jueves, 18 de diciembre de 2008

ARMANDO EL BELÉN

Haciendo clik en las fotos se aprecian los detalles

Hoy me he llevado una alegría de esas que te ensanchan el corazón. Si alguien imagina que algo fantástico me ha debido suceder, no anda equivocado. ¡Fui al dentista! No, no es que tuviera toda la boca perfecta, ni que el odontólogo fuera un mister España, a pesar de tener los ojos entre verde y azul. Tampoco que José Angel, así se llama, decidiera hacerme el apañejo gratis. Todo lo contrario, pagaré como todo buen cristiano. Sin embargo, regresé a mi casa con esa alegría interior que transforma el rostro exterior en sonrisas. No doy más rodeos, lo cuento para que también quien lo lea se alegre conmigo.

Nada más entrar en la consulta, donde hace unos días se encontraba un sillón verde, contemplé maravillada el original Nacimiento que encabeza esta entrada. Me emocionó de tal forma que fui corriendo a buscar mi cámara de fotos. Con razón me dicen que debo llevarla siempre en el bolso, como llevo los bolis y los cuadernillos, pero no aprendo. Menos mal que lo tengo cerca. Lo bueno de mi barrio es que casi la totalidad de lo que necesitas para vivir te pilla cerca, junto con los coches, las motos, las ambulancias, los bomberos... tienes tiendas de chinos, iglesias, bares a porrillo, mercería, ¿qué es eso? sí ese comercio pequeño donde se venden los más variados utensilios de reparación y elaboración de vestimenta que ya nadie repara en sus hogares, pero que está bien se perpetuen cerca de una, por si alguna hija le da por volver al pasado y pregunta: Mamá ¿Cómo se enhebra una aguja?. Todo puede suceder, más se perdió en Cuba. No voy a seguir provocando la envidia de quienes puede que vivan en la periferia y no les quede más remedio que adquirir todas sus compras, incluso las menudencias, en esos grandes almacenes que te felicitan por Navidad... Con el permiso del amo del Belén, ni corta ni perezosa retraté este paisaje de la Navidad de hace veintiun siglos.

El doctor, despojándose de su mascarilla, me contó la historia de su Belén que tiene ya unos veinte años. Se lo hicieron por encargo unas monjas de clausura, con esa manos especiales que Dios da a las contemplativas para hacer toda clase de labores manuales, desde sabrosos dulces, ajuares de novia. Bueno esto no sé si todavía será costumbre o tal vez hoy se casen con lo puesto. A mi me lo hicieron las hijas de la Caridad que residían en la desaparecida Inclusa de la madrileña calle O'Donnell, donde mi padre fue por años Interventor de la Diputación Madrileña. Todavía alguna servilleta primorosamente bordada aparece de vez en cuando por los cajones.

Detalle del nacimiento donde se ven los Reyes Magos y al fondo, en la repisa de recepción, unos cartelitos propios del lugar en que se encuentra ubicado. Este enfoque lo hice, más que nada, para que nadie dude que fue en la consulta odontológica donde lo encontré.


Mi ódontólogo está orgullosísimo de esas figuras de tela y fieltros, hechas a mano con todo primor y detalle que no se aprecian en la fotografía. Aseguro que es digno de visitar e incluso pasar por la consulta, previo pago de factura de arreglo bucal, únicamente para contemplar esta obra de arte.
Pero mi contento no se debe exclusivamente al Nacimiento que es maravilloso, por la ternura de cada figura que refleja las horas de oración invertidas sin duda por las religiosas, mientras hilo y aguja daban forma y expresión a pastores, ovejas, lavanderas, ángeles Reyes y al Misterio de nuestra Redención. El colofón fue cuando escuchaba las razones de José Angel al desembalar cada año este regalo para la vista.

Mi boca abierta al máximo, no por el estupor de escuchar palabras que hoy día no es frecuente escuchar, sino por la serie de instrumentos torturadores, estratégicamente colocados en mi cavidad bucal, propios del lugar donde me encontraba. Alegaba mi doctor que hay que dar testimonio de lo orgullosos que estamos de nuestra religión católica porque ya está bien de que nos atropellen con tantas restricciones, con la desaparición de nuestros signos más representativos del catolicismo, los Crucifijos, los detalles verdaderamente navideños para adornar calles y comercios. No señor, decía él mientras yo asentía boquiabierta, sin poder pronunciar palabra por las circunstancias del momento: "Yo felicito a todos mis clientes con tarjetas que representan de verdad la Navidad, y al que no le guste que haga lo que quiera con ellas". Um, um... le respondía yo para mostrar de alguna forma mi acuerdo con él. "No le digo más, que hasta a Mohamed, un cliente musulman, le envío la misma que a todos". Y en ese momento sí me hizo daño, seguro que evocaba las Cruzadas o algo parecido porque me introdujo una de las armas propias de su profesión un poco más al fondo.

