jueves, 19 de febrero de 2015

SANTA BERNARDITA



 
 
 
El día 11 de febrero celebramos la festividad de Nuestra Señora de Lourdes. Para mi siempre fue una imagen muy querida porque antiguamente en la mayoría de los colegios existía una gruta,  en el patio de recreo con Ella, a la que acudíamos con múltiples peticiones. 
 
 En el mes de mayo solíamos rezar el Rosario a su alrededor. Incluso  un día de dicho mes.  tenía lugar el Rosario voluntario de la Aurora. Supongo que la Virgencita disfrutaría viéndonos rezar Avemarías  sin poder disimular   nuestras caras de sueño.
 
 
Bernadette Soubirous nació el 7 de enero de 1844, muriendo el 16 de abril de 1879, siendo canonizada por la Iglesia Católica en 1933. su cuerpo permanece incorrupto en  Nevers.
 
Durante el año 1858 fueron dieciocho las apariciones de la Virgen  en Lourdes que más tarde obtendrían el visto bueno de la Iglesia, constadas por los milagros que fueron sucediendo y que, después de muchos sufrimientos y persecuciones de las autoridades civiles e incluso de algunas eclesiásticas, terminaron por conferirle fama mundial de santidad ya antes de su muerte. 
 
Ingresó en el Convento de las Hijas de la Caridad de Nevers, donde recibió malos tratos por parte de algunas de las hermanas que no querían creer en las apariciones de la Virgen. Allí mismo murió y en ese lugar se conserva su cuerpo incorrupto
 
 
 
No encuentro una manera más certera para entender su santidad y su humildad que transcribir su propio testamento:
 
 
Testamento espiritual de Santa Bernadette
 en Nevers (Francia).
 
Por la pobreza en la que vivieron papá y mamá, por los fracasos que tuvimos, porque se arruinó el molino, por haber tenido que cuidar niños, vigilar huertos frutales y ovejas y por mi constante cansancio... te doy gracias, Jesús.
 
Te doy gracias, Dios mío, por el fiscal y por el comisario, por los gendarmes y por las duras palabras del padre Peyramale...
 
No sabré cómo agradecerte, si no es en el paraíso, por los días en que viniste, María, y también por aquellos en los que no viniste. Por la bofetada recibida y por las burlas y ofensas sufridas, por aquellos que me tenían por loca, y por aquellos que veían en mí a una impostora; por aquel que trataba de hacer un negocio...Te doy gracias, Madre.
 
Por la ortografía que jamás aprendí, por la mala memoria que siempre tuve, por mi ignorancia y por mi estupidez, te doy las gracias.
 
Te doy las gracias porque si hubiese existido en la tierra un niño más ignorante y estúpido, tú lo hubieses escogido.
Porque mi madre haya muerto lejos. Por el dolor que sentí cuando mi padre, en vez de abrazar a su pequeña Bernardita, me llamó "Hermana María Bernarda"... te doy las gracias.
 
Te doy las gracias por el corazón que me has dado, tan delicado y sensible, y que colmaste de amargura.
 
Porque la Madre Josefa anunciase que no sirvo para nada, te doy las gracias.
Por el sarcasmo de la madre maestra, por su dura voz, por sus injusticias, por su ironía y por el pan de la humillación... te doy las gracias.
 
Gracias por haber sido como soy, por que la Madre Teresa pudiese decir de mí: "Jamás le cedáis lo suficiente".
 
Doy las gracias por haber sido una privilegiada en la indicación de mis defectos y que otras hermanas pudieran decir: ¡Qué suerte que no soy Bernardita!
 
Agradezco haber sido la Bernardita a la que amenazaron con llevar a la cárcel porque te vi a ti, Madre...
Agradezco que fui una Bernardita tan pobre y tan miserable que, cuando me veían, la gente decía: "¿Esa cosa es ella?". La Bernardita que la gente miraba como si fuese el animal más exótico.
 
Por el cuerpo que me diste, digno de compasión y putrefacto... por mi enfermedad que arde como el fuego y quema como el humo, por mis huesos podridos, por mis sudores y fiebre, por los dolores agudos y sordos que siento... te doy las gracias, Dios mío.
 
Y por el alma que me diste, por el desierto de mi sequedad interior, por tus noches y tus relámpagos, por tus rayos... por todo.
 
Por ti mismo, cuando estuviste presente y cuando faltaste... te doy las gracias, Jesús...

 

4 comentarios:

gosspi dijo...

Precioso post Mili...siempre me estremecen los santos...esta chica esta bellisima aun muerta..es un signo de resurreccion!!
Y la oracion me deja sin palabras...por todo hemos de dar las Gracias ! por todo...
Feliz Cuaresma hermosa...un beso

Rosa dijo...

Es bellísimo este testamento, me ha encantado leerlo. Siempre nos dejas verdaderas joyas.

Besiños, mi querida Militos. Que tengas un buen fin de semana.

MARISELA PEREZ dijo...

los santos parecen lejanos, hechos de otra pasta; pero no, son como nosotros sienten y padecen, pero todo lo padecido y sentido lo ofrecen al Señor, todo lo hacen por Él y son capaces de cualquier humillación y dolor con tal de estar con Él en la vida ¡cuánto más fácil se nos haría todo!
Ojalá un día pueda yo decir esas palabras de santa Bernardita: gracias por todo, por estar y no estar.....

Un abrazo y feliz día.

Maria del Rayo dijo...

Que precioso!!
Saludos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...