martes, 16 de mayo de 2017

MARTES CON ARCENDO, COHERENCIA



martes, 12 de julio de 2011


NECESIDAD DE COHERENCIA

.

A veces los enemigos se agarran a un clavo ardiendo para ofender y otras veces, habrá que reconocer que se las ponemos…. “a huevo”.

Me temo que la incoherencia, de algunos “cristianos”, es la peor imagen de la Iglesia de hoy.

No se puede ir por la vida ofreciendo dos caras absolutamente opuestas y pretender después el respeto de los demás. Los llamados “beatillos” de siempre, en todos los tiempos, han sido objeto de las más crueles bromas.

Esta sociedad, a pesar de lo muy podrida que pueda estar, reconoce lo auténtico y de una manera u otra acaba rechazando al hipócrita, y este, acaba siendo el blanco perfecto de todas las burlas…, probablemente no sin cierta razón.

.

Es frecuente que en muchas de esas infames series de televisión de “invención” española, uno de los protagonistas, probablemente el tipo más antipático, el más corrupto, el más aborrecible…., sea el católico.

Es costumbre tolerada y “reída” que el papel más patético, más mojigato y más friki sea el del católico.

Es también ya, hábito consentido y aplaudido que…, ese mismo tipo que se pasa el tiempo bendiciendo –en latín- a todo bicho viviente; al tiempo se va de “guarrillas” a la primera de cambio; se queda con dinero del prójimo al primer descuido y no duda en clavar toda clase de puñaladas traperas, a diestro y siniestro.

.

Es muy triste que esto sea así, y que hasta los católicos riamos tales chanzas, que no tienen gracia alguna. En mi caso particular, muchas veces, pierdo la paz, me siento molesto, me siento agredido.

Ya sé que esas comedietas, aunque nada tienen de inocentes, son tan grotescas que se descalifican solas, pero es que resulta que, yo soy y me siento católico y EN NADA, me siento representado o identificado con tan detestables personajes.

.

Sin embargo, y es a lo que voy…, aunque estos bodrios, por lo malos que son, y por el mal que hacen, solo sean merecedores del olvido, convendría analizar muy bien, las razones de sus efímeros e indudables éxitos de audiencia. Porque hasta del enemigo, podremos sacar enseñanzas.

En este caso pienso que, lo que causa tanta gracia y provoca tanto “share”, es… la hipocresía del personaje. Su doble moral, es lo que le hace digno de todas las burlas,

Y es precisamente ahí, donde los católicos de verdad, hemos de plantar cara, hacer frente con una coherencia de vida, a prueba de bomba.

.


Para eso, es absolutamente necesaria la formación, para saber nuestras verdades y como actuar para defenderlas. Y después, ser totalmente fieles a nuestros principios.

Que nuestras vidas, sean reflejo, continuo, de lo que pensamos y decimos creer.

Por encima de todo, tiene que estar EL AMOR, que es nuestro mandato supremo.

.

En una vida ajustada al Evangelio, no pueden caber, “beaterias”, sino oraciones vocales sentidas y después vividas.

En una coherente vida de fé, NO pueden caber chismorreos, sino diálogos e implicaciones sinceras en la vida de los demás.

No pueden caber egoísmos, ni violencias; solo paz y caridad.

.

La religión, es vida compartida. A pesar de que todos nuestros políticos clamen por sojuzgar la religión en las intimidades personales, debemos de SACAR nuestra fé siempre y en todo momento que tengamos oportunidad. Porque ¡la religión es VIDA!, y si no, no es NADA.

.

Y… la religión católica es, o debe ser TODO lo contrario, a lo que nos presentan esas series televisivas, que…., desgraciadamente no se inventan nada. Porque todavía aún, en nuestra sociedad, quedan muchos “cristianismos” como los que ahí se pintan, y eso es a lo que me refería, cuando decía al principio que, a veces, se lo ponemos “a huevo”, se lo damos... demasiado fácil al “enemigo”.

.

Lamentablemente todos conocemos algunos casoscada vez menos- de católicos de “salón”. Pero no podemos equivocar las cosas, ni renegar de nada. La estampita y el rosario no está reñido con procurar una vida coherente, es más, todas esas saludables y recomendadísimas prácticas de devoción son decididamente complementarias. Vida social y vida de oración están intima e inseparablemente ligadas en el cristiano.

.

Pienso, como conclusión, que se hace necesario, de cada uno, un exhaustivo examen de conciencia personal, para intentar mejorar nuestras conductas y dar una imagen exacta de Cristo en el mundo, a través de nuestras vidas.

Solo siendo sinceros, esforzándonos en ser coherentes, poniendo AMOR en lo que hagamos, podremos anular eficazmente, todas las imágenes distorsionadas, que quieran dar de nosotros.

Pero, el primer esfuerzo ha de ser, principalmente nuestro, procurando no darles cancha en ningún momento.

.

Os dejo con una selección de textos de San Josémaría que explica, lo que quiero transmitir hoy, mucho mejor que yo:

.

La unidad de vida "es fundamento de la peculiar fisonomía de nuestra familia sobrenatural" Nuestro obrar debe seguir -con sencillez y coherencia- a nuestro ser de hijos de Dios

Unidad de vida en las actividades ascéticas, apostólicas, profesionales y familiares. Apartarse "de la tentación, tan frecuente (...) de llevar como una doble vida: la vida interior, la vida de relación con Dios, de una parte; y de otra, distinta y separada, la vida familiar, profesional y social, plena de pequeñas realidades terrenas" (Conversaciones, n 114).


Lo que hace posible la unidad de vida es el fiel cumplimiento de las Normas. Una persona piadosa cumple su deber." ".... Rectificar la intención; eliminar egoísmos. Trabajar por amor y sin espectáculo, imitando  a Jesucristo en sus treinta años de vida oculta" (cfr. Es Cristo que pasa, nn. 15 y 20).

.

De eso se trata pues…, el secreto no es otro que… vivir con total naturalidad, LA PROPIA COHERENCIA, no hay otro.
.

3 comentarios:

Rosa dijo...

Ni más ni menos.
Así es.

Besiños de martes, querida amiga.

Maite Lorenzo dijo...

Coherente reflexión, ya lo creo.
Gracias por compartirla.
Muchos besos

Militos dijo...

Queridas Rosa y Maite, sois un gran apoyo en estos martes con Arcendo.
Muchas gracias y besos de martes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...