A pesar de mi fama de persona sufrida, debo confesar que un quejido si salió de mi boca torturada. No me enfadé, lo que acababa de oir bien valía un puyazo. Son de esas declaraciones de principios que tanto anhelas escuchar y que donde menos lo esperas, ya ves, en en el dentista. ¿Valen o no una dolorosa factura?


16 comentarios:

Desire dijo...

Es un hermoso y bello nacimiento sin duda Mili que alegria que hayas podido captarla para nosotros. Creo que es tambien una gran manera de demostrar y defender nuestras creencias.

Aguijón dijo...

me gusta tu Belén... un poco tarde eh!!! jejeje....
POr cierto, en casa y en cada de mi madre, el faldón que cubre la mesa del Belén es la Bandera de España... ya lo hacía así mi abuelo materno... es una idea, por si no se te había pasado por la cabeza, que seguro que sí.
un beso y feliz Navidad.

Militos dijo...

Aguijón este Belén es el de mi dentista. Mi tradicción es ponerlo cuando les dan las vacaciones a los niños y luego no lo quito hasta el 2 de febrero, día de la presntación del Niño jesús en el templo, que es cómo se hacía en los primeros años de los Nacimientos.
Lo de la bandera es una gran idea. Muchas gracias. ¡Feliz Navidad para tí y tu familia. Un beso

Desiré: ¿Verdad que es precioso? Y tienes razón es una forma de dar testimonio de lo que creemos. Besitos

Guerrera de la LUZ dijo...

Es precioso Militos.

Te deseo unos días felicísimos junto a nuestro querido Niño.

Un beso muy grande.

MARISELA dijo...

Me encanta este Belén, las figuras son preciosas y muy expresivas. A mí siempre me ha gustado hacer muñecas de trapo, que era como le decían en Cuba. Quizás este Nacimiento me estimule a volver a coser. A propósito de las mercerías: yo las adoro. Bordo a punto de cruz y me pierdo en las de mi pueblo cuando tengo tiempo.
¿en lo que yo digo accerca de que somos más de lo que parece? Pues que cunda el ejemplo!!!!.

Aprendiz dijo...

Muy bonito el belén. Me alegra que haya gente como tu dentista que felicite la Navidad a sus clientes sin complejos. Como él dice, a quién no le guste que no mire.

Besos

Militos dijo...

Gracias Guerrera, te deseo igulmente una felicísima Navidad y un Año Nuevo lleno de venturas. Un abrazo fuerte.

Aprendiz: No sabes el gusto que da hablar con mi dentista cuando para de meterte utensilios en la boca. Es un sol. besitos


Marisela: A mí también me encantan las mercerías y yo no paraba de hacer toda clase de cuadritos de punto de cruz hasta que descubrí esto de los blogs y fue mi perdición.
Aquí también se llamaban muñecos de trapo, pero no lo dije por si no se me entendía.
Te deseo una Santa y feliz Navidad con tu familia y que Dios nos ayude en el Nuevo Año.
Muchos besos

Fran dijo...

Qué Belén más bonito. Gracias por traerlo aquí.

maria jesus dijo...

Es un belen muy bonito. Antes de leer, pensé que lo habias hecho tú en la clase de labores y me entro un complejo galopante, yo no pasé del dormilon que al final lo montaba la costurera.

Militos dijo...

¡Ojalá lo hubiera hecho yo!, María jesús, lo que sí me tocó fue hacer una de aquellas muñecas que se llamaban Curras, no sé si te acuerdas. Besitos

Militos dijo...

María Jesús, se me olvidaba: me pusieron Notable por la Curra. Más besitos

ARCENDO dijo...

Off topic. En mi casa también llegó "EL Belen", y estaré esta semana y la que viene mas liado que de costumbre, por eso no quiero pasar sin desearte que estas Navidades, sean para tí y para los tuyos esplendidas en todos los sentidos. Alegría, que el Niño Jesús va a nacer para nosotros, Se te quiere y mucho.
Besos navideños querida HERMANA.

Alter ego (el otro yo) dijo...

Hola militos,vengo a desearte una felices fiestas y lo más importante:Feliz Navidad con tus hijos,nietos y a su querido marido.
Hasta pronto militos.

Militos dijo...

Muchas gracias Alter igual te deseo a tí, a tu mujer y a Martín hijo. Bueno ya todos los familiares con los que paséis la Navidad.
Un abrazo

blumun dijo...

He aquí el Belén del dentista, sabía que lo encontraría :)
Se armó el Belén!! de Paco Martinez Soria .
Un abrazo y Feliz Navidad.

blumun dijo...

He aquí el Belén del dentista, sabía que lo encontraría :)
Se armó el Belén!! de Paco Martinez Soria .
Un abrazo y Feliz Navidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...