domingo, 23 de abril de 2017

DIVINA MISERICORDIA. HOY 23 DE ABRIL





 
Instaurada en el 2000 por el papa Juan Pablo II, se celebra hoy domingo, 23 de Abril, la fiesta de la Divina Misericordia. En este segundo domingo de Pascua se venera especialmente la imagen de Jesús Misericordioso, de acuerdo a la descripción de la religiosa polaca Santa María Faustina Kowalska.



Historia de la fiesta litúrgica

La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó el 23 de mayo del 2000 un decreto en el que se establece, por indicación de Juan Pablo II, la fiesta de la Divina Misericordia, que tendrá lugar el segundo domingo de Pascua. La denominación oficial de este día litúrgico será «segundo domingo de Pascua o de la Divina Misericordia».



Ya el Papa lo había anunciado durante la canonización de Sor Faustina Kowalska, el 30 de abril del 2000:
 
«En todo el mundo, el segundo domingo de Pascua recibirá el nombre de domingo de la Divina Misericordia. Una invitación perenne para el mundo cristiano a afrontar, con confianza en la benevolencia divina, las dificultades y las pruebas que esperan al género humano en los años venideros».

Santa Faustina, que es conocida como la mensajera de la Divina Misericordia, recibió revelaciones místicas en las que Jesús le mostró su corazón, fuente de misericordia y le expresó su deseo de que se estableciera esta fiesta.

Los apóstoles de la Divina Misericordia son sacerdotes, religiosos y laicos, unidos por el compromiso de vivir la misericordia en la relación con los hermanos, hacer conocer el misterio de la divina misericordia e invocar la misericordia de Dios hacia los pecadores. Esta familia espiritual, aprobada en 1996, por la arquidiócesis de Cracovia, está presente hoy en 29 países del mundo.

El decreto vaticano aclara que la liturgia del segundo domingo de Pascua y las lecturas del breviario seguirán siendo las que ya contemplaba el misal y el rito
romano.

indulgencia plenaria
 
Con motivo de esta festividad la Iglesia concede Indulgencia Plenaria a los fieles que en este día quieran obtenerla con las condiciones estipuladas para su consecución.



 4. ¿Qué son las indulgencias
Digamos dos definiciones:

o Brevemente: indulgencia es la supresión de la pena debida por los pecados que la Iglesia otorga a quien realice determinadas acciones.
o La indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos. (cfr. Mt 16, 19).

5. ¿Las indulgencias pueden aplicarse a los difuntos? Las indulgencias siempre son aplicables o a sí mismos o a las almas de los difuntos, pero no son aplicables a otras personas vivas en la tierra. Algunas indulgencias sólo pueden aplicarse a los difuntos; por ejemplo, rezando por ellos en un cementerio se consigue una indulgencia parcial, que será plenaria si se hace los días 1 al 8 de noviembre (una cada día).

6. Tipos de indulgencias: Las indulgencias se agrupan en dos clases:

o Indulgencias plenarias: borran todo resto de pecado dejando el alma dispuesta para entrar inmediatamente en el cielo.
o Indulgencias parciales: borran parte de la pena que los pecados cometidos reclaman.

B. Indulgencias plenarias

1. Condiciones para conseguir una indulgencia plenaria: Esta indulgencia tiene un valor muy grande y requiere varias condiciones:

o Los mismos requisitos que en las indulgencias parciales:
. realizar la acción que la Iglesia premia con esta indulgencia.
. estar en gracia de Dios antes de acabar la obra premiada.
. tener intención al menos general de ganar la indulgencia.
o Sólo se puede ganar una indulgencia plenaria cada día.
o Tener la disposición interior de un desapego total del pecado, incluso venial.
o Confesarse, al menos veinte días antes o después de realizar la acción premiada (sin olvidar que hay que estar en gracia de Dios antes de acabar la acción). Una misma confesión puede servir para ganar varias indulgencias plenarias.
o Comulgar, en ese mismo periodo de tiempo.
o Rezar por las intenciones del Papa un Padrenuestro y un Avemaría, u otras oraciones.
 
 
Datos tomados de: Catolic.net

2 comentarios:

Maite Lorenzo dijo...

Buenos días, Militos.
No sabía esto. Te agradezco.
Hoy confiesa mi hijo por primera vez y le imponen la cruz. Un acto previo a la Primera Comunión.
Besos y buen día

Rosa dijo...

Gracias, tampoco lo conocía.

Tuvimos celebración familiar el 22, ya sabes, la de todos los años con los primos.

Besiños, querida Capitana.
Espero que te encuentres bien.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...