jueves, 23 de abril de 2015

DINERO Y PUBLICIDAD





Lejos han quedado aquellos tiempos en que cantábamos: "Tres cosas hay en la vida": Salud, Dinero y Amor, aunque la verdad es que esa canción nunca me gustó demasiado, sobre todo por lo del dinero, pero es que hoy aún me parece peor, hoy ni siquiera se tienen esos deseos de supervivencia, hoy la sociedad se está degenerando y lo que priva es el poder, el dinero y la publicidad.
 
Publicidad en doble sentido, en ser famosos, salir en los medios, aunque sea a base de malos actos, en ocasiones demasiado frecuentes de asesinatos. Y publicidad para ganar dinero. Son demasiado los carteles y luminosos que es frecuente contemplar en muchos edificios particulares anunciando toda clase de elementos bebibles, técnicos y de todo tipo. Imagino que para ello toda la Comunidad del edificio ha otorgado su conformidad, a cambio de una buena compensación monetaria, aunque los anuncios afeen el propio edificio.
 
Del Poder no hace falta ni hablar, ya que  cada día venimos experimentando las ambiciones de políticos que aspiran al asalto del poder de gobernar  mediante alentadoras promesas electorales que en su mayoría no cumplen, todo para ganar unos votos  de los cautos ciudadanos que se dejan encandilar por las "luces de colores" (como decía Tagore).
 
En esto, como en todo, siempre hay excepciones, pero éstas nunca llegan a una mayoría electoral porque les escandaliza falsear sus propios ideales.
 
 
 
A todo esto, lo que me ha motivado a escribir esta entrada es que hace unos días me llevé la sorpresa de que algo ensombrecía la luz que cada mañana entraba por mi amplia ventana, hasta tal punto que me impedía leer con claridad. Es cierto que ya llevábamos unos cuantos días con andamios en el edificio para reparar la fachada, que a mi juicio no necesitaba reparación alguna, pero claro es que yo no soy propietaria...  De pronto, caí en la cuenta de que por si fuera poco nos habían colgado una especie de malla desde el octavo piso hasta el primero, precisamente en la parte que atañe a nuestra zona, malla que semeja una canasta de baloncesto, como podéis ver en la imagen que encabeza este post, con una leyenda publicitaria, de Aéreo Líneas Turcas Como compensación a la Comunidad de propietarios, una muy generosa aportación económica.
 
 
 
Comprendo que la vida de hoy es dura y todo cuesta mucho, pero no sé si el "Todo vale" compensa esta invasión del hogar  en estas ocasiones. Para mí no, desde luego.
 
El otro día escribí en Facebook:  "Nuestra sociedad está podrida, sólo interesa el dinero y la publicidad, pero no podemos odiarla porque es la NUESTRA, hay que regenerarla con la ayuda de Dios.
 
Hoy lo repito aquí y os dejo este bonito mapa de España para que la Virgen María proteja y libre de todo mal a nuestra amada Patria.
 
 
 

4 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

La verdad, yo si protestaría.
Muchos saludos!!
DTB!!

maria jesus dijo...

Mujer, es aprovechar la malla protectora que de todas maneras tienen que poner. Un beso Militos

Rosa dijo...

Pues, sí, la verdad, hay que tener mucha paciencia, el dinero parece que es lo más importante. Estoy de acuerdo con lo que dices.

Me ha encantado el mapa, lo guardo.

Besiños. Feliz fin de semana, querida amiga.

Rosa dijo...

Besiños de sábado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...