juan.

Besiños enormes (besiños, pero enormes, jajaja...), querida amiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...