lunes, 13 de febrero de 2017

PREGUNTA RETÓRICA




 
En el Evangelio de hoy (Marcos, 8, 11-13), los fariseos, para ponerte a prueba, Jesús, te piden un signo y Tú no quieres dárselo.
 
 Señor, yo nunca te he pedido señal alguna, pero, en esta hora callada del anochecer hay una pregunta que quiero hacerte ¿Señor, sufres Tú por nosotros las mismas angustias que las madres sufrimos por los hijos? 

RESPUESTA:






AMEN, AMEN, AMEN

 
 
 
 
 
 

3 comentarios:

Rosa dijo...

Sí, la respuesta.
Amén.

Precioso.

Besiños del alma, querida amiga.

Militos dijo...


Muchas gracias, querida Rosa, tú me entiendes.

Besiños del alma

Maite Lorenzo dijo...

Queda claro.

Feliz dia, Militos. Un fuerte abrazo desde el corazón. Y otro para Rosa.
Besos para las dos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...